Robot Ixnamiki Nahui ayuda a víctimas en derrumbes e inundaciones

El director de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Panamericana (UP), Ramiro Velázquez Romero, diseñó el robot Ixnamiki Nahui, que combina el trabajo terrestre y aéreo para llegar a zonas de difícil acceso y peligrosas, con el fin de ayudar a víctimas en circunstancias adversas.

En entrevista con la Agencia Informativa Conacyt, el investigador comentó que su robot se complementa de un robot tele-operado, un carro autónomo y un cuadricóptero, de esta manera se combina el trabajo terrestre y aéreo para llegar a zonas de difícil acceso.

A su vez, desarrolla un complicado proceso de rescate en situaciones como derrumbes, terremotos e inundaciones, donde personas quedan expuestas al peligro bajo techos, casas, edificios, sin exponer la vida de los rescatistas.

El robot pesa 80 kilogramos y un cuerpo fabricado en aluminio de gran resistencia y es tele-operado mediante una interfaz en computadora, donde se reciben las imágenes de la zona donde se ubica.

Sus sensores también le permiten revisar niveles de bióxido de carbono para identificar si las víctimas de desastre siguen con vida, así como los niveles de temperatura.

Cuenta además con sensores de movimiento, un micrófono y bocina para que el rescatista tenga comunicación con las víctimas; así como sistemas que permiten generar mapas en 2D para ubicar personas debajo de escombros.

Sus brazos tipo polea le permiten esquivar y quitar obstáculos de su camino.

El robot es cien por ciento independiente y es capaz de moverse solo y crear un mapa en 3D que puede visualizarse en una pantalla; toma decisiones en el mapeo y determina las mejores rutas para dar acceso fácil y rápido a buscar personas.

Con la ayuda del cuadricóptero, el cual se hizo lo más compacto posible utilizando como material principal el aluminio para tener una estructura ligera y resistente, puede cargar bastante peso e incluye una cámara Full HD que transmite video en vivo y otra que sirve como registro de vuelo.

NTX