Reclasificarán vialidades de la CDMX

La subsecretaria de Planeación de la Secretaría de Movilidad, Laura Ballesteros Mancilla expuso que la Semovi estudia reclasificar las avenidas de la capital, es decir, definir cuáles serán primarias y secundarias, para que en consecuencia, se definan sus velocidades permitidas.

No obstante, puntualizó, que no cambiarán los límites de velocidad permitidas que establece el nuevo Reglamento de Tránsito, que son de 50 km/h en vías primarias y 40 km/h en secundarias.

“Estamos en ese análisis, pero sí habrá cambios en cuanto al porcentaje de vías primarias versus vías secundarias”, detalló en entrevista con medios.

El Comité de Clasificación de Vialidades, detalló la funcionaria, lleva cuatro meses estudiando la reclasificación de las avenidas y está conformada por las Secretarías de Obras, Desarrollo Urbano, de Seguridad Pública, de Movilidad y la Agencias de Gestión Pública.

“Muchas de las problemáticas hoy, tanto de intervención para su mantenimiento o para términos de tránsito tiene que ver porque la clasificación es incorrecta, por ello debemos hacer este ajuste”, puntualizó.

La subsecretaria de Planeación comentó que para este año se dará la nueva clasificación para las avenidas de la ciudad.

Retiro de topes

Laura Ballesteros, expuso que hasta la fecha han avanzado un 50% en cuanto al retiro de topes en la ciudad.

Expuso que se han retirado 400 topes y que los otros 400 que se planean remover están en estudio para ser sustituidos por reductores de velocidad.

“No pueden ser retirados porque requieren de una intervención adicional, es decir, son topes que garantizan la seguridad vial de las zonas”, agregó.

Ballesteros comentó que los reductores de velocidad están etiquetados en el paquete presupuestal del 2017 para que dicha tarea pueda culminarse.

Sin embargo, recordó que se han colocado, como prueba, tres reductores de velocidad en las las Lomas, en Santa Fe y en Iztapalapa.

¿Por qué el retiro de los topes?

El secretario de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Ciudad de México, René Drucker argumentó, el pasado mes de febrero, que 80% de los topes de la capital deben retirarse ya que generan contaminación.

Esto porque al momento de que los vehículos cruzan un tope las emisiones por la aceleración de la unidad se incrementan hasta nueve veces.