Investigador universitario detalla orígenes de grutas en Francia

Millones de siglos de deshielos y otras condiciones propias de la intemperie labraron en Lascaux, Dordoña, Francia, unas cuevas que se conocen como Las Grutas de Lascaux, consideradas como la “Capilla Sixtina de la prehistoria”.

Al iniciar el Seminario de Geología de la Universidad Autónoma de Baja California Sur, el investigador Efraín Cornejo Luna, dijo que se les considera la “Capilla Sixtina de la prehistoria”, porque ahí se han descubierto referencias del arte rupestre y paleolítico.

Cornejo Luna hizo un recuento histórico de este patrimonio cultural en la conferencia inaugural del Seminario de Geología UABCS 2015, actividad que reúne a estudiantes y maestros para debatir sobre temas relacionados con las Ciencias de la Tierra.

Recordó que en septiembre de 1940, Marcel Rabidat, un adolescente, descubrió un orificio en una colina. Regresó acompañado de otros tres jóvenes, Georges Agniel, Simon Coencas y Jacques Marsal.

“Fue en ese momento que descubrieron las pinturas rupestres que fueron creadas por nuestros antepasados del Cro-Magnon”, indicó el ponente, quien se desempeña como profesor del Departamento de Geología en la UABCS.

Este hallazgo, continuó, se lo comunicaron al profesor jubilado y aficionado a la arqueología, León Laval, quien a su vez le confió la información al abate Henri Breuil, especialista francés en arte rupestre.

Al visitar la gruta, la califica como de gran importancia y procede junto con unos colaboradores a los levantamientos manuales y topográficos respectivos.

Aunque el acceso al público se facilitó a mediados de los años 40, tras la Segunda Guerra Mundial; el dióxido de carbono, producido por los visitantes que el museo recibía a diario, deterioró drásticamente las representaciones que allí se encontraban.

Esto ocasionó que la gruta se cerrara en el año de 1963 para preservar las manifestaciones pictóricas plasmadas en sus paredes. Además, después del cierre, las pinturas fueron sometidas a un arduo proceso de restauración, aseveró.

Para los años 80, se decidió construir un facsímil denominado “Lascaux II”, utilizando calcas de las figuras originales y reproduciendo las pinturas con las mismas técnicas y pigmentos.

La réplica se situó aproximadamente a 200 metros de la cueva original y se abrió al público en 1983.

Lascaux ha motivado un trabajo interdisciplinario, en el que han intervenido científicos y artistas de todo tipo, desde geólogos, historiadores, antropólogos, espeleólogos, fisicoquímicos, matemáticos y sociólogos.

El investigador de la UABCS señaló que además atrae la atención de fotógrafos, pintores y dibujantes.

Esta cueva, dijo, es considerada como la Capilla Sixtina de la prehistoria debido al número de yacimientos artísticos.

En sus paredes pueden apreciarse cerca de 600 imágenes de animales, entre las que destacan caballos, ciervos, vacas y toros, entre otras.

El Seminario de Geología se realiza de manera ininterrumpida cada semestre. En este espacio se exponen diversos temas relacionados con la geología; el trabajo deriva en el establecimiento de un canal de comunicación entre profesores, tesistas y estudiantes.

NTX

Dejar un comentario