Expertos en salud piden reducir número de cesáreas en mujeres

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) alertó que las cesáreas pueden causar complicaciones como discapacidad o muerte, por lo que recomendó sólo aplicarlas cuando sea necesario desde el punto de vista médico.

La cesárea es una de las operaciones quirúrgicas más frecuentes del mundo, en particular en los países de ingresos medios y altos, aunque puede salvar vidas, a menudo se realiza sin necesidad poniendo a las mujeres y a sus bebés en riesgo.

El organismo indicó en un comunicado que esta intervención puede ser necesaria cuando el parto vaginal entrañe un riesgo a la madre o el bebé, por ejemplo debido a trabajo de parto prolongado, sufrimiento fetal, o porque el bebé está presentándose en una posición anormal.

La OPS recordó que desde 1985 la comunidad consideró que la ‘tasa ideal’ para las cesáreas debe oscilar entre un 10 por ciento y 15 por ciento.

Añadió que estudios nuevos revelan que cuando la tasa de cesárea se acerca al 10 por ciento a nivel de población, baja el número de muertes maternas y de los recién nacidos, pero cuando la frecuencia es mayor del 10 por ciento, no mejoran las tasas de mortalidad.

Se estima que en el mundo la tasa de cesárea supera la ideal, pues en las Américas es del 38.9 por ciento en promedio, según los últimos datos disponibles de 25 países, sin embargo, esta cifra podría ser mayor pues no se tienen datos completos de las operaciones que se realizan en el sector privado.

“Resulta preocupante que casi cuatro de cada diez partos sean por cesárea en la región”, sostuvo Suzanne Serruya, directora del Centro Latinoamericano de Perinatología (CLAP) de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), oficina regional para las Américas de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“Los médicos, las parteras, las enfermeras obstétricas, los responsables de la formulación de políticas sanitarias, las madres y padres, y la sociedad entera, debemos trabajar juntos para reducir ese número y recurrir a la cesárea solo cuando es necesaria por razones médicas”, señaló.

La OPS subrayó que a nivel población son todavía desconocidos los efectos que tienen las altas tasas de cesárea sobre algunos aspectos de la salud materna y del recién nacido, ya que se necesita más investigación sobre sus repercusiones

“La realización reiterada de cesáreas está exponiendo a más mujeres a nuevos problemas de salud, como la inserción anormal de la placenta, que en la segunda cesárea alcanza al 40 por ciento de los casos y a partir de la tercera supera el 60 por ciento, representando un riesgo de muerte materna por hemorragia”, advirtió el asesor regional en Salud Sexual y Reproductiva del CLAP de la OPS/OMS, Bremen de Mucio.

Por otro lado y debido a su mayor costo, las tasas elevadas de cesáreas innecesarias pueden consumir recursos de otros servicios en los sistemas de salud de por sí ya sobrecargados y frágiles, agregó la OPS.

NTX

Dejar un comentario