“Supersignos”, muestra sobre logotipos reconocibles de América Latina

Una selección de 150 logos en blanco y negro y aproximadamente 90 fichas explicativas realizadas por reconocidos diseñadores componen la exposición “Supersignos”, que recoge las claves de algunos de los logotipos más reconocibles de América Latina.

La Casa de América acoge el proyecto gráfico de Félix Beltrán, de Cuba y Cruz Novillo, español, en el marco de la 5a edición de la Bienal Iberoamericana de Diseño (BID16).

“Supersignos” es un nuevo proyecto de encuentro y difusión de las figuras más relevantes del diseño iberoamericano: Félix Beltrán y Cruz Novillo, que con una trayectoria de más de cinco décadas, han trabajado conjuntamente en esta exposición basada en el trabajo de identidad y síntesis de numerosos signos.

En la exposición, los dos diseñadores muestran una percepción concreta de cada imagen, potenciando el proceso perceptivo de la forma como el auténtico generador de significado. Su lenguaje gráfico es geométrico, riguroso, funcionalismo e intelectual.

El comisario de la muestra, Gabriel Martínez, señaló a Notimex que la idea de esta exposición es conectar el pensamiento y la cultura del diseño en un entorno iberoamericano.

“Nace a partir de la Bienal Iberoamericana de Diseño, que lo que trata es de conectar las personas y las ideas sobre el diseño en Iberoamérica y la iniciativa plantea unir a dos personalidades que han marcado un poquito la historia del diseño, especialmente el de síntesis o lo que llamamos identidad corporativa de marca”, sostuvo.

Resaltó que Pepe Cruz Novillo y Félix Beltrán son dos referentes, con una trayectoria de 50 años, que siguen activos y su trabajo está absolutamente vigente.

La exposición es apenas una selección, porque el trabajo de ellos es muy amplio, pero, en voz del comisario, lo que era más interesante era ver las diferencias y las conexiones a la hora de plantearse el diseño de marcas.

“En este sentido, hay muchas conexiones, por la forma, por la cultura, la época, pues ellos empiezan a diseñar en los años 50, entonces marca mucho el estilo internacional y el movimiento suizo, pero hemos tratado de ir a lo más conceptual”, explicó.

Apuntó que los logos y las marcas generalmente tienen mucho color, están en la calle y generan un ambiente, pero aquí nos hemos planteado el modelo que se usaba para reducciones muy básicas que es el blanco y negro, y también limitaciones de la época.

“Aunque ahora mismo, está muy en auge el blanco y negro, para nosotros era la idea de la síntesis, igual que el uso de la retícula que creemos es fundamental, y aunque sí sigue siéndolo, hay una época que marca esa construcción como algo matemático, racional y lógico”, concluyó.

Por su parte, José María Cruz Novillo, escultor, grabador, pintor y diseñador, nacido en 1936 en Cuenca, España, indicó que a lo largo de los años, el diseño iberoamericano ha evolucionado de una manera muy positiva.

“Literalmente se ha internacionalizado; los rasgos étnicos, culturales, específicos, han entrado a formar parte de lo que todos hemos deseado tener, lo que llamábamos en la vanguardia, un estilo internacional”, abundó.