Buscan desarrollar equipo para detección temprana del cáncer

Científicos del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav) elaboran un equipo que podría identificar la presencia de tumores cancerígenos en fases temprana con una sola muestra de sangre.

El proyecto se enfoca en la detección del cáncer cervical y la propuesta es poner el ácido nucleico, extraído de una muestra de tejido, para saber si hay alguna alteración o descartarla, indicó el investigador Luis Marat Álvarez, en un comunicado del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

El científico estudió desde hace años a los microARNs (microRNAS o miRNAs, por sus siglas en inglés), moléculas pequeñas de ácido ribonucleico encargadas de transferir la información genética y que son reguladores maestros de la expresión génica, pero que ante la presencia de cáncer se encuentran alterados.

Además, inhiben la traducción de las proteínas, es decir, silencian genes e intervienen en su capacidad de expresión, con lo cual determinan la realización de su función.

En un tumor canceroso las células adquieren características que no tiene una célula normal, pues proliferan demasiado, tienen un metabolismo alterado y evaden el sistema inmune, entre otras alteraciones, y en todas éstas hay microARNs implicados, precisó.

Con la terapia génica se impediría que las células sigan desarrollando características anormales mediante la modificación o silenciamiento de la expresión de miRNAs, que son claves para el proceso de transformación maligna.

Ya que cuando ciertos miRNAs se expresan de manera diferente en una célula normal se identifican y se toman como blanco para destruir la célula cancerosa.

Así que describir esta regulación celular permitió completar un esquema de fallas que ocurren cuando una célula normal se transforma en una tumoral, dijo el científico.

El foco de este proyecto es profundizar en la biología molecular de microARNs que se encuentran alteradas en el cáncer cervical y analizar cuál es su función, para crear una terapia que inhiba su expresión e impida el progreso de la enfermedad.

En el Laboratorio de Terapia Génica del Departamento de Genética y Biología Molecular del Cinvestav dirigido por el experto, el estudio de los microARNs va más allá de la detección, pues se pretende modificar las células cancerosas para detener su generación

Y, por otro lado, se intenta llevar la célula anormal hacia una muerte programada para que ya no provoque daño y la enfermedad no aumente.

NTX

Dejar un comentario