Hormigas tienen la habilidad de cavar túneles en todo tipo de suelo

Las hormigas pueden excavar en cualquier tipo de suelo para construir sus grandes y complejas estructuras subterráneas, con dos métodos distintos cuyo uso depende de la humedad del material que van a remover, reveló una investigación.
Científicos estadunidenses intrigados por aprender más sobre cómo estos insectos trabajan juntos y los factores mecánicos que implica la construcción de su colonia subterránea, llevaron a cabo una investigación con las invasivas hormigas de fuego.

Los seres humanos excavan material utilizando grandes máquinas, pero las hormigas de fuego (rojas) crean túneles subterráneos usando sólo unos pequeños apéndices discretos, independientemente del tamaño de los granos que van a remover.

Sobre esa base, los investigadores se preguntaban cómo lo hacían y descubrieron que “son manipuladoras muy sofisticadas de cualquier cosa (arena y tierra) que la ingeniería humana haya imaginado nunca”.

El equipo, encabezado por el profesor Dan Goldman, del Instituto de Tecnología de Georgia, Estados Unidos, estudió a la especie Solenopsis invicta (hormiga de fuego), originaria de América del Sur pero que ya se ha establecido a lo largo de Estados Unidos, Australia y China.

Estas hormigas llegaron a Estados Unidos hace 80 años y han excavado túneles desde Georgia hasta Los Ángeles, destaca el especialista en un artículo publicado en Journal of Experimental Biology, revista líder en fisiología animal comparada.

Los investigadores probaron las habilidades de excavación de estas hormigas rojas colocando grupos de 100 en cilindros que contenían tres tipos diferentes de sustrato (de granos grandes, medianos y pequeños) y también en esos materiales con diversos niveles de humedad.

A continuación verificaron el trabajo de las hormigas con un escaneo tridimensional a lo largo de 40 horas.

En promedio, las hormigas construyeron túneles más rápido en los suelos más gruesos, y crearon estructuras ramificadas más complejas en los sustratos gruesos más húmedos, ya que las partículas de agua hacen que los granos se junten haciendo conductos más robustos.

En la segunda parte de su estudio, el equipo capturó a cada hormiga individual en acción, observando cómo cavaron en cilindros transparentes llenos de perlas de vidrio de diferentes tamaños igual que cómo lo hacen en el suelo.

Esta fase mostró que las hormigas tenían dos métodos de excavación. En granos gruesos toman una sola partícula y la arrastran hacia atrás por el túnel, y cuando son pequeños agarran muchos, los comprimen en un gránulo y lo van sosteniendo contra los lados del túnel con sus patas.

El profesor Goldman se dice más sorprendido por la inventiva de las hormigas al moldear estos gránulos -que siempre son del mismo tamaño- con sus patas delanteras, mandíbulas e incluso utilizando sus antenas.

Los investigadores esperan que su hallazgo contribuya al diseño de robots de búsqueda y rescate que sean capaces de manipular su entorno en condiciones inestables, tales como edificios derrumbados.

NTX

Dejar un comentario