Universidades crean la Red Mexicana de Virología

Ante la necesidad de contar con evidencia científica y con trabajo integrado de especialistas para la mejora de los planes de preparación y respuesta contra virus, investigadores de diferentes universidades se reunieron para formar la Red Mexicana de Virología.

Luego de que en abril de 2009 surgió la influenza tipo A (H1N1), la Secretaría de Salud reconoció la necesidad de contar con evidencia científica y con trabajo integrado de especialistas para la mejora de los planes de preparación y respuesta.

En una entrevista con la Agencia Informativa del Conacyt, la especialista del Departamento de Infectómica y Patogénesis Molecular del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav) del Instituto Politécnico Nacional (IPN), Rosa María del Ángel, expuso que la participación de virólogos en salud pública es bajo.

A partir del brote de la enfermedad del Ébola en 2014, un grupo de investigadores convocados por el Instituto de Biotecnología de la UNAM, pidió formar una organización de especialistas que pudieran ser un referente nacional ante problemas virales.

Durante ese mismo año, comenzaron a reunirse y plantear ideas sobre cuál podría ser el mejor camino para consolidar la virología en México, por lo que llegaron a la conclusión de contactar al mayor número de expertos en la materia a través de una red.

De esta forma, los expertos sometieron el proyecto al Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) a través de la Dirección de Redes Temáticas de Investigación, el cual se aprobó ese mismo año.

La especialista en caracterización y diseño de los antivirales contra la enfermedad del dengue, Rosa María del Ángel, es la coordinadora de un grupo de 16 investigadores de diferentes universidades de México para formar dicha red.

“Podemos ser una especie de interlocutor con las autoridades sanitarias e incidir en la toma de decisiones que afectan al campo del que somos profesionales.

“Somos grupos que trabajamos solos, en la mayoría de los casos; creemos que juntar esfuerzos puede ayudarnos a tener un mejor trabajo a nivel científico y aplicado, y responder de forma más eficiente ante situaciones emergentes”, abundó.

Por su parte, la investigadora de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM), Selene Zárate Guerra, destacó que la virología en el país es un área que tiene un gran potencial de desarrollo.

Sin embargo, no existe una vinculación entre la investigación que se lleva a cabo en diferentes niveles (básica, clínica y epidemiológica).

En México no hay un organismo que concentre información relacionada al estudio de la virología.

Por ello, la Red Mexicana de Virología tiene el propósito de llevar los esfuerzos un paso más adelante y se espera en un futuro la formación de una sociedad mexicana de virología, así lo considera la especialista en el estudio de la evolución de virus de ARN.

A su vez, el doctor del Centro de Investigación en Dinámica Celular de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), Ramón González García Conde, dijo que la virología es una área todavía poco explorada en México.

Uno de los factores que podrían influir en este panorama actual es la dificultad que representa trabajar con virus y el costo para realizar investigación básica en virología; aunque considera que en los últimos años se aprecia un mayor número de estudiantes interesados en el estudio de la virología.

Los principales objetivos de la iniciativa de la Red Mexicana de Virología son vincular e identificar a los grupos de investigación en virología humana y veterinaria dedicados a aspectos básicos, clínicos y epidemiológicos.

Rosa María del Ángel está convencida de que esta iniciativa abrirá un nuevo panorama de la virología en México.

“Para el sector salud, será muy útil el que podamos tener identificado cuáles son los grupos que se dedican a trabajar con los diferentes tipos virales. La otra parte es tomar decisiones en la aplicación de vacunas, los tratamientos alternativos para infecciones virales y el manejo de los pacientes”, añadió.

En términos generales el objetivo de esta red es proteger un área prioritaria y emergente, dar respuesta rápida contra cualquier brote y tener un grupo capaz de asesorar, diagnosticar y apoyar la toma de decisiones con un equipo especializado y tecnología de punta.

García Conde consideró que al fortalecer estas áreas, existirá un crecimiento sólido de la epidemiología en México.

“Es un esfuerzo prometedor que nos puede llevar a un desarrollo mucho más fuerte para las siguientes décadas”, resaltó.

Las principales instituciones que coordinan la Red Mexicana de Virología son la UNAM, la UACM, el Cinvestav y la UAEM.

NTX

Dejar un comentario