Enrique Peña Nieto

Derrocha gobierno de Peña mil millones en imagen

El Gobierno de Enrique Peña Nieto cerró 2014 con una campaña millonaria en medios de comunicación.

En las últimas semanas del año, el Ejecutivo gastó cerca de mil millones de pesos para promocionar obras, reformas y campañas de salud bajo el lema “Mover a México”.

Expertos opinan que el Gobierno federal intenta controlar así a los medios ante la mala imagen generada por el tema Ayotzinapa, los casos de corrupción y la baja aprobación al trabajo del Presidente.

Agencias de publicidad reportaron que, para el cierre de año, el Ejecutivo destinó unos 450 millones de pesos a publicidad en TV, 175 millones en periódicos nacionales entre ellos, la Organización Editorial Mexicana, Excélsior y El Universal y otros 100 millones en radio.

El resto fue a internet y diarios de la provincia.

El senador del PAN Javier Corral advirtió en entrevista que la Administración de Peña ha puesto en marcha una estrategia de control y censura de medios con cargo a los recursos de todos los mexicanos.

“Hay una operación de control mediático impresionante. Los temas se sofocan o desaparecen de los medios, y el de la ‘Casa Blanca’, si no fuera por el exterior y algunos medios que lo reprodujeron, estaría prácticamente enterrado.

“Incluso existe una especie de juego o estrategia sobre los términos de pago de los convenios de publicidad y cómo castiga en algunas épocas el pago y cómo en algunas otras épocas lo agiliza”, afirmó.

Darío Ramírez, director de la organización Artículo 19, acusó el control del Gobierno vía la asignación de propaganda.

“La discrecionalidad y la falta de regulación de miles de millones (de pesos) de la sociedad, de dinero público que gasta el Gobierno o los gobiernos hacia medios de comunicación, es una censura sutil.

“Se usa este dinero como premio o castigo a líneas editoriales”, indicó.

Directores de periódicos de la Asociación de Editores de los Estados han señalado que la campaña es decir, la inyección de recursos federales ha sido dirigida para controlar a los medios afines al Gobierno federal y golpear a aquellos diarios con independencia editorial.

Representantes de empresas de publicidad confirmaron la campaña del Gobierno a través de la SCT y la calcularon en unos mil millones de pesos.

Al respecto, Rodolfo González Fernández, vocero de la SCT, negó que exista tal campaña.

“Házmela buena. Mi presupuesto está muy por debajo. ¿Mil millones de pesos?

“Ojalá tuviera esa lana. Compraba acciones de REFORMA y cambiaba la línea (editorial)”, bromeó el funcionario.

En su columna Jaque Mate, Sergio Sarmiento advirtió sobre la publicidad recientemente contratada por el Gobierno.

“Supongo que ésta es una forma de inyectar dinero público a ciertos diarios, no a todos, en una semana en que la publicidad baja de forma muy importante”, escribió.

Agencias Reforma

Dejar un comentario