Categorías
Ciencia

Los investigadores encuentran un salto rápido en el campo magnético de la Tierra

Un equipo de investigación dirigido por científicos en Taiwán y China anunció el 21 de agosto de 2018 que el campo magnético protector de la Tierra ha experimentado cambios relativamente rápidos en el pasado, incluido uno que duró apenas dos siglos. Eso contrasta rápidamente con los miles de años que se creía necesarios para la inversión de un polo magnético, un evento por el cual el sur magnético se convierte en el norte magnético y viceversa. Tal evento podría dejar a la Tierra con un campo magnético sustancialmente reducido durante un período de tiempo desconocido, exponiendo a nuestro mundo a los peligrosos efectos del sol. Si ocurriera en el mundo actual de la energía eléctrica ubicua y las comunicaciones globales interconectadas, un campo magnético reducido podría costarnos billones de dólares. La revista revisada por expertos Proceedings de la Academia Nacional de Ciencias publicó este nuevo trabajo el 20 de agosto.

El coautor Andrew Roberts de la Universidad Nacional de Australia (ANU) dijo en un comunicado que la fuerza magnética de la Tierra podría disminuir en un 90 por ciento durante una inversión magnética. Él dijo:

El campo magnético de la Tierra, que ha existido durante al menos 3,45 mil millones de años, proporciona un escudo contra el impacto directo de la radiación solar.

Incluso con el fuerte campo magnético de la Tierra en la actualidad, aún somos susceptibles a las tormentas solares que pueden dañar nuestra sociedad basada en la electricidad.

Roberts contribuyó al estudio a través de un análisis magnético preciso y datación radiométrica de una estalagmita de una cueva en el suroeste de China. A través de este estudio, él y sus colegas agregaron al registro paleomagnético conocido de hace 107,000 a 91,000 años. Una mirada de cerca a este conjunto de datos de 16,000 años de duración reveló que, durante este período, la polaridad se revirtió en solo un par de siglos hace unos 98,000 años. Roberts comentó:

El registro proporciona información importante sobre el antiguo comportamiento del campo magnético, que ha variado mucho más rápidamente de lo que se pensaba.

Como lo describieron los investigadores, el lanzamiento fue casi 30 veces más rápido que un tiempo generalmente aceptado requerido para voltear la polaridad y 10 veces más rápido que la velocidad de cambio conocida más rápida.

Las reversiones de polos magnéticos son eventos naturales, y la vida terrenal ha evolucionado durante miles de millones de años, con ellos en segundo plano. Lo que es diferente hoy en día es que los humanos hemos desarrollado tecnologías susceptibles a los eventos en el sol. Para darte una idea de cuán poderoso es el sol, mira un poco el siguiente video, que muestra una erupción del sol del 19 de julio de 2012. La erupción produjo una llamarada solar moderadamente poderosa, explotando en la extremidad inferior derecha del sol, enviando luz y radiación. Luego produjo una eyección de masa coronal, o CME, que salió disparada hacia la derecha hacia el espacio. Son las CME las que son tan peligrosas para las tecnologías terrenales .

Como hacen tantas discusiones de este tipo, la declaración de ANU sobre el nuevo trabajo se remonta a lo que se conoce como el Evento Carrington de 1859. Su nombre proviene del astrónomo británico Richard Carrington, quien descubrió la erupción solar precedente. Es la tormenta solar más grande jamás registrada (pero, recuerde, nuestro registro humano no dura mucho, en contraste con los millones de años de existencia humana). De acuerdo con un artículo en Physics World en 2014 :

Esta masiva CME lanzada … el equivalente a 10 mil millones de bombas de Hiroshima explotando al mismo tiempo. [Lanzó] alrededor de un trillón de kilogramos [un millón de toneladas] de partículas cargadas hacia la Tierra a velocidades de hasta 3.000 km / s [1900 millas / seg]. Sin embargo, su impacto en la población humana fue relativamente benigno ya que nuestra infraestructura electrónica en ese momento no equivalía a más de 200,000 kilómetros [120,000 millas] de líneas telegráficas.

El evento de Carrington tuvo lugar mucho antes de que nuestras enormes rejillas de energía eléctrica y los satélites en órbita. Un evento más reciente, el mayor efecto terrenal de una tormenta solar que se recuerda, ocurrió el 13 de marzo de 1989 . Una tormenta en el sol ese día causó auroras que se podían ver tan al sur como Florida y Texas. Hizo que algunos satélites en órbita perdieran el control temporalmente y, lo que es más importante, desencadenó un colapso eléctrico de la red eléctrica de Hydro-Québec , causando un apagón eléctrico generalizado durante aproximadamente nueve horas.

Y ese es el problema. Los eventos en el sol y las CME que los acompañan no son dañinos para la vida terrenal. Después de todo, la vida en la Tierra ha evolucionado durante miles de millones de años, ya que ocasionalmente se produjeron súper tormentas solares. Pero estos eventos climáticos espaciales son dañinos para las tecnologías humanas, como los satélites y las redes eléctricas.

En su mayor parte, nuestro campo magnético nos protege. Con el campo magnético de la Tierra en su lugar, necesitarías una llamarada solar extremadamente fuerte para crear un Evento de Carrington. Pero si el campo magnético de la Tierra se redujera debido a una reversión continua del campo magnético, nuestras tecnologías quedarían vulnerables. Roberts comentó:

Afortunadamente, tal evento es un largo camino en el futuro y podemos desarrollar futuras tecnologías para evitar un gran daño, cuando sea posible, de tales eventos.

En pocas palabras: los investigadores han aprendido que las reversiones de campo magnético en la Tierra pueden ocurrir en una escala de tiempo relativamente rápida. Tienen evidencia de uno que tuvo lugar en solo dos siglos. Antes de este trabajo, se pensó que las inversiones magnéticas tomaron miles de años.

Categorías
Ciencia

Existe hielo en la superficie de la luna, confirma la NASA

Científicos de la NASA han confirmado el hielo creado por el agua en la superficie de la luna, un descubrimiento que podría desempeñar un papel importante en futuras misiones espaciales.

Un equipo de científicos, liderado por Shuai Li de la Universidad de Hawai y la Universidad Brown, utilizaron datos del Moon Mineralogy Mapper de la NASA para confirmar el hielo de agua en los polos norte y sur de la Luna, fríos y oscuros.

“La mayoría del hielo recién encontrado yace en las sombras de los cráteres cerca de los polos, donde las temperaturas más cálidas nunca alcanzan los -250 grados Fahrenheit. Debido a la muy pequeña inclinación del eje de rotación de la Luna, la luz solar nunca llega a estas regiones”, dijo la NASA. en una oracion.

Los depósitos de hielo podrían ser antiguos, agregó la agencia espacial estadounidense.

Las observaciones anteriores encontraron posibles signos de hielo en la superficie en el polo sur lunar. Sin embargo, este último descubrimiento podría significar que el agua es más accesible, despejando el camino para futuras expediciones.

“Con suficiente hielo en la superficie, dentro de los primeros milímetros, el agua posiblemente sea accesible como un recurso para futuras expediciones para explorar e incluso permanecer en la luna, y potencialmente más fácil de acceder que el agua detectada debajo de la superficie de la luna “. Dijo la declaración de la NASA.

Los últimos hallazgos fueron publicados en las Actas de la Academia Nacional de Ciencias el 20 de agosto.

Categorías
Ciencia

Hierro y titanio encontrados en ‘Ultrahot Júpiter’, un exoplaneta

Por primera vez, los astrónomos han encontrado hierro y titanio en la atmósfera de un planeta fuera del sistema solar. El exoplaneta, llamado KELT-9b, es el mundo alienígena más caliente jamás descubierto . El planeta es tan abrasador, incluso más caliente que la mayoría de las estrellas.

Este sofocante exoplaneta , ubicado a unos 620 años luz de distancia de la Tierra en la constelación de Cygnus, es lo que los astrónomos llaman un “Júpiter ultrahot”. KELT-9b es un mundo de gas gigante como Júpiter, el planeta más grande de nuestro sistema solar. Pero es mucho más grande, tiene tres veces la masa y el doble del diámetro de Júpiter, y orbita muy cerca de su madre estrella caliente, KELT-9.

“Ultrahot Jupiter” es un término no oficial para un exoplaneta caliente de Júpiter con temperaturas que exceden los 3,100 grados Fahrenheit (1,700 grados Celsius). “Están tan calientes que se parecen a estrellas aunque sean planetas”, dijo a Space.com Kevin Heng, un astrofísico de la Universidad de Berna en Suiza que participó en el estudio. KELT-9b puede alcanzar temperaturas de hasta 7,800 grados F (4,300 grados C).

Este calor récord permitió a los astrónomos detectar el hierro y el titanio en la atmósfera de KELT-9b. Si bien los investigadores sospechan desde hace tiempo que estos elementos están presentes en algunos exoplanetas, el hierro es uno de los elementos más abundantes del universo, es difícil detectarlos en ambientes más fríos porque los átomos están “atrapados en otras moléculas”, dijo Heng. Sin embargo, KELT-9b es tan caliente que las nubes no se condensan en su atmósfera, permitiendo que los átomos individuales de hierro y otros metales vuelen solos.

El titanio ha sido detectado en la atmósfera de un exoplaneta antes, pero no en su forma atómica. En septiembre de 2017, los astrónomos que utilizaron el Telescopio Espacial Hubble anunciaron que habían encontrado dióxido de titanio (moléculas que consisten en un átomo de titanio y dos átomos de oxígeno) en la atmósfera de un exoplaneta llamado Kepler-13A.

Los astrónomos pueden detectar diferentes elementos al observar el espectro de luz que proviene de un objeto en el espacio. Debido a que el exoplaneta no emite su propia luz, Heng y su equipo de investigadores observaron los datos del telescopio recogidos durante un tránsito solar, cuando el exoplaneta pasó directamente frente a su estrella como se ve desde la Tierra.

Convenientemente, los datos ya existían antes de que Heng y sus coautores decidieran abordar este estudio. Después de que sus colegas de la Universidad de Ginebra utilizaran esos datos espectrales para buscar hidrógeno en la atmósfera de KELT-9b, “en realidad mantuvieron los datos en el cajón porque no había ninguna razón para buscar hierro o titanio”, dijo Heng. “Entonces, hace unos meses, hicimos un estudio teórico, que predijo que el hierro y el titanio estarían allí, y eso motivó la búsqueda”.

Usando los datos de un año del Telescopio Nacional Galileo en La Palma, España, los investigadores comenzaron a buscar metales en el espectro de luz que brilló a través de la atmósfera de KELT-9b durante un tránsito de 4 horas de duración. Esta información fue recolectada usando un instrumento de espectrógrafo llamado HARPS , el Buscador de Planeta de Alta Velocidad Radial de Alta Precisión.

“Diferentes átomos o moléculas tienen una huella digital cuando se divide la luz en un espectro”, dijo Heng. “Dada la resolución suficiente, dados datos suficientemente buenos, cada molécula tiene una huella digital única”. Encontrar las huellas dactilares de hierro y titanio, elementos que Heng y su equipo ya sospechaban que existirían en la atmósfera de KELT-9b, requeriría “una combinación de conocimientos informáticos de alto rendimiento, una cuidadosa conservación de las bases de datos espectroscópicas y una meticulosa atención a los detalles “, Escribió Heng en una publicación de blog en Nature.com.

El equipo de Heng solicitó la ayuda de Simon Grimm, un astrofísico de la Universidad de Berna “que es (entre otras cosas) un experto en el cálculo de las opacidades de átomos y moléculas”, escribió Heng en la publicación del blog. “Estas opacidades no son triviales para computar, porque uno necesita evaluar las fortalezas y formas de millones a miles de millones de líneas espectrales”.

Estudios previos que analizaron el hidrógeno en la atmósfera de KELT-9b fueron capaces de ver una fuerte línea de absorción de hidrógeno en el espectro sin realizar un análisis de correlación cruzada más complicado como Heng y su equipo tuvo que hacer para encontrar hierro y titanio. Los astrónomos que recolectaron datos para buscar hidrógeno “carecían de la motivación teórica para llevar a cabo una búsqueda seria de metales como el hierro”, escribió Heng.

Otro estudio, publicado el 2 de julio en la revista Nature Astronomy, mostró que el hidrógeno en realidad está “hirviendo” en la atmósfera de KELT-9b y es absorbido por la estrella madre del planeta. “Es posible que elementos de metales pesados ​​también escapen porque el dramático escape de hidrógeno puede ‘arrastrar’ elementos pesados ​​a muy alta [en la] atmósfera”, Fei Yan, astrónomo del Instituto Max Planck de Astronomía y autor principal de la estudio, le dijo a Space.com en un correo electrónico.

Si bien el hierro y el titanio en la atmósfera de KELT-9b fue un gran descubrimiento, Heng le dijo a Space.com que “la técnica en sí es realmente emocionante” también. “Esta es la misma técnica que utilizaremos para detectar firmas de biología o biofirmas “, dijo Heng. “En la Tierra, creemos que es oxígeno y algunas otras moléculas oscuras, pero no sabemos qué son las biofirmas en general. Si supieras cuáles eran … podrías usar exactamente la misma técnica para detectar estas moléculas en planetas más pequeños y fríos” ”

Es poco probable que los astrónomos encuentren signos de vida en este planeta infernal, pero Heng y su equipo han encontrado otros elementos interesantes en los espectros de KELT-9b. “No quiero revelar demasiado, pero hemos encontrado otros metales”, dijo. “También estamos tratando de hacer que el Telescopio Espacial Hubble tenga tiempo para buscar agua también”. El objetivo es eventualmente tener “un inventario químico completo del planeta”, dijo. Hubble también podrá brindar una idea del clima en KELT-9b. “Deberían haber tormentas violentas en este planeta”, dijo.

Categorías
Ciencia

Científicos desarrollan un sistema para ralentizar los efectos del calentamiento global

La humanidad podría estar destruyendo lentamente el planeta Tierra, pero también existe la posibilidad de que seamos nosotros mismos para salvarlo. Un grupo de científicos liderado por Ian Power de la Universidad de Trent en Canadá ha anunciado el desarrollo de un sistema que puede atrapar CO2 en un mineral natural a un ritmo mucho más rápido de lo que podría hacerlo por sí mismo, lo que podría abrir la puerta a nuevas armas contra el clima cambio.

Las naciones industrializadas continúan arrojando varios gases de efecto invernadero a la atmósfera de nuestro planeta a un ritmo alarmante, aumentando gradualmente la temperatura de la Tierra a escala global a medida que más y más calor del Sol queda atrapado en su interior. El dióxido de carbono es uno de esos gases, y desarrollar un sistema para extraer parte de la atmósfera sería un gran paso hacia la mitigación del daño que los humanos están causando al planeta.

En su trabajo, los científicos estudiaron cómo se forma un mineral específico, llamado magnesita. Sabían que el mineral puede atrapar CO2, almacenarlo durante largos períodos de tiempo y eliminarlo de la atmósfera, pero la investigación sobre cómo logró esta hazaña fue mínima. Comenzaron estudiando de cerca la formación del mineral antes de probar nuevas formas de acelerarlo potencialmente.

Finalmente, el equipo tropezó con la solución mediante el uso de pequeñas bolas de poliestireno para acelerar la formación del mineral en gran medida. El proceso puede producir magnesita en tan solo 72 días, en lugar de los cientos de miles de años que tarda en formarse naturalmente.

“El uso de microesferas significa que pudimos acelerar la formación de magnesita en órdenes de magnitud”, dijo Power en un comunicado . “Este proceso tiene lugar a temperatura ambiente, lo que significa que la producción de magnesita es extremadamente eficiente en energía”.

Es un desarrollo impresionante, pero su trabajo aún no está hecho. Para que el proceso se use realmente para eliminar grandes cantidades de CO2 de la atmósfera, debe probarse a escala. La base científica está ciertamente allí, pero es posible que no sepamos cuán importante es este descubrimiento por algún tiempo.

Categorías
Ciencia

Parker Solar Probe ha lanzado su misión para tocar el sol

La sonda se encuentra en una misión de casi siete años que lo llevará más cerca del sol que cualquier otra nave espacial que haya viajado. Estudiará el sol como nunca antes, y nos dará pistas sobre cómo y por qué nuestra estrella más cercana se comporta de la manera en que lo hace.

La sonda llegará a 3.9 millones de millas de la superficie del sol y se convertirá en la nave espacial que más rápido viajará hasta la fecha, alcanzando velocidades de 430,000 millas por hora. En su enfoque cercano, enfrentará temperaturas de casi 2,500 grados Fahrenheit.

Todavía hay muchas cosas que no entendemos sobre el sol. Los datos de la sonda permitirán a los investigadores estudiar la fuente y las propiedades del viento solar, que puede alterar satélites y astronautas, así como algunos misterios debatidos durante mucho tiempo sobre el calor de la corona del sol.

Categorías
Ciencia

Los reptiles alados evolucionaron antes que los dinosaurios

Los paleontólogos han encontrado una nueva especie de pterosaurio, la familia de reptiles voladores prehistóricos que incluye pterodáctilo.

Tiene aproximadamente 210 millones de años, antes de sus parientes conocidos por 65 millones de años.

Llamado Caelestiventus hanseni , los delicados huesos de la especie se conservaron en los restos de un oasis en el desierto.

El descubrimiento sugiere que estos animales prosperaron en todo el mundo antes de que los dinosaurios evolucionaran.

Los pterosaurios son los vertebrados voladores más antiguos; el primero en descifrar el rompecabezas evolutivo del vuelo impulsado.

Como resultado de esta ingeniería, sus delicados esqueletos parecidos a pájaros a menudo se encuentran en un estado bastante aplastado.

“La mayoría de ellos están muy distorsionados, literalmente, como roadkill”, dice el autor principal, el profesor Brooks Britt, de la Universidad Brigham Young en Utah.

Encontrar el cráneo perfectamente conservado de esta especie temprana proporcionó a los investigadores una rara oportunidad de estudiar su estructura.

“Los huesos son tan delicados que no puedes sacarlos completamente de la roca porque se derrumbarían”, explica el profesor Britt.

En cambio, el equipo utilizó un escáner CT para construir un perfil digital del cráneo, y luego imprimió un modelo 3D detallado.

Esto reveló un conjunto notablemente complejo de dientes, incluidos colmillos afilados que sobresalen de la parte frontal de la boca, y dientes con forma de cuchilla a lo largo de la mandíbula inferior.

Categorías
Ciencia

Hayan dientes de mega-tiburón de hace 25 millones de años en Australia

Un maestro australiano y un entusiasta de los fósiles tropezó con el hallazgo de su vida cuando descubrió un conjunto de dientes fosilizados de 3 pulgadas de un tiburón extinto , conocido como el gran tiburón de dientes estrechos o Carcharocles angustidens .

Phillip Mullaly dijo que no podía creer lo que veía, mientras caminaba por Jan Juc, un pueblo costero y conocido sitio fósil a lo largo de Victoria’s Surf Coast en Australia.

“Estaba caminando por la playa en busca de fósiles, me volví y vi este destello brillante en una roca y vi un cuarto del diente expuesto”, dijo Mullaly en un comunicado . “Inmediatamente me emocioné, era perfecto y lo sabía. fue un hallazgo importante que debía compartirse con la gente “.

Los dientes, que miden 7 centímetros (2.7 pulgadas) de largo, pertenecen a uno de los depredadores oceánicos más grandes que jamás haya existido. Grandes tiburones dentados de dientes estrechos crecieron y sobrepasaron los 30 pies de largo, deambulando por los antiguos mares.

Encontrar los dientes es importante para entender cómo vivían los tiburones antiguos, ya que la mayoría de sus cuerpos están formados por cartílagos, que a diferencia de los huesos, no se fosilizan.

En comparación, se sabe que los blancos grandes crecen hasta 20 pies de largo, incluido el tiburón conocido como “Deep Blue”, el gran blanco más grande jamás capturado en la cámara.

El megalodon , del cual el gran tiburón dentado de dientes estrechos es un primo, es comúnmente aceptado que ha alcanzado los 60 pies de largo. Sin embargo, algunos científicos han teorizado que podría haber sido de 80 pies de largo.

El megalodon, que se extinguió hace 2,6 millones de años, se presentará en la nueva película “The Meg”, protagonizada por Jason Statham.

Los grandes tiburones dentados de dientes estrechos fueron los principales depredadores de su época, ya que vivieron hace aproximadamente 25 millones de años. Festejaron con ballenas antiguas, entre otras criaturas marinas.

El hallazgo de Mullaly es especialmente raro, ya que la mayoría de los fósiles de tiburón consisten en un solo diente, en gran parte debido a que los tiburones pierden dientes constantemente a lo largo de su vida. Desde diciembre de 2017 hasta enero de 2018, Mullaly y un equipo de Musuems Victoria descubrieron más de 40 dientes en total, y muchos pertenecían al Gran Tiburón de dientes estrechos y dentados.

Los otros dientes que se encontraron pertenecen a una variedad de otros tiburones, incluidos los tiburones marinos, que todavía están vivos en la actualidad.

“Estaba realmente un poco sorprendido porque lo vi y pensé que parecía estar completo, como si acabara de caerse de la boca de un tiburón a pesar de que tiene 25 millones de años”, dijo Mullaly según Yahoo 7 News .

“Estos dientes son de importancia internacional, ya que representan uno de los tres grupos asociados de dientes de Carcharocles angustidens en el mundo, y el primer conjunto que se descubrió en Australia”, Dr. Erich Fitzgerald, curador principal de paleontología de vertebrados en los museos Victoria dijo en un comunicado.

Los dientes han sido donados al Museo de Melbourne, donde se encuentran actualmente en exhibición hasta el 7 de octubre.

Categorías
Ciencia

El extraño fósil de ‘Leaf’ de 570 millones de años es en realidad de un animal

Un antiguo y misterioso organismo con hojas frondosas floreció en aguas poco profundas. Ahora, después de décadas de debate sobre si estos organismos eran hongos, algas, protozoos o incluso de un reino perdido de la vida, los nuevos fósiles sugieren que eran animales.

De ser cierto, estos organismos estarían entre los primeros animales en el registro fósil, que datan de hace al menos 571 millones de años, la edad de los fósiles frondosos más antiguos. Eso es alrededor de 30 millones de años antes de la explosión del Cámbrico , cuando muchos de los grupos de animales de hoy en día irrumpieron en la escena. La fecha es consistente con otra evidencia que sugiere que los animales aparecieron hace más de 635 millones de años.

Los misteriosos fósiles de frondas, que se han encontrado en todo el mundo, datan del período de Ediacara , que abarcó desde hace 635 millones hasta 542 millones de años. Las impresiones fosilizadas sugieren que los organismos eran blandos y blandos y que algunas frondas deportivas que se ramifican hacia afuera como algas marinas, escribió la coautora del estudio Jennifer Hoyal Cuthill, paleobióloga de la Universidad de Cambridge en Inglaterra, en The Conversation . Incluso 60 años después del descubrimiento de estos organismos, los investigadores aún no sabían qué eran estas frondas.

Ahora, en un artículo publicado el 7 de agosto en la revista Paleontology , Cuthill y Jian Han, de la Universidad del Noroeste en Xi’an, China, describen el descubrimiento de 206 fósiles de un animal diferente llamado Stromatoveris psygmoglena que datan de hace unos 518 millones de años. , durante el período Cámbrico. Los fósiles se encontraron en el condado de Chengjiang en el sur de China, y se suman a la colección existente de ocho fósiles de S. psygmoglena descubiertos por primera vez en 2006.

S. psygmoglena , que también tenía frondas en forma de hojas , se parecía mucho a los fósiles más antiguos y misteriosos de Ediacara . Para ver qué tan similares eran, Cuthill y Han usaron una computadora para comparar los dos grupos, analizando sus relaciones evolutivas y características físicas, en base a más de 80 fotografías de los fósiles. Descubrieron que ambos conjuntos de fósiles pertenecían al mismo grupo en el árbol de la vida llamado Petalonamae, lo que significa que los organismos ediacaranos también tenían que ser animales.

“Esto significa que las especies animales se diversificaron mucho antes de la explosión del Cámbrico”, escribió Cuthill en The Conversation.

Dado que estas criaturas se pueden encontrar a lo largo de decenas de millones de años del registro fósil, es probable que Petalonamae haya tenido un éxito evolutivo. Debido a que el registro fósil de los organismos de Ediacara parecía haber desaparecido en el momento en que comenzó el Cámbrico, los investigadores pensaron que los organismos se habían extinguido. Pero al vincularlos a Stromatoveris psygmoglena, el nuevo análisis sugiere que vivieron al menos durante los primeros 20 millones de años del Cámbrico.

Y el hecho de que los investigadores encontraron más de 200 fósiles significa que eran comunes. “Esto indica que esta especie era un miembro importante de su ecosistema marino superficial en lugar de un sobreviviente raro o marginal”, dijo Cuthill en el artículo de The Conversation.

Categorías
Ciencia

Tierra en riesgo de caer en condiciones de “invernadero”

El mundo está en riesgo de entrar en condiciones de “invernadero” donde las temperaturas promedio mundiales serán de cuatro a cinco grados centígrados más, incluso si se cumplen los objetivos de reducción de emisiones bajo un acuerdo climático global, según un nuevo informe de los mejores científicos internacionales.

El nuevo estudio fue publicado en las Actas de los Estados Unidos de la Academia Nacional de Ciencias (PNAS) el lunes.

Dijo que es probable que si se cruza un umbral crítico, varios puntos de inflexión conducirán a un cambio abrupto.

Tales procesos incluyen descongelamiento por permafrost; la pérdida de hidratos de metano del fondo del océano; sumideros de carbono terrestres y oceánicos más débiles; la pérdida del hielo marino del verano ártico y la reducción del hielo marino antártico y las capas de hielo polar, dijo el informe.

“Estos elementos de inclinación pueden actuar como una fila de fichas de dominó. Una vez que se empuja a otra, empuja a la Tierra hacia otra”, dijo Johan Rockstrom, coautor del informe y director ejecutivo del Stockholm Resilience Center.

“Puede ser muy difícil o imposible evitar que toda la fila de fichas de dominó se desmorone. Lugares en la Tierra se volverán inhabitables si ‘Hothouse Earth’ se convierte en realidad”, agregó.

Científicos del Centro de Resiliencia de Estocolmo, la Universidad de Copenhague, la Universidad Nacional de Australia y el Instituto de Investigación de Impacto Climático de Potsdam trabajaron en el estudio.

Dijeron que “la Tierra del Invernadero” es probable que sea peligrosa para muchos e incontrolable.

Los ríos se inundarían, las tormentas causarían estragos en las comunidades costeras y los arrecifes de coral serían eliminados, todo para fines de siglo o incluso antes.

Las temperaturas promedio globales excederían las de cualquier período interglaciar, es decir, las épocas más cálidas que se producen entre las edades de hielo, de los últimos 1,2 millones de años. La fusión de los casquetes polares provocaría niveles del mar dramáticamente más altos, inundando las tierras costeras que albergan a cientos de millones de personas.

‘Lobos a la vista’

Un acuerdo climático de París 2015 pretendía mantener el calentamiento global por debajo de los 2 grados centígrados, en comparación con los niveles preindustriales.

Pero de acuerdo con el informe, el riesgo de volcar cascadas podría ser significativo con un aumento de temperatura de 2ºC, y podría aumentar considerablemente más allá de ese punto.

“Esta cascada de eventos puede inclinar a todo el sistema de la Tierra hacia un nuevo modo de operación”, advirtió el coautor Hans Joachim Schellnhuber, director del Instituto de Investigación de Impacto Climático de Potsdam.

La “capacidad de carga” de un mundo de grado 4C o 5C, dijo anteriormente, podría reducirse a mil millones de personas.

Maximizar las posibilidades de evitar ese estado de “invernadero” requiere más que simplemente reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, según el informe.

Por ejemplo, se necesita mejorar el manejo forestal, agrícola y del suelo, así como la conservación de la biodiversidad y las tecnologías que eliminan el dióxido de carbono de la atmósfera y lo almacenan bajo tierra.

Al comentar sobre la investigación, algunos expertos dijeron que el calentamiento descontrolado aún es incierto, pero no inverosímil.

“En el contexto del verano de 2018, definitivamente este no es un caso de lobo que llora, lo que genera una falsa alarma: los lobos están ahora a la vista”, dijo Phil Williamson, investigador del clima de la Universidad de East Anglia.

Categorías
Ciencia

Mineral nunca visto en la Tierra se encuentra dentro del meteorito ruso

Los cazadores de oro en el sur de Rusia podrían haberse desilusionado al saber que la roca amarilla moteada que descubrieron no era una piedra preciosa de metal valioso. En cambio, era una extraña pieza de escombros portados por el espacio que contenía un nuevo mineral que nunca antes se había visto en la Tierra.

El mineral proviene del meteorito Uakit, llamado así por la ubicación rusa donde fue encontrado. Los científicos presentaron recientemente su descubrimiento del nuevo mineral del meteorito, llamado uakitite, en la Reunión Anual de la Sociedad Meteorítica en Moscú.

Los investigadores encontraron que más del 98 por ciento del meteorito consiste en kamacita, una aleación de hierro y 5 a 10 por ciento de níquel, que se forma en el espacio y se encuentra solo en los meteoritos , que son rocas que caen del espacio a la superficie de la Tierra. El 1 o 2 por ciento restante del meteorito consiste en poco más de una docena de minerales que, en su mayor parte, se forman exclusivamente en el espacio. Además de eso, la composición de la extraordinaria roca espacial sugiere que se debe haber formado bajo temperaturas extremadamente altas, más de 1.800 grados Fahrenheit (1.000 grados Celsius), dijeron los investigadores. [ Estrellas caídas: una galería de meteoritos famosos ]

El equipo examinó el meteorito con potentes microscopios e identificó la uakitita como pequeños granos de no más de 5 micrómetros, unas 25 veces más pequeños que un fino grano de arena. El nuevo mineral es tan pequeño que los científicos no pudieron reconstruir todas sus propiedades físicas.

Pero pudieron determinar que el mineral es estructuralmente similar a otros dos minerales transportados por el espacio, la carlsbergita y la osbornita. Estos minerales se conocen como mononitruros porque contienen un solo átomo de nitrógeno en su fórmula química.

Los mononitruros son muy duros y algunas veces se usan como material abrasivo, dijo Victor Sharygin, geólogo del Instituto de Geología y Mineralogía en Novosibirsk, Rusia, e investigador principal sobre el descubrimiento de la uakitita.

Algunas publicaciones de noticias han informado que el uakitite es más duro que un diamante, pero Sharygin dijo que ese no es el caso. De hecho, dijo, “la dureza de la uakitita no se midió directamente”, porque los granos eran demasiado pequeños. En cambio, los científicos calcularon la dureza utilizando nitruro de vanadio producido sintéticamente , un mineral que se parece mucho a la uakitita.

Los investigadores predijeron que la uakitita está entre 9 y 10 en la escala de dureza de Mohs, lo que significa que es muy difícil: un diamante cae a 10. Pero Sharygin explicó que la escala de Mohs tiene un amplio rango entre 9 y 10. Todos los mononitruros caen a este la escala, dijo, “pero su dureza es menor que [la de] un diamante”.

Sharygin dijo que el nitruro de boro sintético , otro mineral producido a temperaturas increíblemente altas, es probablemente el único mineral que se aproxima a ser tan duro como un diamante.