La historia eruptiva de volcanes ayuda a elaborar mapas de riesgo

La elaboración del mapa geológico de los volcanes y el estudio de los diferentes materiales que expulsan, permiten en su conjunto reconstruir la historia eruptiva de los mismos y proveer información que ayude ante una catástrofe natural.

Los estudios para determinar la historia eruptiva de los volcanes comienzan con el análisis morfológico mediante el procesamiento de la topografía digital, imágenes aéreas o satelitales y la elaboración de mapas temáticos, por ejemplo de pendientes, con los que se preparan modelos digitales en 3D.

Una vez en el campo se describen los depósitos o materiales arrojados por los volcanes, su aspecto, dimensiones, color y componentes, todo esto indica el tipo de erupción que tuvo lugar, detalla un comunicado la Academia Mexicana de las Ciencias.

“Esta información es muy valiosa para construir mapas de peligros volcánicos, en donde se plasman las zonas de mayor a menor peligro en caso de que el volcán haga erupción otra vez”, indicó en el texto el investigador de la Unidad Michoacán del Instituto de Geofísica de la Universidad Nacional Autónoma de México, Campus-Morelia, José Luis Macías Vázquez.

Estos mapas de peligros se utilizan por las autoridades de Protección Civil de los estados y el Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred) para producir mapas de riesgo volcánico, y así delimitar los puntos de reunión, las rutas de evacuación y los albergues en donde los habitantes serán trasladados ante cualquier eventualidad.

Macías Vázquez, junto con otros investigadores, técnicos y estudiantes de los Institutos de Geofísica, Geología y Geografía, estudian la historia eruptiva de diferentes volcanes, entre ellos el Nevado de Toluca, en el Estado de México, Chichón y Tacaná, en Chiapas; Tres Vírgenes y Cerro Prieto, en Baja California Sur y Baja California, respectivamente.

NTX

Dejar un comentario