Población pediátrica, la más vulnerable a tumores óseos

El coordinador de la Clínica de Tumores Óseos del Hospital Infantil de México Federico Gómez, Ramón Vaqué, dijo que el osteosarcoma es el tumor óseo más común entre la población pediátrica, y tiene su origen en las células de los huesos, principalmente de extremidades inferiores como el fémur o la tibia.
En un comunicado, expresó que el cáncer de ese tipo puede aparecer en cualquier parte del cuerpo, por lo que se debe estar atento a sus síntomas, como el dolor constante alrededor de alguna articulación.

El osteosarcoma se presenta con más frecuencia durante la niñez y la adolescencia y en adultos mayores de 70 años.

La prevalencia más alta se encuentra en pacientes de entre 15 y 19 años de edad, con promedio de 8.6 casos por millón de habitantes cada año.

Se estima que entre los 11 y los 14 años de edad hay unos 7.6 casos por millón de habitantes, también de forma anual, y en menores de 10 años 2.6 casos por millón, agregó el especialista.

Manifestó que su causa es desconocida, al igual que otros tipos de cáncer, sin embargo, diversos estudios consideran su origen como multifactorial, principalmente por alteraciones genéticas.

En su origen incide la presencia de algunos síndromes, como los de Li-Fraumeni, Rothmund-Thomson o el de Bloom; agentes infecciosos, factores ambientales como la exposición a radiaciones.

Se cree, incluso, que algunos factores del crecimiento podrían estar involucrados en el desarrollo de estos tumores, sobre todo en la adolescencia, que es un período de crecimiento acelerado.

Vaqué Vázquez dijo que los síntomas más significativos consisten en dolor recurrente y aumento en el volumen de la zona en la que se ubica el tumor y disminución en la movilidad de la extremidad.

En casos en los que el tumor tiene desarrollo avanzado, se pueden originar fracturas sin que haya existido algún golpe considerable, sino un movimiento cotidiano como caminar o correr.

Alertó que si alguna persona entre los ocho y los 19 años de edad tiene dolor y una tumoración en las extremidades inferiores, se puede pensar en la posibilidad de cáncer.

NTX

Dejar un comentario