Mujeres indígenas se capacitan en ciencia en Canadá

Un grupo de 20 mujeres indígenas de Guerrero realizó un verano científico en la Universidad McGill, en Quebec, Canadá, para adquirir mayor conocimiento y herramientas que les permitan desarrollar una carrera científica.

El grupo de mujeres recibió durante un mes clases intensivas de matemáticas, computación, diseño de proyectos e inglés, indicó la directora general de Posgrado e Investigación de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAGro), Berenice Illades Aguiar.

En la actualidad en esta universidad guerrerense alrededor de siete mil estudiantes —es decir, 10 por ciento de su matrícula— son indígenas, dijo la académica una entrevista con la Agencia Informativa del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

“Esta cifra cambia drásticamente cuando se habla de posgrados, ya que solo cuatro por ciento de los estudiantes de posgrado en dicha institución son indígenas y de ese porcentaje —ya de por sí bajo— la mitad corresponde a mujeres indígenas”, manifestó Illades Aguiar.

El problema para que las mujeres indígenas no estudien una licenciatura o un posgrado, es por cuestiones culturales y algunas carencias en su formación académica, expuso la académica.

“Desde su niñez, la mayoría no va a la escuela o cuando mucho termina la primaria y después se dedican a cosas del hogar, además se casan muy jóvenes”, comentó.

Las pocas mujeres indígenas que logran concluir la universidad y que buscan seguir estudiando tienen obstáculos para entrar a una maestría reconocida por el Programa Nacional de Posgrados de Calidad (PNPC) del Conacyt, porque no saben el idioma inglés.

“En el PNPC hay criterios muy estrictos para que los estudiantes puedan entrar a un posgrado y todos los alumnos, sean indígenas o no, deben cumplir con todos los requisitos”, señaló.

Por esta razón, añadió, es importante que el Conacyt haya tenido la sensibilidad y la gran idea de apoyar a las mujeres indígenas para que estén en la misma condición de conocimientos que los demás estudiantes.

“Son personas muy vulnerables tanto por ser mujeres, como por ser indígenas”, manifestó.

A través del Programa de Fortalecimiento Académico para Indígenas, el Conacyt brinda a estas mujeres la oportunidad de vivir un verano científico en otro país, para que adquieran los conocimientos necesarios para postularse de manera satisfactoria a una maestría reconocida por el PNPC.

De las 20 mujeres que asistieron al verano científico en Canadá, 16 ya entraron a la maestría a la que se postularon, en tanto que las otras cuatro están en espera de los resultados.

De estas mujeres, de entre 23 y 39 años, lograron colocarse en maestrías de matemáticas aplicadas, biotecnología, epidemiología y desarrollo sustentable, entre otras, en instituciones académicas como el Centro de Investigación en Matemáticas (Cimat), la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) y el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP).

“Creo que fue muy exitoso el curso, a las mujeres les dejó una gran experiencia porque pudieron conocer otra cultura, otro país y otras lenguas, ya que ninguna de las chicas había salido del país, de hecho solo tres de ellas se habían subido a un avión y varias de ellas ni siquiera habían salido de Guerrero”, indicó Illades Aguiar.

La académica agregó que espera que estas mujeres sirvan de ejemplo en sus comunidades para que otras indígenas se motiven a estudiar una licenciatura y un posgrado.

NTX

Dejar un comentario