robles

Para damnificados de Guerrero, casas fantasma

La secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles, reveló que el ex delegado de la dependencia en Guerrero, el panista David Vargas Santos, está sujeto a un proceso penal pues se investiga su participación en un fraude millonario en materia de vivienda.

Durante su comparecencia en el Senado de la República con motivo de la glosa del segundo Informe de Gobierno del Ejecutivo federal, la funcionaria expuso que en el 2012, tras los sismos en Guerrero, “miles de viviendas no se habían construido y se reportaron como construidas”, por lo que un ex delegado de Sedesol, 27 empresas constructoras y una empresa supervisora están bajo escrutinio legal.

Aunque evitó dar nombres y detalles, El Economista investigó que se trata de David Vargas Santos, quien tiene registro como panista del Estado de México y fue designado como delegado de la Sedesol en Guerrero por el ex titular de la dependencia, Heriberto Félix Guerra.

Vargas Santos, diputado federal de 1994 a 1997, fue uno de los responsables de los contratos a empresas que construirían y remodelarían viviendas para los afectados por los sismos del 2012 en Ometepec, Guerrero.

El 24 de octubre del 2013 Rosario Robles afirmó que el daño patrimonial por la falta de viviendas en Ometepec es de alrededor de 50 millones de pesos.

Cabe destacar que en el 2005, de acuerdo con fuentes periodísticas del Estado de México, Vargas Santos señaló al ahora presidente Enrique Peña Nieto como familiar del ex gobernador del Estado de México, Arturo Montiel.

Robles comentó que la administración peñista heredó incentivos perversos en materia social y que los legisladores no pueden asegurar que ha aumentado la pobreza porque el último dato al respecto es del sexenio de Felipe Calderón.

Luego de que el senador del PAN, Daniel Ávila, reprochara que el Índice de la Tendencia Laboral de la Pobreza indica que en el actual gobierno incrementó el número de personas que no puede adquirir la canasta alimentaria, la funcionaria federal delató que el aumento significativo se dio durante 2008 y 2009 y no en los últimos dos años.

“Y si vemos la gráfica y vemos el periodo 2008-2009, usted ve este salto espectacular, un crecimiento de 16.7 por ciento. Eso es lo que venimos arrastrando, señor senador. Es este golpe del 2008-2009 que hemos poco a poco como país ido revirtiendo. En el 2014, periodo de este gobierno, hay un crecimiento del 3%”, declaró con una gráfica en mano.

A la panista Adriana Dávila, quien cuestionó cómo evitar la designación de delegados electorales en vez de delegados de la Sedesol, Robles le dijo que hay funcionarios destituidos por haber participado en proselitismo electoral.

Pese a que los panistas la increparon, los priístas y pevemistas cobijaron a la secretaria. Rosa Adriana Díaz (PAN) manifestó su rechazo a los programas sociales meramente asistenciales y los que se regatean a cambio de apoyo político o con fines electorales. Jesús Casillas (PRI) destacó que la política social va por buen rumbo y va más allá de la Cruzada Nacional Contra el Hambre.

Raúl Morón (PRD) declaró que en el tema social pareciera que en México hay dos realidades distintas que contrastan enormemente: una en la que se intenta proyectar en televisión la efusividad por los beneficios de las reformas y otra que tiene que ver con la pobreza.

El Economista

Dejar un comentario