Así explica el gobierno mexicano en EU lo ocurrido con los normalistas en Guerrero

“Ayotzinapa fue el Estado” es una de las principales consignas con la que los mexicanos han salido a las calles para exigir la aparición con vida de los 43 normalistas desaparecidos en Iguala, Guerrero. Sin embargo, de acuerdo con un documento de la embajada de México en Estados Unidos, el ataque de la policía local —coludida con el narcotráfico— contra los estudiantes “no es un crimen de Estado”.
El texto, fechado el 12 de noviembre, es una guía con base en la cual las autoridades mexicanas en EU explican los hechos ocurridos en Guerrero: desde la desaparición de los normalistas el 26 de septiembre pasado, la detención del exalcalde de Iguala, José Luis Abarca, el famoso “ya me cansé” del procurador Jesús Murillo Karam y las marchas que se han realizado en México (y el mundo) en protesta por este caso.

El texto inicia con un breve resumen del caso en tres puntos, en donde se califica el ataque y la desaparición de los estudiantes como “hechos bárbaros, trágicos, dolorosos e inaceptables”. Y agrega: “son una llamada de atención y una señal de que los avances que se han hecho en seguridad y justicia en México aún deben llegar a algunos municipios como Iguala”.

Más adelante explica cuáles son los avances en la investigación, como la detención de 74 personas (36 policías municipales) hasta el momento, y la información más reciente: “indicios” de que los estudiantes fueron incinerados, pero continúa su búsqueda porque los restos no han podido ser identificados.

De acuerdo con un funcionario de la Embajada de México en Estados Unidos, el documento no fue elaborado para los discursos del embajador Eduardo Medina Mora, sino para difundirse entre los distintos medios estadounidenses e internacionales.

“El documento no es confidencial, se trata de un documento público que se está difundiendo a los medios de comunicación que transmiten en Estados Unidos, por eso reiteramos que se trata de un documento público que queremos que se conozca”, dijo el funcionario, quien además aclaró que su difusión es para que en Estados Unidos se tenga conocimiento e información de lo que ocurrió en México.

Este miércoles 12 de noviembre por la noche, el embajador Medina Mora dio una entrevista a la cadena internacional de noticias CNN. En ella, dijo que el caso de los 43 normalistas “es una gran crisis política para México. Todos estamos conmocionados por este acto brutal. El único sentimiento que compartimos es el dolor y la pena de la desaparición de estos estudiantes”.

Agregó: “No hemos parado la búsqueda, la investigación sigue abierta en el caso de los 43 normalistas”.

De acuerdo con la información oficial, el ataque contra los estudiantes fue ordenado por José Luis Abarca, quien temía que la presencia de los jóvenes en Iguala fuera para boicotear un acto de su esposa, María de los Ángeles Pineda. Ambos fueron detenidos; Abarca está en el penal de máxima seguridad del Altiplano y Pineda permanece arraigada.

“Posibles preguntas y respuestas”

El segundo apartado contiene preguntas y respuesta sobre el caso, el cual ha acaparado la atención de la prensa internacional y que le ha valido duras críticas al presidente Enrique Peña Nieto, quien este jueves 13 de noviembre terminó una gira de trabajo en China.

El primer cuestionamiento es en referencia a lo que han acusado activistas y ciudadanos en México: Azotzinapa es un crimen de Estado, debido a que fueron las autoridades locales las que orquestaron, con la participación del grupo delictivo Guerreros Unidos, el ataque contra los estudiantes, a quienes la noche del 26 de septiembre les dispararon; en el hecho murieron seis personas, algunos escaparon y 43 normalistas fueron secuestrados.

“Por supuesto que no”, dice la respuesta escrita. “Lo que vemos en Iguala son autoridades locales que abusan de su poder al cometer crímenes, pero también vemos que el Estado actúa contra ellos (…) prácticamente todas las autoridades locales de Iguala que participaron han sido detenidas y procesadas”.

Otras preguntas:

¿Por qué el gobierno federal permitió que el caso Ayotzinapa sucediera?, ¿por qué las autoridades tardaron tanto tiempo en involucrarse en este caso?

¿Por qué estos estudiantes? ¿Qué motivo podría tener alguien para secuestrarlos o matarlos?

¿Los estudiantes están muertos?

¿Por qué el presidente (Enrique Peña Nieto) viajó a China?

¿Por qué el gobierno no actuó antes contra Abarca y su esposa? Todo el mundo sabía que el alcalde y su esposa eran delincuentes, ¿no?

¿Por qué el procurador dijo “ya me cansé”?

¿Qué pasará después?, ¿cómo se puede evitar que esto suceda de nuevo?

Las respuestas en el texto están apegadas a lo que las autoridades han informado en México. Que la Procuraduría General de la República (PGR) tomó el caso 10 días después, luego de que la Fiscalía de Guerrero determinara la participación del crimen organizado; que los estudiantes no son integrantes de ningún grupo delictivo; que hay “indicios” de que están muertos, pero aún los buscan; que Peña Nieto viajó a China porque es su compromiso como presidente; que el gobierno no actuó antes porque las acusaciones contra Abarca y su esposa eran “rumores”; que el procurador se cansó por no dormir en 40 horas.

El Golfo info

Dejar un comentario