Europa aprueba sistema para resonancia magnética de cuerpo completo

Las autoridades reguladoras europeas aprobaron la terapia de Estimulación Cerebral Profunda (ECP) para imágenes por resonancia magnética de cuerpo completo condicional, informó la empresa en tecnología médica Medtronic plc.
En un comunicado, la firma indicó que la ampliación de la aprobación para las resonancias magnéticas de cuerpo entero beneficiará a las 13 mil personas en Europa que reciben en la actualidad la terapia de ECP de Medtronic plc.

Las resonancias magnéticas permiten a los médicos detectar una amplia gama de afecciones para la salud mediante la visión de imágenes muy detalladas de tumores, órganos internos, vasos sanguíneos, músculos, articulaciones y otras áreas del cuerpo.

El sistema usa campos magnéticos y pulsos de radio frecuencia con el fin de crear imágenes de las estructuras en el interior del organismo. Se calcula que en todo el mundo se realizan al año unos 60 millones de procedimientos de resonancia magnética.

“La resonancia magnética es frecuentemente el método de elección para observar el cuerpo con el fin de diagnosticar enfermedades o de supervisar las afecciones existentes”, dijo el doctor John Thornton, físico médico en el Hospital Nacional de Neurología y Neurocirugía de Londres

Sin embargo, Thornton señaló que el uso de la resonancia magnética se ha visto a menudo limitado en aquellos pacientes a quienes se les administra terapia de ECP.

“Los pacientes que reciban terapia de ECP podrán disfrutar ahora de más ventajas de la tecnología de resonancia magnética”, resaltó.

Para recibir la aprobación de los sistemas de ECP condicionales para la resonancia magnética, Medtronic desarrolló unos sistemas de medición y unas pruebas patentadas, junto con unas herramientas avanzadas de modelación electromagnética.

Los actuales sistemas de ECP Activa fueron sometidos a pruebas rigurosas y evaluados mediante millones de escáneres de pacientes simulados en los que se abarcó más de 38 mil condiciones de implante exclusivas con el fin de demostrar su seguridad en el paciente.

La terapia de ECP utiliza un dispositivo médico implantado quirúrgicamente, similar a un marcapasos, para enviar pequeños pulsos eléctricos a áreas delimitadas del cerebro.

La estimulación puede programarse y ajustarse de forma no invasiva por un profesional clínico capacitado con el fin de maximizar el control de los síntomas y minimizar los efectos secundarios.

La terapia está aprobada en muchos lugares del mundo, incluyendo Europa y Estados Unidos para el tratamiento de los síntomas incapacitantes del temblor esencial, de la enfermedad de Parkinson avanzada y de la distonía primaria crónica intratable.

En Europa, Canadá y Australia, la terapia de ECP está aprobada para el tratamiento de la epilepsia refractaria.

Asimismo, la terapia de ECP está aprobada para el tratamiento de trastornos obsesivo-compulsivos severos, resistentes al tratamiento, en la Unión Europea y en Australia, así como en Estados Unidos.

NTX

Dejar un comentario