Conacyt llama a mejorar esfuerzos en favor de innovación tecnológica

El director general del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), Enrique Cabrero Mendoza, llamó a renovar los esfuerzos en favor de la innovación tecnológica, elemento clave para que la economía de México se base en el conocimiento.

Aseveró que “la innovación es el factor clave de una economía del conocimiento; es la ciencia, los laboratorios, los grupos de trabajo de universidades y centros de investigación que están generando este trabajo científico y realizando experimentos, encuestas, observaciones”.

El conocimiento que generan los grupos científicos y los grupos tecnológicos es un valor para el conjunto de la sociedad; es un bien público importante que mejora a los países. “El conocimiento enriquece en términos intelectuales, en términos de ideas para mejorar el mundo en que vivimos”, dijo.

Durante la presentación de la Agenda de Innovación de Yucatán, refirió que en el país “la generación de una estructura científica se ha consolidado. En México no lo hemos hecho mal”.

Por ejemplo el Conacyt está cumpliendo 45 años de vida, fue fundado en 1970, y a lo largo de esos años ha dado becas a más de 380 mil estudiantes jóvenes, ha jugado un papel importante en la formación de capital humano.

“Ha apoyado a científicos y universidades; hemos hecho bien en generar una estructura científica y a partir de ello producir conocimiento”.

Cabrero Mendoza reconoció que hay atraso en la parte de abajo de ese círculo virtuoso, en cómo ese conocimiento se traduzca en innovación y esa innovación fortalezca la economía, al sector productivo, a las empresas.

Que ese conocimiento “haga de México un país más competitivo, más productivo, con mayores posibilidades y genere mayores niveles de bienestar social”, dijo.

Recordó que naciones como Corea del Sur, Taiwan, Finlandia e Irlanda, países emergentes similares a México, han realizado inversiones muy importantes en ciencia, tecnología e investigación, en los últimos 30 años.

Dichas acciones les han permitido avanzar enormemente en los niveles de bienestar social, así como en la competitividad y crecimiento económico.

Es la mejor inversión, el mejor camino que puede elegir hoy en día un país emergente como México: invertir en ciencia, tecnología e innovación y a partir de ello alcanzar mejores niveles de bienestar social.

Finlandia era un país forestal e invirtió en tecnología de la información y la comunicación y tuvo grandes logros. México está en un buen momento en tener grandes inversiones y mirar para adelante, abundó el director general del Conacyt.

Por esta razón, instancias como el Conacyt, empresarios locales, líderes de instituciones académicas de cada entidad, entre otros actores, se dieron a la tarea de identificar las ventajas competitivas estatales y regionales, así como los sectores a invertir.

“La economía basada en el conocimiento, que es la nueva economía mundial, difícilmente le permite a un país ser exitoso en todo, por ello tenemos que ir tomando decisiones y las regiones y entidades, empresas e investigadores deben de tomar decisiones respecto a las áreas donde tendrán sus nichos de desarrollo”.

En total se han identificado 495 proyectos prioritarios en México, así como estrategias de financiamiento en 18 sectores económicos como la industria alimentaria, tecnologías de la información, biotecnología, turismo y energías renovables.

También figuran el sector automotriz, sector pecuario, el agrícola, química, manufactura, medio ambiente y sustentabilidad, energías convencionales, logística, tecnología aeroespacial, servicios de ciencia y tecnología.

NTX