Reforzar salarios y exportaciones, esencial para crecer

El presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) de la Ciudad de México, José Luis Beato González, dijo que para que el país alcance un crecimiento sostenido es necesario implementar diversas medidas.

Entre ellas, incrementar los salarios de los trabajadores, poner en marcha programas de apoyo que beneficien al sector exportador, así como a las empresas nacionales que puedan producir bienes y servicios que actualmente se importan.

Durante la presentación de los resultados para el Distrito Federal del Censo Económico 2014, por parte del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI), lamentó que las cifras revelen un escenario poco alentador para la actividad productiva del país.

“Vemos datos que no nos acaban de satisfacer, entre ellos el pobre crecimiento que ha tenido el número de unidades económicas y la generación de empleo en el último quinquenio, sobre todo en comparación con igual lapso inmediato anterior”, refirió.

Y es que de 2004 a 2009, el número de empresas creció en promedio 3.7 por ciento anual y la generación de empleo en 3.6 por ciento; mientras que de 2009 a 2014 se registró un crecimiento de 1.9 por ciento en creación de empresas y de 1.3 por ciento en personal ocupado.

Es cierto que los últimos años han sido de crisis, la cual inició en 2008, y de la que ya parece haber salido Estados Unidos, pero Europa no, situación que motivó la reducción de los índices de crecimiento y creación de empleo de todo el planeta, argumentó.

Agregó que se trata de una crisis sin precedente que hoy sigue amenazando, con una caída no prevista de la economía China, crisis en la eurozona por Grecia, una posible subida de las tasas de interés en Estados Unidos y los bajos precios en materias primas, entre ellas el petróleo.

Sin embargo, la economía mexicana puede crecer sin tener que depender de lo que pase más allá de las fronteras, pues así lo hicieron algunas economías en los peores años de la crisis de 2009, como China e India, que crecieron por encima de 8.0 por ciento en ese difícil año.

Sostuvo que para crecer “debemos incrementar nuestro sentido de austeridad, ahorrar en gastos innecesarios y optimizar los programas no productivos, para acabar con el déficit que amenaza la salud económica de futuras generaciones, así como re-direccionar el gasto a las áreas que más empleo generen.

“Tenemos también un gran reto que supone pasar gran parte de la economía informal a la formalidad. Vemos esfuerzos por parte del gobierno federal y del gobierno de la Ciudad de México, que hay que redoblar. Sabemos que la informalidad no se puede eliminar en el corto plazo, pero tenemos que reducirla paulatinamente”, subrayó.

Dijo que para tales efectos es urgente concluir el censo de la informalidad y éste va tomando forma, por lo que esperan tenerlo pronto como una herramienta de toma de decisiones.

“Ya sabemos que son más de 100 mil establecimientos en el comercio informal y que trabajan en ellos cerca de 700 mil personas en la Ciudad de México. Hemos constatado que a la mayoría de los informales les gustaría poder ser establecidos, pero no saben cómo y le tienen miedo a la aventura de la formalización”, indicó.

Añadió que la informalidad no se queda en el comercio que se ve en las calles, sino que está dentro de las empresas y hasta de las casas, pues el servicio doméstico o los jardineros que nos ayudan en dichas labores son parte de esta población que carece de los derechos que tiene cualquier trabajador asegurado.

Reducir la informalidad beneficia a todos, empezando por el propio trabajador no asegurado, que es el que más ventajas obtiene con su formalización”, afirmó.

NTX

Dejar un comentario