Auto volador, listo para despegar en 2017

Finalmente, el tan esperado auto volador ya casi está aquí. AeroMobil, una empresa eslovaca, planea comenzar a vender su creación, el Aeromobil 3.0, en 2017.

La empresa afirma en su sitio web que el vehículo “se transforma en segundos de un automóvil a un avión” utilizando “la infraestructura existente creada para automóviles y aviones”.

El vehículo funciona con gasolina y tiene alas que se pliegan, lo cual permite que se estacione como un auto, aunque tiene casi 6 metros de largo.

El sitio web de la compañía presenta un video en el que el AeroMobil 3.0 es conducido fuera de un hangar y a través de una carretera, compartiendo el camino con automóviles regulares hasta que llega a una pista de aterrizaje. El auto entonces despliega sus alas y despega desde un tramo de pasto, en lugar de una pista pavimentada, y vuela como cualquier otro avión pequeño.

El portavoz de AeroMobil, Stefan Vadocz, dijo que su empresa no ha definido un precio exacto, ya que aún no está listo.

“El prototipo es un trabajo en progreso”, dijo en un correo electrónico. Sin embargo, dijo que espera que el precio ronde los cientos de miles de euros, algo entre un auto deportivo y una aeronave deportiva ligera.

El vehículo tiene capacidad para dos personas -el piloto y un pasajero- y su única hélice se encuentra en la parte trasera del avión.

La empresa dijo que la velocidad máxima del vehículo en la carretera es de al menos 160 kilómetros por hora y durante el vuelo es de al menos 200 kilómetros por hora. Puede volar 700 kilómetros antes de quedarse sin gasolina.

Tiene una estructura de acero y revestimiento de carbono, y es impulsado por un Rotax 912, un motor de avión de cuatro cilindros de la austriaca BRP.

Los autos voladores no son exactamente nuevos. El concepto ha existido desde mucho antes de que Los supersónicos lo popularizaran en la década de 1960. Ha sido un tema habitual en Popular Science desde que el piloto de la Primera Guerra Mundial Eddie Rickenbacker escribiera sobre él en 1924.

Pero hacer despegar un auto volador desde la tierra ha sido un serio desafío.

Glenn Curtiss, un rival de los hermanos Wright, descubrió esto en 1918 cuando desarrolló el Curtiss Autoplane. Resultó ser más de saltador que volador, por lo que no logró posicionarse entre el público.

El AeroMobil 3.0 tiene al menos un competidor, el Terrafugia Transition, que también funciona con gasolina y tiene alas plegables. Terrafugia ha dicho que planea lanzar el Transition al mercado este año.

Life & Style

Dejar un comentario