financiero

Sector financiero requiere mayor competencia: Cofece

 La Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece), determinó que el sector financiero requiere mayor presión competitiva, ya que existe poca movilidad de los usuarios, además de falta apetito en los intermediarios para atraer clientes vía calidad, innovación y menores precios.

Indicó que los intermediarios financieros con redes más amplias tienen una ventaja competitiva, ya que el costo que implica el uso de cajeros automáticos de bancos diferentes es de entre 20 y 30 pesos promedio por retiro.

Por ello, los consumidores ven limitada la posibilidad de utilizar cajeros de otras instituciones, lo que genera ineficiencias en el aprovechamiento de esta infraestructura.

En este sentido, consideró necesario que el sector garantice el acceso a la infraestructura de cajeros automáticos en condiciones no discriminatorias, con cargos de acceso entre bancos, basados en costos y que promueva esquemas tarifarios que reduzcan el diferencial de cobros entre cajeros de diferentes bancos.

En el “Trabajo de investigación y recomendaciones sobre el sistema financiero y sus mercados”, el organismo revela que en cuanto a la expansión de la red de pagos y de inclusión financiera de los negocios, la cobertura de establecimientos que aceptan pagos con tarjeta es baja, lo mismo que la frecuencia con la que los usuarios que ya cuenta con una tarjeta la utilizan.

Además, determinó que las diferenciales de cuotas de intercambio entre giros de negocio no parecen estar relacionados con la sensibilidad de aceptación de pagos por parte de los comercios.

Así, recomendó que para lograr una mayor inclusión financiera de los negocios debe haber un rebalanceo de las cuotas de intercambio para tarjetas, con el objetivo de optimizar el uso de este medio de pago y ampliar su cobertura; además de que una reducción en el promedio de la cuota incrementaría el bienestar de los consumidores.

Los grandes grupos financieros, abundó la Cofece, cuentan con importantes bases de datos sobre el comportamiento de sus clientes, que les permite identificar oportunidades para el otorgamiento de servicios financieros.

“Para romper con la segmentación del mercado y que los nuevos participantes puedan expandir su oferta, y no sólo tengan la posibilidad de competir en nichos, hay que asegurar que esta información sea accesible a todos”, afirmó.

De hecho, el control del Buró de Crédito está en manos de los principales bancos, los cuales poseen 70 por ciento de sus acciones y otorgan 85 por ciento de los créditos en los segmentos de vivienda, consumo y empresarial, señaló.

Por lo anterior, consideró necesario ajustar el marco normativo y operativo para que las instituciones tengan la obligación legal de proporcionar su información crediticia a todas las Sociedades de Información Crediticia (SICs) autorizadas, en igualdad de condiciones y con estándares de calidad aceptables.

También, se debe revisar la política de descuentos por volumen en los servicios de consulta que las SICs ofrecen a los usuarios del sistema financiero, para no permitir la discriminación explícita de agentes económicos en igualdad de condiciones.

En materia de seguros, expuso que la base de datos del historial de riesgo de los clientes que tiene la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros se usa de forma muy limitada, por lo que ésta no repercute sobre el precio de las pólizas y el desarrollo de nuevos productos.

A decir del organismo regulador, también es posible la existencia de sobreprecios en los seguros ligados a créditos, mientras que los fondos de inversión instrumentan políticas de diferenciación de precios en comisiones y cuotas por tipo de canal de distribución entre propios y externos, con posibles riesgos anticompetitivos.

La Cofece precisó que se debe ampliar los servicios de Condusef para que los comparativos de comisiones, tasas, precios y rendimientos de los servicios que ofrecen las instituciones se expresen en pesos y en porcentajes, así como reportar los resultados de la Ganancia Anual Total (GAT) para ahorro e inversiones para todas las entidades que no son parte de la banca múltiple.

Asimismo, pidió obligar a los intermediarios financieros a establecer los requisitos mínimos de los seguros que requieren como garantía para el otorgamiento de créditos; también garantizar neutralidad, trato no discriminatorio en la promoción y cobro de los servicios de operación y distribución entre fondos de inversión.

La Comisión señaló que a través de la regulación y de la banca de desarrollo, el gobierno puede incentivar la movilidad de los usuarios y acercarlos a las diversas ofertas en materia de créditos de nómina, hipotecarios, al consumo y del Sistema de Ahorro para el Retiro.

Para lo cual consideró se debe promover una reforma uniforme en la legislación civil de las entidades federativas para llevar a cabo, de manera homogénea y a un bajo costo, cualquier trámite relacionado con hipotecas, como los registros públicos de la propiedad y sus modificaciones.

También, especializar a Infonavit y Fovissste en actividades en las que tienen ventajas competitivas, es decir, la originación y cobranza de crédito, mediante subastas abiertas de su cartera a intermediarios financieros o mediante la voluntad del trabajador de transferir su subcuenta de vivienda al intermediario de su preferencia.

La Cofece puntualizó que existe poca movilidad por parte de los usuarios de los servicios financieros y también, que faltan incentivos y apetito de los intermediarios financieros para atraer clientes, vía mejores términos y condiciones de sus productos y servicios.

“La existencia de ambas condiciones presionaría a los mercados para lograr mejores precios y rendimientos, al tiempo que las instituciones podrían captar más clientes, generando así crecimiento del sector, mayor inclusión financiera y desarrollo económico”, agregó.

NTX

Dejar un comentario