Los aportes de la tecnología del espacio en la vida cotidiana

Los objetos como el horno de microondas, la tela con la que se hacen los pañales y la vajilla de melanina son algunas de las aplicaciones que la ciencia espacial aportó a la vida cotidiana, resaltó el investigador de la UAM, Federico Lazarín Miranda.

El especialista de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) Unidad Iztapalapa, recordó que el horno de microondas y los alimentos deshidratados se usaron para que los astronautas comieran de forma más placentera.

Dijo que antes del desarrollo de estos objetos los alimentos se almacenaban en un tubo similar al de una pasta de dientes, por lo que no era tan agradable su sabor.

Por su parte, la melanina, un plástico que se usa de manera frecuente en las vajillas, también lo crearon los astronautas, mencionó el historiador en una entrevista con Notimex.

“Las telas para los trajes espaciales han servido para desarrollar los pañales y toallas sanitarias femeninas”, añadió.

Otro material, muy resistentes y ligero, que sirvió primero en el espacio es la fibra de carbono, la cual comienza a incorporarse en los automóviles más sofisticados y que después se masificará.

Para conocer y estudiar más sobre este tipo de temas la UAM imparte el Taller de historia aeroespacial, que se realiza con motivo de la Semana Mundial del Eapacio.

El taller abarca desde las investigaciones antiguas hasta las últimas, enfocándose en las del siglo 20, así como las metodologías para reconstruir la historia desde las áreas de la biología, sociología, historia y las ciencias duras.

La idea del proyecto es motivar a los jóvenes y académicos para que realicen investigación espacial, y que se conozca cómo el gasto aeroespacial es una inversión que produce beneficios económicos y sociales.

Además de este taller se impartieron charlas y se efectúa un ciclo de cine para fomentar la cultura espacial en la comunidad.

Entre las películas proyectadas están: “Viaje a la Luna”, de Georges Méliès; “Los elegidos para la gloria” de Philipe Kaufman; “2001. Una odisea del espacio” de Stanley Kubricky, “Gravity” del mexicano Alfonso Cuarón.

NTX