Agencia Espacial Mexicana requiere de inversión: José Hernández

272

A cuatro años de haber entrado en funciones, la Agencia Espacial Mexicana ha servido pero se requiere de mayor inversión para hacer proyectos tangibles, sostuvo hoy aquí el astronauta mexicano José Hernández.

Entrevistado a propósito de su más reciente publicación titulada “El niño que tocó las estrellas”, el ingeniero de vuelo especialista en la misión STS-128 del transbordador Discovery, comentó que “tarde o temprano se debe de invertir y comprometer más en esta agencia espacial”.

Hernández, quien del 28 de agosto al 11 de septiembre de 2009 estuvo en el espacio durante 14 días en la Estación Espacial Internacional, dijo estar convencido de que en el universo no estamos solos.

“No creo que existan los extraterrestres o aliens, yo he estado allá arriba y nunca he visto nada y lo que dice Jaime Maussan, es para hacer negocio en mi opinión; pero de que existe la posibilidad de que haya vida en otros mundos, sí, pero en otros mundos lejanos donde no tenemos la tecnología para hacer contacto”, señaló.

Bajo el sello Patria, Hernández presenta su segundo volumen en el que cuenta la historia de cómo se convirtió en astronauta, tras haber sido rechazado en 11 ocasiones por la NASA.

“Tengo otro libro titulado ‘El cosechador de estrellas’ y al estar dando conferencias y firmando ese libro, muchas madres me decían que escribiera un libro infantil para poder compartir con sus hijos porque se les hacía complicado el otro texto. Así nace el libro.

“Es mi autobiografía de manera infantil, en donde cuento como crecí de campesino en Michoacán y paso a los campos agrícolas de California, narró cómo nació el sueño de ser astronauta, viendo la última misión de la época de Apolo”, dijo.

Cuenta que llegar al espacio no fue nada fácil y refirió que para todo aquel pequeñito que desee llegar a la luna, debe de poner en práctica una receta que su padre le compartió.

“Luego de compartir ese sueño con mis papas, mi padre me compartió una receta para llegar a ser astronauta de cinco ingredientes.

“Me dijo: si quieres ser astronauta tienes que seguir esta receta. Lo primero es definir qué quieres ser en la vida; lo segundo, reconoce que tan lejos estás de ella; enseguida, crea un mapa que te ayude a llegar; el cuarto paso es estudiar y el quinto, échale ganas; y yo le agrego un ingrediente más, la perseverancia”, destacó.

También menciona que nunca cayó en la depresión, “porque todo lo que hacía para ser astronauta, me ayudaba para ser un mejor ingeniero, por eso nunca me di por vencido y dije que hasta que la NASA no me diga que ya no envié más solicitudes, yo seguiré enviándolas”.

“Siempre me pregunté que tenían los que seleccionaban e investigué que había pilotos y yo no era y me convertí en uno, luego había buceadores y yo no fui cualquiera, al siguiente año para distinguirme de los demás, decidí estudiar ruso y eso fue me lo que me ayudo”, indicó.

Hernández afirmó que hoy en México, todo aquel que quiera ser astronauta y viajar hasta el espacio, lo puede lograr gracias a la creación de la Agencia Espacial Mexicana.

Refirió que luego de que los niños lean su historia, “se empoderaran”, incluso, les servirá como una especie de “tónico motivador”.

Con las ilustraciones de Víctor Sandoval, el texto a decir de su autor, “les da a los niños la licencia para soñar en grande y convertir ese sueño en realidad”.

NTX

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.