Rescatan a orangután que pasó un año encadenado entre dos casas

Durante más de un año, lo único que el orangután “Mingky” conoció fue la soledad. A tal grado que para poder dormir se abrazaba a sí mismo.

La historia de “Mingky está conmoviendo a las redes sociales. Es una cría de orangután que durante más de un año permaneció encadenada entre dos edificios.

Sucedió en Indonesia, en Sumatra. El pequeño orangután pasó más de un año encadenado.

Unos cazadores lo capturaron y se lo regalaron a un amigo; quien al no tener espacio para conservarlo, lo encadenó por el cuello y lo metió en el espacio entre los dos edificios.

¿Lo más triste? Cuando los rescatistas llegaron, encontraron al pobre orangután abrazándose a sí mismo mientras dormía, “como muestra de su soledad; así lo informó Panut Hadisiswoyo, del Centro de Información de los Orangutanes en Indonesia.