Una extraña nube naranja sembró pánico en Barcelona

Una extraña nube naranja que por horas se creyó que era tóxica sembró pánico en Barcelona, donde unas 60.00 personas estuvieron confinadas en sus casas, lugares de trabajo y escuelas tras la explosión química que provocó esa reacción.

La explosión ocurrió a las 9.30 (hora local) en el exterior de la empresa de productos químicos Simar, situada en Igualada, en Barcelona. Al parecer, tuvo lugar durante la operación de carga y descarga. Aparentemente, en la descarga se derramó ácido nítrico, que entró en contacto con cloruro férrico y desató semejante reacción.

La explosión provocó una gran nube de humo de color anaranjado visible desde toda la zona. Tres personas (un trabajador de la fábrica y dos transportistas) resultaron levemente heridas por inhalación.

A las 10, Protección Civil ordenó el confinamiento de 60.000 ciudadanos del municipio y de las localidades vecinas Òdena, Jorba, Vilanova del Camí , Santa Margarida de Montbuí y Sant Martí de Tous.

Las autoridades dieron a vecinos y trabajadores de esas zonas la orden de permanecer en sus viviendas y puestos de trabajo y de cerrar puertas y ventanas. También recomendaron a los padres no ir a buscar a sus hijos a las escuelas, donde permanecieron durante la alerta.

Dos horas después, la alcaldía de Barcelona rebajó la emergencia y dio de baja la orden de confinamiento, aunque el consejero del Interior informó que se mantiene sobre ancianos, unos 600 chicos de hasta tres años que permanecen en 23 guarderías y personas con problemas respiratorios y embarazadas, informó el diario El Mundo.

“Pensábamos que era una nube tóxica, pero finalmente es una nube corrosiva con efectos irritantes por lo que han producido molestias”, dijo el alcalde de Igualada, Marc Castells, en diálogo con el canal TN. Además, informó que los bomberos siguen trabajando para combatir el incendio y que el tránsito en la zona “está completamente cerrado”.

Agencia DPA

Dejar un comentario