Categorías
Mundo

Israel ataca objetivos iraníes en Siria después del lanzamiento de cohetes

Israel dijo que atacó casi toda la infraestructura militar de Irán en Siria el jueves después de que las fuerzas iraníes dispararon cohetes contra territorio controlado por Israel por primera vez en el intercambio militar más extenso entre los dos adversarios.

Fue el bombardeo israelí más intenso en Siria desde el inicio de la guerra civil en 2011 en la que los iraníes, las milicias chiítas aliadas y las tropas rusas se han desplegado en apoyo del presidente Bashar al-Assad. El enfrentamiento se produjo dos días después de que Estados Unidos anunciara su retirada, con la insistencia de Israel, de un acuerdo nuclear con Irán.

Israel destruyó docenas de sitios militares iraníes en Siria, así como unidades antiaéreas sirias que intentaron sin éxito derribar aviones israelíes, dijo el portavoz militar israelí, teniente coronel Jonathan Conricus.

Los medios estatales sirios dijeron que Israel lanzó docenas de misiles y atacó una estación de radar, posiciones de defensa aérea siria y un vertedero de municiones, lo que subraya los riesgos de una escalada más amplia que involucre a Irán y sus aliados regionales.

El Comando del Ejército sirio dijo que el ataque de Israel mató a tres personas e hirió a otras dos. Un observador de guerra con sede en Gran Bretaña, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, dijo que los ataques mataron al menos a 23 militares, incluidos sirios y no sirios.

La Casa Blanca, en un comunicado, condenó los “ataques con cohetes provocativos” de Irán desde Siria y dijo que apoya el derecho de Israel a defenderse.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, dijo que los ataques aéreos de Israel eran “apropiados” porque Irán había “cruzado la línea roja”.

“Estamos en medio de una batalla prolongada y nuestra política es clara: no permitiremos que Irán se atrinchere militarmente en Siria”, dijo Netanyahu en un breve video.

Las expectativas de un estallido regional, en medio de advertencias de Israel de que estaba decidido a evitar cualquier atrincheramiento militar iraní en Siria, fueron alentadas por el anuncio del presidente estadounidense Donald Trump el martes sobre la retirada del acuerdo nuclear de 2015 entre Irán y las potencias mundiales.

Estados Unidos describió su rechazo a ese acuerdo como una respuesta, en parte, a las intervenciones militares de Irán en el Medio Oriente, lo que apuntala la línea dura de Netanyahu hacia Teherán.

Israel dijo que 20 cohetes iraníes de Grad y Fajr fueron derribados por su sistema de defensa aérea Iron Dome o que no alcanzaron objetivos en los ocupados Altos del Golán, territorio capturado de Siria en una guerra de 1967. La Fuerza Quds, un brazo externo de la Guardia Revolucionaria de Irán, llevó a cabo la salva del cohete, dijo Israel.

No hubo comentarios inmediatos de Irán.

Irán e Israel ya estaban profundizando en la confrontación antes de que Trump retirara a Estados Unidos del acuerdo, pero su movimiento ha sacudido a la región. Dentro de Irán, podría empoderar a los intransigentes mientras debilita el campo moderado que ha buscado mejores relaciones con Occidente.

Categorías
Mundo

Guerra biológica y ataque en Siria

Una guerra química o biológica es un método de guerra en el cual se utilizan agentes tóxicos o incapacitantes para ampliar los objetivos de los atacantes. Durante muchos años estos métodos estuvieron limitados a producir incendios, envenenar pozos de agua; diseminar artículos infectados de viruela, y utilizar humo para destruir o confundir al enemigo.

Pero últimamente varios países han desarrollado agentes biológicos a partir de microbios patógenos causantes de diversas enfermedades que atacan al hombre, a los animales domésticos o a las cosechas de alimentos vitales. Son bacterias, hongos y virus o diversas toxinas. La mayoría causan botulismo, peste y fiebre aftosa, entre otras.

En la madrugada del pasado día 6 de abril, un bombardeo con un elemento químico acabó con la vida de 83 personas y dejó decenas de heridos en la ciudad de Duma, en las afueras de Damasco, en Siria. Se dijo que el presidente sirio Bashar Al Assad lanzaba un mortífero ataque para eliminar a los últimos rebeldes que se oponen a su dictadura.

“El número de muertos confirmado es 83, veinte de los cuales son niños. Hay alrededor de 560 afectados. Pero todavía el personal está en shock, así que estimo que esta no será la cifra definitiva”, explicó el doctor Mohamed Katoub, coordinador en Turquía de la Asociación Médica Sirio Americana (SAMS).

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, que cita a 58 fallecidos y 170 heridos, culpa del ataque a aviones del ejército sirio o de la aviación rusa, que presuntamente lanzaron proyectiles cargados de gas sarín. Es un gas tóxico que tiene un efecto paralizante sobre el sistema nervioso.

Por su parte el diario inglés The Times identificó al piloto del ataque químico; se trata del experimentado comandante de escuadrón, Mohammed Hasouri, quien ya había llevado a cabo en el pasado otro ataque químico. Hasouri pertenece a la misma secta alauita del presidente sirio, y fue felicitado por el general Ali Abdullah Ayoub, jefe del Estado Mayor del ejército sirio, por haber “destruido depósitos de armas de Al Qaeda en Jan Sheijun, en la provincia siria de Idlib”

Una foto de ambos militares fue subida a Twitter por el diputado sirio Fares Shehabi, un importante miembro del régimen de Assad.

Días después del ataque biológico, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ordenó un ataque contra instalaciones del régimen. Se trata de la primera vez que la Casa Blanca ha tomado acciones militares en contra de las fuerzas militares leales al presidente Bashar Al Assad.

En una calculada operación militar, Estados Unidos atacó en coordinación con Francia y el Reino Unido al “bárbaro” régimen sirio por el supuesto empleo de gas sarín contra la población civil de Duma. La represalia, respaldada por Occidente fue presentada como un “golpe de precisión” contra centros de producción y almacenamiento de armas químicas.

No hubo soldados muertos y, según las primeras versiones, tampoco daños a la población civil. Todo quedó en una intervención quirúrgica que le permite a Washington mantener abierta su salida y enviar una señal de firmeza a Rusia, Irán e incluso Corea del Norte.

“Misión cumplida”, festejó el presidente Trump, emulando la proclama que acompañaba en mayo de 2003 a George Bush hijo cuando a bordo del portaviones Abraham Lincoln anunció el fin de los combates en Irak. Una imagen que se volvió un símbolo del error.

El Pentágono distribuyó fotos vía satélite para mostrar los daños creados a la base aérea siria por el bombardeo. Las dos pistas aparecen intactas debido a que los misiles crucero Tomahawk no tienen la carga de explosivo suficiente para destruir el asfalto. La táctica en estos casos es concentrarse en instalaciones como hangares y depósitos. Estados Unidos ha advertido que habrá más ataques si es necesario.

Por su parte, el presidente ruso Vladimir Putin advirtió hace tres días que si Washington toma nuevas acciones contra Damasco se produciría un inevitable caos en las relaciones internacionales.

Las declaraciones del mandatario ruso tienen lugar en medio de un creciente pulso entre los dos países, luego de que Estados Unidos, Francia y Reino Unido atacaran días antes tres objetivos del gobierno sirio por el supuesto uso de armas químicas contra la población civil de la localidad de Duma.

Putin calificó el ataque sobre Siria como “un acto de agresión” en un comunicado publicado por el Kremlin en su página web. En esta primera reacción el líder ruso, aliado del gobierno de Damasco, acusó a Washington de agravar la crisis humanitaria en el país árabe y de saltarse las normas de derecho internacional y la carta de la ONU.

“Sin la sanción del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, en violación de la Carta de la ONU, las normas y principios del derecho internacional, se ha cometido un acto de agresión contra un estado soberano que está a la vanguardia de la lucha contra el terrorismo”, aseguró Putin.

Es conveniente mencionar que desde agosto de 1945, con el lanzamiento de las bombas atómicas sobre Hiroshima y después Nagasaki, los Estados Unidos se han convertido en el país “defensor” de los Derechos Humanos, a costa de lo que sea. En ambas ciudades perdieron la vida más de 230 mil personas.

También, teniendo como marco la finalización de la Segunda Guerra Mundial, los militares estadounidenses utilizaron la gasolina gelatinosa, llamada Napalm, que fueron bombas incendiarias diseminadas en los bombardeos contra la ciudad alemana de Dresde y contra Japón. No hay cifras de víctimas en estos dos casos.

Posteriormente, en la guerra de Vietnam utilizaron el gas naranja, conocido como Agente Naranja. Este es un herbicida utilizado por los militares estadounidenses como parte de su programa de guerra química, entre 1961-1971. Vietnam estima que tres millones de vietnamitas fueron asesinados, y 500 mil niños nacieron con malformaciones congénitas como resultado de su uso. ? El gobierno de Estados Unidos ha rechazado estas cifras como poco fiables y poco realistas.

Pero ¿quién asegura que efectivamente fue el propio gobierno sirio el que atacó a la ciudad de Duma con gases tóxicos? ¿Y por qué Estados Unidos, Francia y Gran Bretaña bombardearon lugares estratégicos, sin producir víctimas mortales, en la misma zona siria?

Los inspectores de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) desplazados a Duma para intentar recabar pruebas sobre el supuesto ataque químico que sufrió la ciudad hace ya diez días aún no han podido entrar en la ciudad.

La ONU ha confirmado que una pequeña avanzada de esta organización ya ha entrado en esta localidad de Ghuta Oriental; no se incluyen a los inspectores que van a buscar rastros del ataque con gases tóxicos denunciado el pasado día 7, y que desencadenó el bombardeo de represalia sobre Siria de Estados Unidos, Reino Unido y Francia. Los observadores, no obstante, dudan que puedan hallar ya sobre el terreno pruebas del supuesto ataque letal con gas tóxico.

Según el Consejo Local de la ciudad, “familias enteras se asfixiaron mientras dormían” cuando se perpetró el bombardeo, por lo que las ambulancias no pudieron hacer nada cuando llegaron.

El presidente del Consejo de la urbe, Osama Al Siada relató que aviones sirios efectuaron cuatro bombardeos con proyectiles que contenían gas cloro y gas sarín en varias áreas de Jan Seijun. “Tres fueron contra viviendas de civiles en el barrio del Norte y el cuarto, contra el centro de la población”, indicó.

Numerosas imágenes que han trascendido, no verificables, muestran los cadáveres de al menos nueve niños, con pruebas visibles de haber sido expuestos a una agresión química. El Observatorio Sirio, citando fuentes médicas, asegura que las víctimas de Jan Seijun, un pueblo antigobiernista, sufrieron vómitos, asfixia y despedían espuma por la boca.

NTX

Categorías
Mundo

Irak entrega a Rusia a cuatro mujeres y 27 niños por nexos yihadistas

Irak extraditó a Rusia a cuatro mujeres y 27 niños que fueron engañados para unirse al grupo extremista Estado Islámico (EI), luego de ser interrogados sin que se demostrara que hayan participado en actividades terroristas, informó hoy el Ministerio de Relaciones Exteriores.

En declaraciones a la prensa, el vocero de la cancillería iraquí, Ahmed Mahjoub, destacó que las mujeres y niños no participaron en operaciones terroristas contra civiles o las fuerzas de seguridad, pero “serán sometidos a juicio en Rusia por ingresar ilegalmente a Irak”.

“Los rusos fueron entregados después de la conclusión de las pesquisas” y de constatar que estas personas no estaban involucradas en ataques terroristas contra civiles y fuerzas de seguridad”, dijo Mahgub citado por la televisión Al Sumariya.

A principios de esta semana, la justicia de Irak ordenó la extradición de una mujer francesa que había sido arrestada, junto con sus cuatro hijos, en la norteña ciudad de Mosul.

Cientos de mujeres e hijos extranjeros de miembros del EI, que han sido detenidos por las fuerzas iraquíes a medida que avanzaba la ofensiva contra el EI, están siendo ahora juzgadas en esta nación árabe.

En lo que va de este año, el Tribunal Penal de Bagdad ha sentenciado a dos mujeres –una alemana y una turca- a la pena de muerte por pertenecer al grupo yihadista, asimismo condenó el fin de semana pasado a cadena perpetua a nueve mujeres turcas y a una azerí.

Miles de extranjeros han viajado a Irak y Siria desde 2014 para unirse a las filas del EI, sin embargo, muchos se han entregado desde que las fuerzas gubernamentales expulsaron a los yihadistas de los territorios que controlaban en ambos países.

A principios de diciembre, el primer ministro iraquí, Haidar al Abadi, declaró el fin de la guerra contra el EI, que se alargó durante tres años y medio.

NOTIMEX

Categorías
Mundo

Israel ataca a Siria con cazas y misiles, acusa Ejército sirio

Israel atacó territorio sirio tres veces el martes por la mañana con cazas y misiles, dijo el Ejército sirio en un comunicado emitido por la televisión estatal.

El Ejército afirmó que cazas israelíes dispararon misiles en el área de al-Qutaifa, cerca de Damasco, desde el espacio aéreo libanés a las 02.40 hora local y que las defensas áreas sirias impactaron a uno de los aviones.

Posteriormente, Israel disparó misiles tierra-tierra desde los Altos del Golán, una zona ocupada por Israel, pero las defensas sirias derribaron esos cohetes, según el Ejército sirio, que agregó que cazas israelíes dispararon una última serie de cuatro cohetes desde Israel y que las defensas áreas sirias derribaron a uno, pero que los otros provocaron daños materiales.

Una portavoz militar israelí declinó a responder al comunicado sirio. Aunque el jefe de la Fuerza Aérea israelí reveló en agosto que habían atacado Siria unas 100 veces, la política de Israel por lo general es no confirmar ni negar dichas operaciones.

Israel ha prometido que impedirá que el territorio sirio sea usado por Irán para establecer bases o transferir armamento de alta calidad hacia el grupo libanés Hezbollah, que ha ayudado a Damasco a combatir una rebelión de seis años.

En su comunicado, el Ejército sirio reiteró advertencias previas de repercusiones serias por la ofensiva y repitió sus acusaciones pasadas de que Israel está usando los ataques para respaldar a grupos de militantes en Siria.

Categorías
Mundo

Ataque con cuchillo en Hamburgo deja un muerto

Un hombre mató a cuchilladas a otro e hirió a cuatro personas este viernes en un supermercado en la ciudad alemana de Hamburgo, antes de ser detenido por la policía.

“No hay información confirmada sobre los motivos o el número de personas heridas” por el agresor, que “entró en un supermercado y de repente empezó a atacar a los clientes” indicó la policía, que explicó que una víctima murió a causa de las heridas.

El periódico alemán Bild publicó en su página Internet una foto del agresor con una bolsa blanca cubierta de sangre apoyada sobre su cabeza. Según el periódico habría gritado “Alá Akbar” (Dios es grande) antes de pasar al acto.

El sospechoso que no fue identificado se dio a la fuga luego del ataque.

Pero fue perseguido por testigos que lograron detenerlo.

“Se trata de un atacante solitario. Las primeras informaciones que daban cuenta de un robo como móvil posible, no fueron confirmadas”, indicó la policías de Hamburgo en su cuenta Twitter.

La policía bloqueó la zona, en el noreste de esta ciudad, la segunda más importante de Alemania que en julio recibió a los líderes del G20 para una cumbre.

La policía antiterrorista también fue desplegada en la escena del crimen, según Bild.

Alemania se encuentra en alerta por la amenaza terrorista, en particular desde diciembre luego de que un hombre matara a 12 personas atropelladas por el camión que conducía en un mercado navideño en Berlín.

El grupo Estado Islámico reivindicó el ataque perpetrado por un tunecino, Anis Amri, exc onvicto de 24 años, a quien se le rechazó la demanda de asilo.

Este fue el peor ataque islamista en Alemania, pero no el primero.

En 2016 el grupo Estado Islámico reivindicó un ataque con bomba en la ciudad de Ansbach (sur) que hirió a 15 personas y en el que murió su autor, un sirio. Ese año también un afgano con un hacha causó pánico en un tren en Bavaria hiriendo a cinco personas antes de ser ultimado por la policía.

En los dos casos los atacantes eran solicitantes de asilo. Pero los investigadores sospechan de que se radicalizaron en Alemania y que no fueron enviados desde un país extranjero para cometer atentados, como fue el caso de los yihadistas que perpetraron los ataques en París en noviembre de 2015.

Los servicios de inteligencia alemanes estiman que habría unas 10 mil personas radicalizadas en el país, incluidos unos mil 600 considerados como potencialmente violentos.

Alemania está en la mira de los grupos yihadistas en particular por su participación en la coalición que combate a Estado Islámico en Iraq y Siria, así como en Afganistán desde 2001.

Las tropas alemanas no participan sin embargo en ninguna operación de combate, sino en misiones de reconocimiento, formación o suministro de material.

Categorías
Mundo

Al menos 30 muertos deja atentado con bomba en un mercado de Irak

Una mujer detonó este viernes su cinturón explosivo en un mercado al este de la ciudad sagrada chií de Kerbala y dejó al menos 30 muertos y 35 heridos, dijeron fuentes de seguridad iraquíes.

Estado Islámico se atribuyó el atentado ocurrido específicamente en la localidad de Musayab, al sur de Bagdad, en un comunicado publicado en su agencia de noticias Amaq, sin identificar a la suicida.

Un funcionario de seguridad dijo que la atacante escondió la bomba bajo un velo islámico de cuerpo entero.

El ataque se produjo en momentos en que Estado Islámico está a punto de perder Mosul, la capital de facto en Irak del grupo musulmán suní de línea dura, ante una ofensiva iraquí respaldada por Estados Unidos que fue lanzada en octubre.

El grupo también está en retirada desde la vecina Siria ante los ataques de una coalición liderada por kurdos y respaldada por Estados Unidos en Raqqa, la capital de Estado Islámico en ese país.

Paramilitares respaldados por Irán participan en la campaña contra Estado Islámico en Irak y están atacando al grupo en la región fronteriza cerca de Siria. Estado Islámico declaró un “califato” sobre partes de Siria e Irak hace tres años.

Categorías
Mundo

Se hunde buque espía ruso ante costas de Turquía

Un buque espía del ejército ruso se hundió este jueves en el mar Negro tras colisionar con otro barco, y su tripulación fue rescatada, indicaron la guardia costera turca y el estado mayor ruso.

El suceso ocurrió cerca de la entrada del estrecho del Bósforo, frente a la ciudad turca de Kilyos, en una zona brumosa, precisaron los medios turcos.

El primer ministro turco, Binali Yildirim, telefoneó a su homólogo ruso, Dimitri Medvedev, poco después para manifestarle su “tristeza”, informó la agencia de prensa gubernamental Anadolu.

“El buque ruso se hundió luego del choque, todo el personal (presente) a bordo fue rescatado”, indicó un responsable de la guardia costera turca a la AFP, pidiendo el anonimato.

“Todos los miembros de la tripulación del buque de inteligencia ‘Liman’ están vivos, en buena salud y se disponen a ser trasladados de un barco de rescate turco a un navío ruso”, comunicó, por su parte, el ejército ruso, citado por agencias de prensa.

“El ‘Liman’ se hundió después de que se abriera una brecha bajo la línea de flotación”, confirmó el ejército ruso.

Turquía movilizó embarcaciones para llegar al lugar del naufragio y auxiliar al navío, precisó el responsable de la guardia costera. Según la prensa turca, 78 personas estaban a bordo del buque de guerra ruso, que colisionó con un barco de transporte de ganado.

El canal turco NTV informó que el buque que transportaba ganado sólo sufrió daños menores y que podría reanudar su viaje luego de los controles.

La agencia de prensa turca Dogan indicó que en el momento del choque la zona en donde se produjo estaba sumida en una espesa niebla, por lo que el incidente habría sido accidental.

Por el momento no se conoce cual era la ruta marítima del buque ruso, especializado en la recolección de información.

El “Liman” es un buque de investigación científica que entró en servicio en 1970 y fue acondicionado por Moscú como buque ‘espía’ para recolectar informaciones.

Decenas de buques militares rusos pasan cada mes por el estrecho del Bósforo para ir o volver de las costas sirias, un tráfico que suscita la curiosidad de numerosos habitantes de Estambul.

Estas idas y venidas de barcos rusos están destinadas a abastecer a las fuerzas rusas que apoyan en Siria al régimen de Bashar al Asad.

Las relaciones entre Rusia y Turquía, que respalda a la oposición siria, han mejorado en los últimos meses, tras fuertes tensiones a raíz de que las fuerzas turcas derribaron a un avión ruso cerca de la frontera de Siria a finales de 2015.

La Convención de Montreux, firmada en 1936, autoriza la libre circulación a través del Bósforo y los Dardanelos a los buques de todos los países, salvo de aquellos que se encuentren en guerra con Turquía.

Categorías
Mundo

El infame destino de Omran, el niño sirio cuya imagen retrató el horror de la guerra

Alepo.- Omran Daqneesh, el pequeño niño sirio cuya imagen recorrió el mundo, aún padece las consecuencias de la guerra civil, pero sobre todo, haberse transformado en un símbolo de la brutalidad del régimen de Bashar Al-Assad.

La fotografía de Omran -cuyo hermano mayor de 10 años murió durante un bombardeo en Alepo- se viralizó en pocas horas el pasado 17 de agosto. Su rostro cubierto de polvo y sangre, su expresión desorientada y de pánico en una ambulancia, causó indignación en el planeta y generó nuevas críticas contra el gobierno central de Siria que emprende una masacre contra su propio pueblo.

Pero lejos de buscarle un nuevo hogar y un refugio seguro, el régimen no le perdonó haberse convertido en un símbolo de la guerra. Es por eso que el reportero gráfico que capturó la imagen, Mahmoud Raslan, explicó a Fox News qué había ocurrido con el niño.

“Perdí el contacto con la familia de Omran. La milicia de Al-Assad arribó y su familia fue confinada bajo arresto domiciliario, donde no pueden ser contactados por los medios occidentales. Su residencia fue cambiada y fueron puestos bajo custodia”, explicó el periodista.

En un primer momento el régimen reaccionó con furia respecto a la fotografía y el video que circularon a toda velocidad por los medios del mundo. Incluso, llegaron a afirmar que había sido “falsificada”. Que era un truco para minar la imagen de Damasco.

Ese día, las crónicas indicaban que un bombardeo en Alepo había provocado varios muertos. Pero la imagen de Omran fue la que impactó. “Un doctor en Alepo acaba de enviarme la imagen de un niño aturdido que sobrevivió a un ataque aéreo. Su nombre es Omran Daqneesh y tiene 5 años”, explicó ese día Raf Sánchez, corresponsal del diario británico The Telegraph en Medio Oriente, a través de su cuenta de Twitter.

La foto comenzaba a transformarse en un símbolo y el régimen a reprochar la cobertura hecha por los “medios occidentales”. Esa fama no deseada le valió a Omran y la familia Daqneesh el confinamiento.

Categorías
Mundo

Fotógrafo sirio rompe en llanto tras intentar salvar a un niño

Abd Alkader Habak , un fotógrafo sirio, ahora reconocido a nivel mundial como un verdadero“héroe”, y no es para menos, pues el hombre se olvidó de su lente para rescatar a niños que habían sido víctimas de un ataque en Alepo.

Resulta que cuando varios civiles eran evacuados un coche bomba explotó y dejó a varias personas heridas, entre ellos niños. Entonces, Abd sin dudar corrió a ayudar a las personas, fue en ese momento que varios de sus colegas lo fotografiaron y las imágenes están dando la vuelta al mundo.

En la foto se ve al fotógrafo destrozado de rodillas sobre el suelo y llorando, en otra imagen el sirio tiene entre sus brazos a un menor que intentó salvar.

La explosión fue en Al Rashidin , una zona asediada por radicales opositores al oeste de la ciudad de Alepo, donde estaban estacionados los autobuses del Gobierno sirio que transportaban a unas cinco mil personas evacuadas.

Categorías
Empresa Mundo

Tensión mundial por ataque de EE. UU. a Siria

“Es vital para los intereses de seguridad nacional de EE. UU. prevenir y disuadir la expansión de las armas químicas”, dijo el presidente estadounidense, para justificar el bombardeo en la región donde se produjo el ataque de anoche.

“El dictador sirio Bashar al Assad lanzó un horrible ataque con armas químicas contra civiles inocentes usando un agente nervioso mortal”. Con estas palabras comienza el discurso con el que el presidente estadounidense, Donald Trump, justificó el bombardeo de una base aérea en la región en la que se produjo el ataque químico este 4 de abril, en el que murieron 86 personas, entre ellos 30 niños.

“Esta noche ordené un ataque militar contra la base aérea en Siria, desde donde se lanzó el ataque químico”, dijo Trump. Fue la “respuesta apropiada” que había prometido horas antes el secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, al crecer la indignación por el ataque químico en Siria, por el que Estados Unidos culpa al gobierno de Bashar al Assad. Fueron 60 misiles crucero lanzados desde buques en el Mediterráneo contra instalaciones del gobierno de Bashar al Assad.

“Es vital interés de seguridad nacional de Estados Unidos prevenir y disuadir la propagación y el uso de armas químicas mortales”, expresó Trump desde Mar-a-Lago, su mansión en Florida y donde se encuentra reunido con el presidente chino, Xi Jinping. “Pienso que lo que ocurrió en Siria es un crimen verdaderamente indignante y no debió ocurrir y no se debió permitir que ocurriera”, dijo Trump horas antes, en su camino a Florida.

Se trata del primer bombardeo en Siria durante la administración de Donald Trump y, de hecho, del mayor ataque ordenado por su gobierno, que había bombardeado Yemen, pero que no había actuado contra instalaciones del régimen sirio. Pero Trump no se limitó a ordenar un bombardeo. El presidente estadounidense hizo un llamado a todas las “naciones civilizadas” para “que se unan a nosotros en la búsqueda de poner fin a la masacre y derramamiento de sangre en Siria”.

Todo esto por encima de las advertencias rusas. El Kremlin había dicho que atacar Siria sería una torpeza. Y es que Rusia es uno de los mayores defensores del gobierno de Al Assad que calificó este ataque como una agresión, a través de medios oficiales.

Consecuencias

¿Qué consecuencias podría traer este ataque? El primer disgustado sería Rusia, puesto que ha entregado sus fuerzas militares al servicio de Al Asad para combatir a los rebeldes. Si existe una víctima rusa entre las posibles bajas por los bombardeos estadounidenses, el conflicto podría escalar hasta un punto impensado. Las reacciones más recientes de Rusia a ataques contra su personal o armamento militar han sido diplomáticas, por ejemplo, la ruptura temporal de relaciones con Turquía por el derrumbe de uno de sus aviones. Pero este es un campo distinto: en Siria confluyen todas las potencias y la línea entre el diálogo, la acción armada proporcional y el desgaste que significaría una guerra más amplia es muy delgada.

Trump tomó una decisión que Barack Obama nunca se atrevió a tomar. En 2013, el entonces mandatario advirtió que la “línea roja” que no podía cruzar Al Asad era el uso de armas químicas. En agosto de 2013, cuando su gobierno cometió un bombardeo con químicos —gas sarín, el mismo que se utilizó en Jan Sheijun—, Obama no cumplió su promesa y en cambio enfocó todos sus esfuerzos en bombardear al Estado Islámico —hasta ahora, en su coalición con más de 68 países, ha realizado más de 19.500 bombardeos—.

El lanzamiento de misiles sobre la base aérea siria es también un mensaje político que señala el cambio de administración. Trump arguyó que lo ordenaba como parte de una política necesaria para “la seguridad de los estadounidenses”. Sin embargo, en el mismo día en que recibió al presidente Xi Jinping —un mandatario ante quien debe demostrar fuerza— y en que ha expresado su voluntad de enfrentar a como dé lugar a Corea del Norte, Trump ha decidido bombardear Siria: es un rasgo de fuerza que define su estrategia en la geopolítica y delinea su estrategia militar.

Además, significa que Trump quiere darle un vuelco a la balanza en el conflicto sirio. Hasta ahora su papel militar se había limitado al bombardeo contra estaciones y zonas de influencia del Estado Islámico y a armar a los kurdos en su lucha contra el grupo yihadista. El ataque químico del que acusa a Siria fue un punto, se entiende, demasiado alto para Trump —el alegato de la embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Nikki Haley, es prueba de ello—, de modo que había que responder con “seriedad”, como aseguró el secretario de Estado, Rex Tillerson, pocas horas antes de los bombardeos.

Una respuesta de este tenor podría indicar, en ese sentido, dos escenarios. El primero, una afrenta de Trump a Rusia. No parece, sin embargo, muy probable, puesto que las relaciones entre ambos países han sido hasta ahora definidas por una delicadeza diplomática necesaria que no combina con una decisión repentina de ataque. No: el ataque no es contra Rusia, sino contra Al-Asad. Y ese es el segundo escenario: Trump quiere indicarle al presidente de Siria que es capaz de atacarlo. Quiere sentar un precedente. Un ataque a una base militar y no a la capital —siempre puede pensarse para peor— indica que el objetivo del magnate es dar un preaviso, una advertencia en cierto sentido generosa. No haberlo atacado, como indicaron algunos expertos, habría sido darle el mensaje de que los ataques químicos están permitidos y darle la oportunidad de que siguiera ejecutándolos.

“La gran diferencia que Trump y sus comandantes enfrentan ahora —asegura Greg Jaffe en The Washington Post— es la presencia de tropas rusas en el campo de batalla y de los sistemas de defensas aéreos rusos que son capaces de derribar un avión estadounidense”. Rusia se encuentra tal vez mejor armado que Estados Unidos para un enfrentamiento en Siria, puesto que tiene una base aérea en Latakia y una naval en Tartus, desde las que despegan sus aviones para bombardear diferentes puntos en dominio de los rebeldes y del Estado Islámico. Estados Unidos, en cambio, tiene hasta ahora una estrategia puramente aérea y muy restringida al ataque contra el Estado Islámico. El régimen de Al Asad es un enemigo muy diferente: con influencia en tierra, con el poder militar y aéreo y el apoyo de Rusia, lleva un camino ya adelantado en la defensa de su territorio, en donde ya ha podido revitalizar su influencia previa al comienzo de la guerra en 2011 en territorios como Alepo. Al Asad no retrocede tan fácil.

El lanzamiento de misiles sobre la base aérea Al-Sharyat, en Homs, es el resultado de un fracaso continuo. Desde el año pasado, Naciones Unidas intentó condenar los ataques de Siria sobre la población civil —que superan el hecho de haber usado armas químicas: el gobierno de Al Asad es recordado por lanzar bombas barril—; sin embargo, Rusia obstaculizó cualquier posibilidad de imponerle sanciones económicas o políticas. Estados Unidos, durante la presidencia de Obama, se mantuvo pasivo y se inclinó más por el diálogo político, que impulso a través de Naciones Unidas. Francia y Gran Bretaña, enemigos declarados de Al Asad, han buscado determinar la suerte de su gobierno con pésimos o nulos resultados. La opción de bombardear parece, en ese sentido, el último camino en una guerra ya demasiado confusa.

Sin embargo, Trump tiene también la responsabilidad de andar con mucho cuidado. El conflicto en Siria es un campo minado: cuando parece liberarse un campo, se abre otro. En 2014, tras los vacíos territoriales que dejaron los enfrentamientos militares entre oposición y oficialismo, el Estado Islámico decidió apoderarse de al menos el 50 % del territorio sirio. De ampliarse el conflicto y los actores involucrados —una entrada de Estados Unidos podría significar, en parte, la entrada de Gran Bretaña, Francia y Canadá—, Trump deberá tomar decisiones por dos bandas: de un lado Siria y su aliado ruso; del otro, el Estado Islámico, al que calificó de grave amenaza durante su campaña y al que prometió derrotar. Dos conflictos al mismo tiempo, sin contar con las intenciones chinas de hacerse con parte de los territorios del Mar del Sur, por lo cual Trump prometió mantenerlos a raya. Son demasiadas ambiciones al mismo tiempo, sumadas a un mal pasado militar en las intervenciones en Irak y Afganistán. Un escenario es en exceso desfavorable para un presidente que apenas empieza.