ucrania4

Rusia participará en una misión humanitaria internacional en Ucrania

Rusia y Ucrania, conjuntamente con la ONU y la Cruz Roja, se están poniendo de acuerdo sobre el envío de una misión humanitaria a las regiones de Lugansk y Donetsk, según dijo el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, este domingo en Sochi, en la costa rusa del Mar Negro.

El ministro dijo haber hablado con sus colegas de EEUU, Reino Unido y otros países, además de con dirigentes de la Cruz Roja en los últimos dos días y sus palabras indicaban que se estaba perfilando una fórmula internacional para prestar ayuda a la sufrida población de las regiones independentistas, sometida a los efectos de combates, bombardeos y cargas de artillería que han distorsionado los servicios básicos y han provocado una oleada de centenares de miles de desplazados y refugiados.

Antes, en la noche del viernes y el sábado, representantes de Ucrania, UE y EEUU habían advertido, con distintos mensajes, que la ayuda unilateral rusa resultaba inaceptable por entender que podía ser un pretexto para desplazar tropas a Ucrania. El tema de la ayuda humanitaria es “urgente”, “no admite demora” y está “bajo control del presidente de la Federación Rusa”, dijo el jefe de la diplomacia de Moscú, según el cual el “alto el fuego” no solo es posible “sino que es necesario”. Sobre el terreno, los insurgentes, sometidos a crecientes presiones en Donetsk, han reiterado la petición de un alto el fuego que Kiev no está dispuesta a escuchar de momento.

La organización de una ayuda internacional concertada fue confirmada en Berlin por el ministro de Exteriores alemán, Frank Walter Steinmeyer, quien dijo haber mantenido conversaciones con diversos socios europeos sobre la situación humanitaria en Ucrania. “Estamos de acuerdo en que las cargas humanitarias rusas pueden ser enviadas solo con el claro consentimiento del gobierno de Ucrania. El abastecimiento de la población debe ser realizado bajo la égida de organizaciones independientes y experimentadas como la Cruz Roja”, dijo Steinmayer. “Esta bien que, tal como nos parece, hay un acuerdo de principios entre Rusia y Ucrania para suministrar cargas humanitarias”, agregó el ministro, según la agencia oficial rusa Itar-Tass. Por su parte, el presidente de Ucrania, Petró Poroshenko dijo a su vez que está dispuesto a aceptar ayuda humanitaria si ésta es “internacional, sin ningún acompañamiento militar” y llega “exclusivamente a través de los puntos de control fronterizos que son controlados por los guardafronteras ucranianos” y además “es acompañada por militares ucranianos para garantizar la seguridad de la misión”.

Mientras tanto, la operación bélica contra los independentistas del Este de Ucrania continuaba avanzando en torno a ciudad de Donetsk sobre la que ayer seguían cayendo proyectiles y cargas de artillería. Un habitante local, contactado por teléfono, dijo que varias clínicas habían sido impactadas, además de numerosos edificios. Asimismo, ayer dos proyectiles cayeron sobre el edificio de Ukratelekom, una compañía telefónica, y causaron un incendio. Pese a haber sido parcialmente dañada la estación de ferrocarril, los trenes seguían entrando y saliendo de la ciudad.

Por otra parte, el centro de prensa de la Operación Antiterrorista (ATO), en un comunicado, afirmó que Igor Strelkov (el ministro de Defensa de los independentistas) “dio un “ultimátum” a los dirigentes de Rusia diciendo que si no se le presta ayuda tendrá que abandonar la ciudad de Antrazit. “Y también amenaza a sus patrocinadores con huir de Ucrania”, señala el comunicado, citado por la página ZN.ua. Según la misma fuente, Rusia habría dado “órdenes a las unidades especiales del SFS de aniquilar” a los dirigentes independentistas, por lo que éstos “sólo tienen una salida para salvar su vida”, a saber, entregarse.

El País

Dejar un comentario