Ucrania y los prorrusos, listos para rubricar hoy un alto el fuego

El Gobierno ucraniano y los rebeldes prorrusos se preparan para rubricar hoy, a las 14:00 horas, el primer alto el fuego duraderodesde el estallido de la guerraen las regiones orientales de Donetsk y Lugansk. Así lo anunció ayer en Newport (Gales), el presidente ucraniano, Petro Poroshenko, quien asistió a la comisión entre su país y la OTAN con motivo de la cumbre.

«Ucrania está cansada de la guerra y hará todo lo posible para que la paz vuelva a nuestra tierra», aseguró el presidente ucraniano, quien ayer se entrevistó al margen de la cumbre con los presidentes de EE.UU., Reino Unido, Francia, Italia y Alemania para analizar la situación. El conflicto ucraniano comenzó en noviembre del pasado año cuando el entonces Gobierno prorruso de Kiev se negó a firmar un Acuerdo de Asociación con la UE.

La rúbrica del alto el fuego, al que está previsto que se sume el líder de los prorrusos, Alexander Zakharchenko, se produciría dos días después de que el presidente de Rusia, Vladimir Putin, propusiera el fin de las operaciones armadas por ambas partes, el repliegue de tropas, la presencia de observadores internacionales, la exclusión de aviones de combate en zonas civiles, un intercambio de presos, la apertura de corredores humanitarios y el traslado de equipos técnicos para restaurar las infraestructuras destruidas. Además Putin habría comentado que podía tomar Kiev en apenas dos semanas.

Condena a Rusia

El asesor presidencial ucraniano, Serguéi Kunitsin, reconoció que Ucrania «está desangrada, tanto material como financiera y militarmente» tras los recientes reveses en el campo de batalla, como la pérdida del aeropuerto de Lugansk. «Necesitamos un respiro. Es evidente que el conflicto va a quedar en cierta medida congelado, pero no tenemos otra salida, el país necesita una tregua», admitió en declaraciones recogidas por Efe.

En la cumbre de Gales, Ucrania –país no miembro de la OTAN– recibió el apoyo de los aliados ante «la violación del derecho internacional» por parte de Moscú. Además la OTAN esgrimió en un comunicado una «fuerte condena a Rusia por su ilegal e ilegítima autoproclamada anexión de Crimea y su continua y deliberada desestabilización del este de Ucrania». Para la OTAN queda claro que «a pesar de las negaciones de Rusia, fuerzas armadas rusas están involucradas directamente en operaciones militares en Ucrania».

«Rusia no ha dado un solo paso para hacer la paz posible, solo ha contribuido a profundizar el conflicto», subrayó el secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, durante una conferencia de prensa conjunta con el presidente de Ucrania.

Amenaza para el Este

La OTAN también apoyará con 15 millones de euros la modernización de las fuerzas ucranianas. Una ayuda bienvenida por Poroshenko, que se comprometió a impulsar reformas políticas en el país la semana que viene para seguir ahondando en su acercamiento a la OTAN. Aunque por el momento se descarta su adhesión a la alianza militar creada en 1949 para frenar la amenaza soviética en Europa.

Ucrania es uno de los asuntos principales que abordan los líderes de los 28 países de la Alianza Atlántica, que buscan, además, reforzar la seguridad de los países del Este miembros de la coalición militar (Estonia, Letonia, Lituania, Polonia, Rumanía y Bulgaria, principalmente). Entre las medidas que adoptará la OTAN se encuentra la aprobación de un Plan de Acción para la Preparación (Readiness Action Plan) para mejorar la capacidad de respuesta y rapidez ante futuras amenazas.

Así, se emplazarán suministros y sistemas de mando y control en instalaciones militares ya existentes en esos países de la OTAN, se intensificarán las maniobras militares y se seguirá potenciando la misión de Policía Aérea en el Báltico. En esta última, España participará en el primer trimestre de 2015 con cuatro aviones Eurofighter. Además, España ha puesto a disposición de la OTAN la fragata «Almirante Juan de Borbón» para su despliegue en el Mediterráneo, incluido el Mar Negro.

 

ABC

Dejar un comentario