Categorías
Ciencia

Los reptiles alados evolucionaron antes que los dinosaurios

Los paleontólogos han encontrado una nueva especie de pterosaurio, la familia de reptiles voladores prehistóricos que incluye pterodáctilo.

Tiene aproximadamente 210 millones de años, antes de sus parientes conocidos por 65 millones de años.

Llamado Caelestiventus hanseni , los delicados huesos de la especie se conservaron en los restos de un oasis en el desierto.

El descubrimiento sugiere que estos animales prosperaron en todo el mundo antes de que los dinosaurios evolucionaran.

Los pterosaurios son los vertebrados voladores más antiguos; el primero en descifrar el rompecabezas evolutivo del vuelo impulsado.

Como resultado de esta ingeniería, sus delicados esqueletos parecidos a pájaros a menudo se encuentran en un estado bastante aplastado.

“La mayoría de ellos están muy distorsionados, literalmente, como roadkill”, dice el autor principal, el profesor Brooks Britt, de la Universidad Brigham Young en Utah.

Encontrar el cráneo perfectamente conservado de esta especie temprana proporcionó a los investigadores una rara oportunidad de estudiar su estructura.

“Los huesos son tan delicados que no puedes sacarlos completamente de la roca porque se derrumbarían”, explica el profesor Britt.

En cambio, el equipo utilizó un escáner CT para construir un perfil digital del cráneo, y luego imprimió un modelo 3D detallado.

Esto reveló un conjunto notablemente complejo de dientes, incluidos colmillos afilados que sobresalen de la parte frontal de la boca, y dientes con forma de cuchilla a lo largo de la mandíbula inferior.

Categorías
Ciencia

El descubrimiento del fósil ‘mamífero reptil’ podría reescribir la historia

Expertos del Utah Geological Survey y de la Universidad de Chicago también trabajaron en el estudio.

Cifelliodon pertenece a una rama extinta de antepasados ​​mamíferos, según el estudio.

Deseret News informa que, aunque amamantó a sus crías, el Cifelliodon cubierto de pelo puso huevos. En la actualidad , existen dos tipos de mamíferos que ponen huevos : el ornitorrinco y la especie de oso hormiguero espinoso.

El descubrimiento aumenta el conocimiento de los paleontólogos sobre cómo los mamíferos evolucionaron y se dispersaron durante la era de los dinosaurios. El hallazgo también sugiere que la división del supercontinente prehistórico Pangea continuó durante aproximadamente 15 millones de años más tarde de lo que los expertos pensaban anteriormente. También sugiere que la migración de mamíferos y la de sus parientes cercanos continuó durante el período Cretácico Inferior hace 145 millones a 101 millones de años.

“Durante mucho tiempo, pensamos que los primeros mamíferos del Cretácico (hace entre 145 y 66 millones de años) eran anatómicamente similares y no ecológicamente diversos”, dijo Huttenlocker en el comunicado. “Este hallazgo de nuestro equipo y otros refuerzan que, incluso antes del surgimiento de los mamíferos modernos, los parientes ancestrales de los mamíferos exploraban nichos especializados: insectívoros, herbívoros, carnívoros, nadadores y planeadores”.

Con un peso de hasta 2.5 libras, el Cifelliodon era aproximadamente del tamaño de una pequeña liebre. ” Tenía dientes similares a los murciélagos fruteros y podía cortar, cortar y aplastar”, explicó la Universidad del Sur de California, en su declaración. “Podría haber incorporado plantas en su dieta”.

El mamífero parecido a un reptil es uno de varios hallazgos prehistóricos en Utah que han estado generando rumores. Una familia que trabaja en el patio trasero de su casa Lehi, por ejemplo, recientemente descubrió los restos fosilizados de un caballo antiguo. Datando hace más de 2 millones de años, los restos probablemente pertenecieron a un tipo antiguo de pony Shetland, según los expertos.

Sin embargo, los turistas en el Parque Estatal Red Fleet, en el noreste de Utah, sin saberlo, arrojaron huellas de dinosaurios a un lago, dicen los funcionarios.

Categorías
Mundo

Hallan fósil de triceratops de hace 66 millones de años

Restos fósiles de un dinosaurio fueron hallados en Colorado por trabajadores de construcción.

Los huesos y el cráneo de un triceratops aparecieron el pasado viernes en el lugar donde se construye un edificio para la seguridad pública en la ciudad de Thornton.

El especialista en dinosaurios del Museo de Naturaleza y Ciencia de Denver, Joe Sertich, dijo que este es uno de tres cráneos de triceratops hallados en la Cordillera Frontal de Colorado y probablemente se encontraba allí desde hace 66 millones de años.

Hasta el momento se han desenterrado un cuerno y un omóplato por los equipos que trabajan para sacar los fósiles. El triceratops tenía dos cuernos grandes arriba de los ojos y uno más pequeño arriba de la nariz.

Sertich dijo que la mayoría de los fósiles de la zona de Denver son de la era glacial de hace 10 mil a 12 mil años, y generalmente son huesos de mamut o de camello.

Categorías
Ciencia

Descubren la primera cola de dinosaurio preservada en ámbar, plumas incluidas

Un nuevo descubrimiento ha fascinado al mundo de la ciencia. Se trata de una cola de dinosaurio de 99 millones de años de antigüedad, preservada en ámbar, que incluye huesos, tejidos blandos y plumas, según un nuevo informe publicado en la revista Current Biology.

Inicialmente, hubo dudas acerca de si se trataba de una ave prehistórica. Pero la presencia de vértebras articulares permitió a los investigadores descartar esta posibilidad.

De este modo, nos encontramos ante la primera ocasión en la que se pueden asociar claramente plumas con un dinosaurio. Algo que permitirá investigar, a través de nuevas vías, la biología de los animales que gobernaron la Tierra durante 160 millones de años.

_92893710_xing-mckellar_maniraptora_amberbycheungchung-tat_jpg

“Esta es la primera vez que hemos encontrado restos de dinosaurio conservados en ámbar”, dijo a la BBC un coautor del estudio, Ryan McKellar, del Museo Real de Saskatchewan en Canadá.

Se trata de la primera ocasión en la que se pueden asociar plumas con un dinosaurio. Algo que permitirá estudiar su biología a través de nuevas vías

La cola, que es de 3,5 centímetros y de color marrón castaño y gris por la parte inferior, podría pertenecer a un coelurosaur juvenil. Éste forma parte de un grupo los dinosaurios terópodos, que incluye desde los tiranosaurios hasta aves modernas. Pero, en este caso se trata de un pequeño dinosaurio con plumas y del mismo tamaño que un gorrión.

Una de las partes más curiosas de esta historia es que esta muestra de ámbar, que ha sido apodada como “Eva”, podría haberse convertido en una joya. Por suerte, la principal autora del estudio, Lida Xing, de la Universidad China de Geociencias de Pekín, lo encontró en un mercado en Myitkina, Birmania, antes de que esto ocurriera.

6_20161209tkdw1a

El vendedor pensaba que se trataba de material vegetal, por lo que ya la había pulido para utilizarla como una pieza de joyería. De ser así, hubiese terminado colgando en el cuello de una persona que nunca hubiese imaginado que llevaba 99 millones de antigüedad encima.

La principal autora del estudio, Lida Xing, encontró la muestra de ámbar en un mercado en Myitkina, Birmania, donde iba a ser utilizada como pieza de joyería.

El hallazgo tuvo lugar en el el valle de Hukawng, estado de Kachin, que ha sido productor de ámbar durante 2.000 años. A pesar de ser una zona susceptible de albergar descubrimientos de esta clase, el conflicto entre el gobierno de Myanmar y el Ejército de la Independencia de Kachin ha dificultado el acceso a las minas.

Sin embargo, como opina Xing, el conflicto se encuentra en un “final cercano”, lo cual les permitirá trabajar más en el terreno y, así, protagonizar otros hallazgos de esta clase. “Tal vez encontremos un dinosaurio completo”, especula Xing.

National Geographic

Categorías
Sociedad

Dinosaurios completos llegan al Museo de Historia Natural

Desde dinosaurios completos hasta partes específicas del cuerpo humano llegaron al Museo de Historia Natural (MHN), para ser parte de la exposición “Esqueletos, Evolución en Movimiento”.

La muestra presenta alrededor de 165 piezas de vertebrados, de las cuales algunas son originales y otras reproducciones, informó la directora del museo, Mercedes Jiménez del Arco.

“Tenemos desde los primeros animales hasta los que tenemos ahora, incluyendo al humano”, expresó en entrevista para Notimex.

Jiménez del Arco indicó que la muestra reúne piezas originales del museo, así como de diversas instancias de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

“Nos prestaron un dinosaurio pico de pato, es realmente muy interesante porque es una réplica que se hizo de un esqueleto que encontraron, o tenemos un cráneo desarticulado de la Facultad de Medicina donde puedes ver por dentro como están todos los huesos”, resaltó.

La arqueóloga mencionó que la exposición forma parte la celebración del aniversario número 52 del Museo de Historia Natural.

“Además, esta exposición trata sobre el tema de la evolución de los vertebrados y hacemos justamente esta apreciación de las grandes semejanzas que tenemos entre los diferentes animales”, puntualizó.

Dijo que la exposición tiene la finalidad de mostrar de una manera lúdica, didáctica y atractiva la ciencia a todos los visitantes.

“Cuando uno toca las emociones en los visitantes es mucho más fácil que perdure la experiencia y por lo tanto que se inspire a algo, ya sea al cuidado de la naturaleza, a la investigación”, subrayó la arqueóloga.

“Para nosotros, lo más importante es que desarrollemos esta curiosidad, que entiendan que la ciencia no es algo que se estudia con científicos encerrados aparte, es algo que vivimos todos los días, que lo tenemos presente en todo momento y que es una manera de explicar el mundo y está a su alcance”, añadió.

Las piezas participantes pertenecen también al Museo de Geología; Universum; Instituto de Biología; Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia; Facultad de Medicina y de la Facultad de Estudios Superiores Acatlán Iztacala.

NTX

Categorías
Ciencia

Hallan indicios de artritis en dinosaurio mesozoico

Un grupo de científicos detectó lo que sería la primera paleopatología en un dinosaurio que vivió en la era mesozoica y cuyos restos óseos fueron descubiertos en la costa este de América del Norte.

Se trata de la primera vez que investigadores logran identificar una patología en organismos extintos, como los dinosaurios, y que quedó plasmada en el registro fósil: El diagnístico fue resultado de análisis de microtomografía de rayos x, realizados por investigadores británicos y estadounidenses a los huesos cúbito y radio del brazo de un hadrosaurio.

Los científicos describen como “exacta” la condición patológica en un artículo publicado en la revista Royal Society Open Science, en el cual señalan que el hadrosaurio sufrió una “artritis séptica grave” que afectó el cúbito y el radio proximal.

La artritis séptica es una enfermedad ósea que a menudo se desarrolla cuando una lesión es seguida por la infección.

A pesar de que los científicos sólo tenían dos huesos fosilizados del brazo para seguir adelante, éstos contenían suficientes pruebas para hacer posible el análisis post-mortem, el cual ofrece “una única, aunque dolorosa, ventana a la vida cotidiana de los dinosaurios”.

La gravedad de la patología sugiere que el animal sufrió esta condición algún tiempo antes de la muerte. Por desgracia, sólo se halló el cúbito y el radio. Por lo tanto, se desconoce el grado de propagación de la condición a otras partes del cuerpo, añaden.

NTX

Categorías
Ciencia

Mamíferos evolucionaron antes de la extinción de los dinosaurios

Los mamíferos habrían evolucionado y prosperado mucho antes de que concluyera la era de los dinosaurios hace alrededor de 66 millones de años, sugiere una nueva investigación realizada por científicos británicos y estadunidenses.

A menudo se postula que la diversidad de mamíferos fue suprimida durante la Era Mesozoica, pero que aumentó rápidamente después de la extinción de los dinosaurios entre los periodos Cretácico y Paleógeno, sin embargo los investigadores pusieron a prueba esa hipótesis.

Científicos de las Universidades de Southampton y Chicago examinaron los patrones macroevolutivos en los primeros mamíferos terios, grupo que dio origen a los placentarios y marsupiales modernos, utilizando cientos de dientes fósiles.

Con ellos, evaluaron la disparidad morfológica y las tendencias dietéticas, así como los patrones de diversidad taxonómica a nivel genérico.

Los resultados, publicados en la revista de investigación biológica Proceedings of the Royal Society B, mostraron que aquellos especímenes con dietas variadas comenzaron a adaptarse de 10 a 20 millones de años antes de que los dinosaurios se extinguieran.

giphy (3)

Los investigadores señalaron que sus resultados contradicen la opinión tradicional de que la extinción masiva de los dinosaurios hace alrededor de 66 millones años permitió que los mamíferos evolucionaran y prosperaran.

“La visión tradicional es que los mamíferos fueron eliminados por el éxito de los dinosaurios, y que realmente no se desarrollaron sino hasta después de que los dinosaurios se extinguieron”, refiere Elis Newham, de la Universidad de Southampton y coautora del estudio.

Sin embargo, fósiles de mamíferos cada vez más antiguos, entre ellos algunos predecesores de animales ungulados (mamíferos artiodáctilos y perisodáctilos) del tamaño de los perros, descubiertos en los últimos años muestran una mayor diversidad de lo que se pensaba.

Y lejos de beneficiarse de la desaparición de los dinosaurios, los mamíferos también parecían haber sufrido mucho por el impacto de un asteriode que acabó con la vida de más de la mitad de todos los animales en la Tierra.

David Grossnickle, de la Universidad de Chicago, dijo que el estudio es particularmente relevante a la luz de la extinción masiva en la Tierra, pues revela que los sobrevivientes, en su mayoría especies generalistas, pueden ser indicativos de una rápida diversificación.

NTX/

Categorías
Ciencia

Ninguna tecnología actual puede predecir los sismos

La hipótesis más aceptada sobre la extinción de los dinosaurios, las consecuencias del choque con la Tierra de un asteroide, entró en duda tras hallazgos de que su declive había empezado antes.

De acuerdo a esa hipótesis, hace 66 millones de años un asteroide de 10 kilómetros de ancho impactó la Tierra y la devastación que causó llevó también a la desaparición de los dinosaurios.

Pero nuevos estudios que abarcan desde la aparición de esas criaturas hace 231 millones de años hasta su extinción, muestran que 50 millones de años antes de lo que se suponía, los dinosaurios comenzaron a declinar.

Se trató de una incapacidad para adaptarse a las condiciones del planeta, un resultado que no se esperaba hallar, dijo Manabu Sakamoto, paleontólogo de la inglesa Universidad de Reading, quien encabezó la investigación.

Los saurópodos fueron los que se extinguieron con mayor rapidez, mientras que los terópodos -cuyo exponente más conocido es el Tiranosaurio Rex- tuvieron un declive más gradual.

Chris Venditti, también de la Universidad de Reading, indicó a la BBC que en el momento del impacto del asteroide los dinosaurios dominaban el planeta y efectivamente ese choque llevó a su extinción final.

Pero la nueva investigación muestra que ese proceso de desaparición había empezado antes, y los había colocado en una posición frágil ante la catástrofe ambiental desatada por el choque del asteroide.

El estudio, que aparece en la nueva edición de la revista Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America (PNAS), también revela que las condiciones climáticas fueron cruciales en el proceso.

Los dinosaurios y los mamíferos comenzaron su evolución en un momento relativamente similar. El clima cálido beneficiaba a los dinosaurios, y no tanto a los mamíferos, mejor adaptados a temperaturas más frías.

Pero hace más de 100 millones de años, cuando el clima comenzó a volverse menos cálido, los beneficiados fueron los mamíferos.

Inclusive sin el impacto del asteroide, los mamíferos hubieran ganado la carrera adaptativa a los dinosaurios, indicó Mike Benton de la Universidad de Bristol a la cadena británica de noticias.

NTX

Categorías
Ciencia

Hazte a un lado T. Rex: dan a conocer un nuevo dinosaurio

Si creías que los dinosaurios en “Parque Jurásico” eran grandes, espera a ver el recién descubierto dinosaurio de 37 metros de largo que está siendo exhibido en el Museo Americano de Historia Natural.

Este dinosaurio supera al modelo de una ballena azul del museo por unos 9 metros.

La criatura prehistórica es tan grande que ni siquiera cabe en el espacio de la galería. Parte de su largo cuello de 12 metros se extenderá a través del corredor para saludar a los visitantes.

El misterioso dinosaurio fue descubierto en la región del desierto de la Patagonia de Argentina en el 2014. Un equipo del Museo Paleontológico Egidio Feruglio en Argentina, dirigido por José Luis Carballido y Diego Pol, pasó más de 18 meses excavando el sitio, donde desenterraron a las nuevas especies.

“Este animal es tan nuevo que ni siquiera tiene un nombre oficial de especie aún”, dijo Mark Norell, presidente y curador de la División Macaulay del museo de historia natural.

Con base en las características del dinosaurio, fue colocado en el grupo de los titanosaurios. Este grupo de dinosaurios es conocido por su apariencia tipo lagarto gigante. Tienen cuellos largos, colas con apariencia de látigo, cabezas pequeñas y caminan en cuatro patas gruesas.

En el sitio del descubrimiento, un científico descubrió 223 huesos fósiles que pertenecen a seis individuos de esta nueva especie.

160114145004-titanosaur-discovered-site-story-top

El científico estima que estos herbívoros gigantes pesaban alrededor de 70 toneladas, lo cual es equivalente a casi 10 elefantes africanos.

Los fósiles revelan que las criaturas todas eran adultos jóvenes y vagaban por el frondoso bosque de la Patagonia hace unos 100 millones de años. Los paleontólogos creen que murieron en tres períodos distintos, pero se desconoce exactamente cuándo. El lapso de tiempo oscila entre unos pocos años y siglos de diferencia.

“Los fósiles de titanosaurios han sido desenterrados en todos los continentes y una gran cantidad de descubrimientos en los últimos años nos ha ayudado a apreciar la gran diversidad de este grupo”, dijo Michael Novacek, vicepresidente del museo y decano de ciencia.

El titanosaurio que está en exhibición en el museo fue moldeado a partir de 84 de los restos desenterrados. El hueso del muslo de la criatura mide más de 2 metros.

Con base en el tamaño de su extremidad delantera, los científicos creen que este titanosaurio tendría una altura de 6 metros desde el suelo hasta su hombro, de acuerdo con el Museo Americano de Historia Natural.

#HowToBuildATitanosaur: We’re putting the finishing touches on our new gigantic dinosaur! Tune in live tomorrow,…

Posted by American Museum of Natural History on Wednesday, January 13, 2016

Los curadores utilizaron tecnología láser para escanear los fósiles y hacer planos digitales. El esqueleto en exhibición no contiene ninguno de los fósiles; en cambio, los huesos fueron impresos en 3D de fibra de vidrio.

“Esta es la primera vez que este esqueleto ha sido montado para exhibición pública”, dijo Norell.

El museo tendrá algunos fósiles en exhibición, pero por tiempo limitado.

“Nos sentimos complacidos de presentar esta impresionante exhibición como otro icono en un inspirador viaje de descubrimiento que el museo ofrece a lo largo de sus galerías”, dijo Ellen V. Futter, presidente del museo.

Los fans de dinosaurios también pueden darle un vistazo al Tyrannosaurus rex y a los estegosaurios cuando vistan el lugar. La nueva exhibición estará abierta al público el viernes.

CNN

Categorías
Ciencia

Hallan nueva especie de dinosaurio emplumado con alas en China

Científicos descubrieron en China los restos de una nueva especie de dinosaurio que sería el antecesor del Velociraptor, una criatura grande con alas y múltiples capas de plumas que habría vivido hace unos 125 millones de años.

Los fósiles de este dinosaurio, bautizado como Zhenyuanlong (dragón de Zhenyuan), fueron hallados en la provincia de Liaoning, en el noreste chino en un estado de preservación casi perfecto, debido a que se encontraba enterrado en piedra caliza de una erupción volcánica.

Los investigadores estiman que el dinosaurio, que habría medido cerca de dos metros, casi era una ave pero que seguramente no podía volar y sus grandes alas habrían tenido otras funciones como la atracción y/o mantener sus huevos calientes en el nido.

Zhenyuanlong tenía dientes muy afilados, por lo que se trata de un carnívoro que vivió en el Período Cretácico, y plumas en todo su cuerpo, principalmente en las alas y en su larga cola, describen los científicos en un artículo de la revista Scientific Reports.

El líder de la investigación, Steve Brusatte, afirma que son fósiles únicos que revelan a una criatura que pertenecía al grupo de los llamados dinosaurios rapaces estrechamente vinculados con las aves como el Velociraptor, por lo que sería su primo.

“El dragón de Zhenyuan era un dinosaurio que realmente parecía un pájaro”, sostiene Brusatte, quien trabajó con el paleontólogo chino Junchang Lü.

La mayoría de los dinosaurios emplumados conocidos hasta ahora son de cuerpo pequeño con brazos largos y alas grandes, pero la muestra de Zhenyuanglong pertenece a un individuo mucho más grande con patas delanteras reducidas, lo que revela una nueva especie.

El tegumento (tejido orgánico que cubre el cuerpo de un animal) está bien conservado y proporciona la primera evidencia de morforlogías y distribución de plumas en este ejemplar, precisan.

NTX