este de Ucrania

Poroshenko descarta cualquier pérdida de soberanía en el este de Ucrania

El presidente ucraniano, Petró Poroshenko, descartó que la concesión de un «estatus especial» a las zonas controladas por los prorrusos en el este de Ucrania sea un paso hacia una estructura federal del país o la pérdida parcial de soberanía sobre las rebeldes regiones de Donetsk y Lugansk.

«El protocolo de Minsk no contempla la estructura federal o la enajenación. Prevé el restablecimiento y la conservación de la soberanía de Ucrania en todo el territorio del Donbass (zona industrial que engloba Donetsk y Lugansk) y fija su estatus como regiones en el seno de Ucrania», dijo Poroshenko.

El documento de 12 puntos adoptado por el Grupo de Contacto para la crisis ucraniana (Ucrania, Rusia, la OSCE y los separatistas prorrusos) en la capital bielorrusa compromete a Kiev a aprobar una ley «Sobre el régimen temporal de autogobierno en determinadas zonas de las regiones de Donetsk y Lugansk» (ley de estatus especial).

Poroshenko adelantó que el proyecto será enviado a la Rada Suprema (Parlamento) de Ucrania la próxima semana y pidió a los diputados que apoyen la iniciativa.

«De esta ley depende el destino de la paz. El proyecto garantizará un retorno pacífico de esas zonas bajo la soberanía ucraniana», señaló el líder ucraniano en una reunión del Gobierno.

Los líderes de los separatistas rechazan de plano la interpretación que hace Kiev del acuerdo de Minsk e insisten en reclamar su independencia del resto de Ucrania.

«Nos pronunciamos plenamente por la independencia de nuestra república dentro de las fronteras (administrativas) de la región de Donetsk. Los colegas de Lugansk tienen la misma postura», dijo a la agencia rusa Interfax el jefe de la delegación de los separatistas en el Grupo de Contacto, Andréi Purguín.

El también viceprimer ministro de la autoproclamada República Popular de Donetsk insinuó que los rebeldes no reconocerán una ley de estatus especial en los términos adelantados por el presidente ucraniano.

«La adopción de cualesquiera leyes por Ucrania es un asunto interno de Ucrania y no nos atañe de ninguna manera. Somos un Estado soberano y confiamos en tener relaciones de buena vecindad con Ucrania», indicó Purguín.

Mientras, Poroshenko agregó que ni el protocolo ni la tregua legitiman a las autoproclamadas repúblicas populares de Donetsk y Lugansk, a las que en Kiev siguen considerando como organizaciones terroristas.

Los dos bandos enfrentados en el este de Ucrania decretaron un alto el fuego el pasado viernes tras adoptar en Minsk un protocolo de 12 puntos considerado entonces como un plan de paz por etapas.

Dejar un comentario