Ahora, en el IMSS de Coahuila: practicantes cortan el pene a un bebé por una “confusión”

Dos practicantes de la clínica uno del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) cortaron el pene a un recién nacido, pues lo confundieron con el cordón umbilical. Esto ocurrió el día de ayer, por la tarde.

Fue el día de hoy por la mañana que los padres del infante acudieron a presentar su denuncia en la Comisión Coahuilense de Conciliación y Arbitraje Médico (COCCAM).

La madre del pequeño, Zuelem Contreras Duque, declaró que tras sacar al bebé dos practicantes hicieron tres incisiones, esto sin la supervisión de la doctora en turno, de aproximadamente un centímetro de profundidad en el pene del bebé.

En el momento que la doctora se percató de lo ocurrido, llamó la atención a las muchachas, quienes argumentaron que el “accidente” había ocurrido porque el recién nacido se movió.

En el IMSS no quisieron dar los nombres de los responsables a los padres.

Este caso se suma al ocurrido en la Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE) del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en Ciudad Obregón, Sonora, donde el oftalmólogo Armando Cisneros Espinoza extirpó por error el ojo del bebé de un año, Fernando Valdez Gastélum.

Cisneros Espinoza debía extraer el ojo izquierdo del bebé, pues padece retinoblastoma (tumor canceroso), pero por error extirpó el derecho. Marlene Ayala Quijano, la madre del menor afectado, dijo que el médico se justificó, argumentando que el bebé tenía un tumor detrás del nervio óptico que ponía el peligro su vida.

De acuerdo con la prensa local, Cisneros Espinoza ya tenía la denuncia penal ante la Procuraduría General de la República (PGR) 81/2013, interpuesta después de que desde 2010 Isela Díaz Lara, madre de un niño de seis años que fue atendido por el médico, denunciara ante varias instancias del IMSS negligencia médica.

Por estos hechos, el IMSS reconoció a través de un comunicado que el médico no tomó la decisión correcta y que, por ese motivo, suspendió al oftalmólogo y bajo “diversos procesos de investigación por el IMSS, el Órgano Interno de Control, la Procuraduría General de la República y la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH)”.

“De acuerdo con los resultados de los estudios y la evidencia histopatológica realizados por el Departamento de Anatomía Patológica del IMSS, en Ciudad Obregón, se desprende que la decisión tomada por el médico que realizó la cirugía, no fue la correcta”, informó el IMSS.

Una investigación realizada por el semanario ZETA de Tijuana refiere que Cisneros había solicitado previamente un amparo en oposición a la reforma de la Ley General de Salud que señala que para realizar cualquier procedimiento médico quirúrgico de especialidad los profesionales que lo ejerzan requieren cédula profesional.

De acuerdo con ZETA, el médico presentó una queja en el abril de 2014 por el “Acuerdo por el que se emiten los lineamientos a que se sujetarán el Comité Normativo Nacional de Consejos de Especialidades Médicas (CONACEM); artículos 81 y 272 bis de la Ley General de Salud”.

La demanda de garantías admitida el 27 de abril en el Juzgado Primero de Distrito en el Estado de Sonora fue radicada con el número de juicio de amparo 560/2015, mismo que a la fecha está pendiente de resolución.

Al oftalmólogo le inconformó que el artículo 272 Bis, de la Ley General de Salud, exija que “para la realización de cualquier procedimiento médico quirúrgico de especialidad, los profesionales que lo ejerzan requieren cédula de especialista legalmente expedida por las autoridades educativas competentes y certificado vigente de especialista que acredite la capacidad y la experiencia en la práctica de los procedimientos y técnicas correspondientes en la materia (…)”. Se desconoce si cuenta con tal cédula.

También reclama lo dispuesto en el artículo 81, de la misma legislación, y que “dispone que el CONACEM tendrá la naturaleza de organismo auxiliar de la Administración Pública Federal, a efecto de supervisar el entrenamiento, habilidades, destrezas y calificación de la pericia que se requiere para la certificación y recertificación de la misma en las diferentes especialidades de la medicina reconocidas por dicho Comité y en las instituciones de salud oficialmente reconocidas ante las autoridades correspondientes”.

Con o sin la cédula de especialista, Cisneros Espinoza continuó ejerciendo su profesión.

Sin embargo, estos dos casos no son los únicos dados a conocer en días pasados. Cuatro casos de negligencia médica ocurridos en Chihuahua salieron a la luz recientemente. Dos de ellos se registraron en clínicas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), uno en el Hospital General de la Secretaría de Salud del estado y el otro en el Hospital Regional del municipio de Delicias.

Las denuncias pasan del descuido de un médico que dejó por error una pinzas dentro del cuerpo de una mujer, o la pérdida de un riñón que sería transplantado a una menor, hasta los daños causados durante una cirugía a la pared abdominal de otra paciente o un aborto sufrido por una adolescente a causa de falta de atención en un nosocomio de este estado.

Sin Embargo

Dejar un comentario