Investigadores buscan pronosticar producción de energía eólica

Investigadores del Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (INAOE) buscan pronosticar la producción de energía en parques eólicos y predecir la operación de nuevos mercados energéticos.
Luis Enrique Sucar Succar, investigador del INAOE, explicó que este trabajo se desarrolla a través del proyecto denominado “Desarrollo de tecnología basada en inteligencia artificial y mecatrónica para integrar un parque de generación eólica a una red inteligente”.

Dicho proyecto forma parte del Centro Mexicano de Innovación en Energía Eólica (CEMIE Eólico), consorcio conformado en el marco del Fondo CONACYT-SENER de Sustentabilidad Energética (FSE).

El investigador explicó que se trata de un proyecto que involucra inteligencia artificial, mecatrónica y robótica que pretende resolver algunos de los problemas centrales en generación de energías renovables en México.

A la par se busca proponer soluciones a varios de los retos más importantes planteados por la nueva legislación energética nacional.

El CEMIE Eólico está integrado por 12 proyectos estratégicos y cuenta con 32 miembros entre universidades, centros de investigación y empresas que buscan crear una sinergia en favor del aprovechamiento de la energía eólica en el país.

Sucar Succar comentó que el CEMIE Eólico es una especie de centro virtual para impulsar en México el desarrollo de tecnología relacionada con la energía eólica. La institución que encabeza el consorcio es el Instituto de Investigaciones Eléctricas.

A través de un comunicado, dio a conocer que el proyecto tiene tres vertientes, por un lado, es tener una idea de cuánta energía se generará y predecir la producción, y esto es muy variable porque depende del viento.

Con técnicas computacionales y ciertos modelos se pueden hacer predicciones del viento en un parque eólico, dijo.

El segundo aspecto tiene que ver más con algo que está en boga en otros países y que apenas empieza en México, que son los mercados de energía, en que también se aplican técnicas computacionales que ayudan en la predicción.

Dicho aspecto es un componente fundamental para los agentes de mercado, ya que el que va comprar o vender energía para el día siguiente quisiera tener una idea de cómo va a estar el precio.

La tercera vertiente, un poco separada, es el aspecto de mecatrónica y robótica, que trata de explorar en dónde podrían aplicarse estas cuestiones en parques eólicos.

“Estamos hablando de energía limpia, que no contamina y no contribuye al calentamiento global. México es un país con un alto potencial y, a pesar de que esto es relativamente nuevo aquí, los aerogeneradores instalados en el país ya producen el doble de energía que la planta de Laguna Verde. No es despreciable”, resaltó Sucar Sucar.

A su vez, el también investigador del INAOE, Enrique Muñoz de Cote, expuso que “un mercado se crea cuando existen dos fuerzas opositoras (oferta y demanda), integradas por usuarios que requieren energía y usuarios que producen energía”.

El mercado, continuó, es simplemente la plataforma donde se hacen las transacciones. Hay diferentes modalidades de mercados de energía.

Resaltó que el Istmo de Tehuantepec tiene características únicas en el mundo: “cualquiera que fabrique tecnología de aerogeneradores quisiera tener sus aerogeneradores ahí, al menos uno instalado, para hacer pruebas, porque las condiciones son especiales.

Y hay gran potencial en Sonora, Baja California, Chiapas y Zacatecas”.

NTX

Dejar un comentario