Pemex refuerza acciones preventivas a 3 años de explosión en Reynosa

A tres años de la explosión de un ducto de Petróleos Mexicanos (Pemex) ubicado en la central de medición del kilómetro 19, donde murieron 31 trabajadores y 46 más resultaron heridos, la paraestatal refuerza la aplicación de herramientas preventivas. La empresa indicó que a la fecha ya se indemnizó a las familias de las víctimas, de los cuales cinco eran empleados de la paraestatal y los 26 restantes laboraban para compañías contratistas como Lansa, Peisa, Merco, Apollo, Incorcosa y VGI.

Señaló que de las 31 demandas presentadas ante la Junta Federal número 60, ubicada en esta ciudad, ya fueron cubiertas en su totalidad a familiares del personal fallecido con indemnizaciones superiores a las que marca la ley. Este 18 de septiembre se cumplen tres años de una de las tragedias que enlutó a familias de Reynosa, tras la explosión de un ducto en las instalaciones petroleras, cuya función principal es la de recibir gas de diferentes campos enviarlo al complejo procesador de Gas Burgos.

Luego de esta explosión, en 2012, se mantiene el programa “Apadrina un niño”, que consiste en que personal de Pemex realiza una aportación mensual voluntaria, con la finalidad de brindar becas económicas a 23 niños y jóvenes, hijos del personal fallecido, lo que ha permitido que continúen con sus estudios.

Asimismo, se continúa con diversos programas enfocados a fortalecer las medidas de seguridad en cada una de sus instalaciones, a fin de evitar cualquier situación, entre ellas la aplicación de las 12 mejores prácticas internacionales, la capacitación constante al personal, y la práctica de simulacros. Petróleos Mexicanos refirió que como parte de sus acciones encaminadas a prevenir accidentes en sus instalaciones refuerza la aplicación de las herramientas preventivas establecidas en el Programa de Seguridad, Salud en el Trabajo y Protección Ambiental.

Además, se da seguimiento a los programas de mantenimiento, de capacitación, se efectúan inspecciones a los sistemas de seguridad, y se realizan reuniones periódicas con diversa dependencias de los tres niveles de gobierno a fin de estrechar los lazos de colaboración en caso de una emergencia. En el momento del accidente, el 18 de septiembre del 2012, se encontraban laborando 167 personas, 34 de Pemex y 133 de las empresas contratistas, en el centro de medición de gas, lugar donde se recibe la producción de gas y condensado que se genera en el activo Burgos.

El pasado 21 de enero de 2013 se recibió oficio en el que se informó que la documentación e información que obra en la averiguación previa (AP/PGR/TAMPS/REY-IV/3767/2012) es reservada conforme al artículo 16 párrafo segundo y séptimo del Código Federal de Procedimientos Penales en vigor.

A tres años de estos hechos, Pemex informó que reconstruyó la planta con mejores especificaciones internacionales y atendieron las 72 acciones de mejoras como resultado del análisis, causa-raíz que emitió la agencia especializada, Compañía SGS de México, SA de CV, encargada de realizar las investigaciones de estos hechos. En el lugar del accidente se recibe la producción de gas con el fin de acondicionarlo y posteriormente pasarlos al centro Procesador de Gas ubicado a un costado, para terminar de procesar líquidos.

NTX