Pacientes con cáncer testicular podrían conocer pérdida de fertilidad

456

Un estudio reciente reveló seis variantes génicas asociadas a la pérdida de fertilidad tras las quimioterapias en hombres con cáncer testicular, lo que permitirá a los pacientes saber antes del tratamiento si su fecundidad se verá afectada.

Los afectados podrán realizarse una prueba para conocer si pueden perder la fertilidad tras el tratamiento y de ser así podrán optar por una criopreservación de semen con carácter preventivo, explicó la directora del Laboratorio de Andrología y Banco de Semen de la clínica IVI Sevilla, Cristina González.

“La posibilidad de que la quimioterapia tenga un efecto nocivo sobre la fertilidad en los varones es un aspecto de mucha trascendencia para estudiar en profundidad en el futuro, ya que puede tener consecuencias a la hora de decidir el tipo de medicación para el tratamiento del cáncer”, destacó González.

En un comunicado de Ivinsemer, un grupo de clínicas para tratamientos de reproducción asistida, la especialista mencionó que el estudio lo realizó el Instituto Valenciano de Infertilidad, a través de su clínica de Sevilla, España.

Además, participaron la Universidad de Jaén, el Centro Pfizer-Universidad de Granada-Junta de Andalucía de Genómica e Investigación Oncológica (GENYO) y la cofinanciación de la Agencia IDEA.

En el desarrollo del estudio participaron dos tipos de pacientes, los que después del tratamiento oncológico siguieron fértiles y los que no.

“Hemos estudiado sus genomas para ver las diferencias por grupos y poder comprobar si hay genes específicos ligados para que pierdan o no la fertilidad”, indicó el investigador Francisco Navarro.

El especialista agregó que durante la investigación se realizó el análisis de un millón de variantes de genes para cada uno de los pacientes (25), más todos los controles del GENYO de la clínica IVI Sevilla.

“A cada uno de los individuos se les analizó esa variación mediante técnicas de biología molecular a gran escala y análisis bioinformáticos, para obtener datos altamente significativos, trabajo realizado por GENYO”, puntualizó el investigador.

“Posteriormente, en la Universidad de Jaén se realizaron nuevos análisis informáticos, la detección de genes y los procesos para corroborar por técnicas moleculares la alteración de los mismos y conocer las consecuencias que esto puede tener”, abundó.

De esta forma, tras el análisis de más de un millón de variantes de genes, los doctores lograron identificar seis génicas diferenciales, tanto para los que recuperan la fertilidad y para aquellos que no.

“Eso no quiere decir que cada una de ellas sea responsable del cambio, sino que puede ser una suma de todas”, subrayó Navarro.

Tras estos resultados, los investigadores buscarán aumentar el tiempo de ejecución del proyecto, así como la muestra de estudio para obtener más variables en nuevos pacientes.

Además, pretenden contar con marcadores moleculares y se plantea el desarrollo de un kit diagnóstico aplicable para este tipo de pacientes.

NTX

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.