Minería y agro, campos para drones mexicanos: 3D Robotics

La naciente industria de los drones tiene en la construcción, la minería, el agro y también en las políticas de migración verdaderas oportunidades para su expansión en México, de ahí que los desarrolladores que ofrezcan estos equipos con mayores atributos, como, por ejemplo, almacenar directamente la información recabada en la nube, serán los que obtengan los mejores beneficios.

A la fecha, menos de una docena de medianas empresas fabricantes de drones son las que se encuentran en el camino de la consolidación para un mercado que pronto demandará de estos aparatos para varios usos y entonces la oferta será limitada, de continuar así el panorama, destacó Guillermo Romero, cofundador de 3D Robotics.

Tras presentarse en la quinta edición de Campus Night, el tijuanense sostuvo que en la minería y en la industria portuaria ya comienzan a requerir estos equipos debido a la naturaleza de cada una. Por ejemplo, explicó, la seguridad que demandan las empresas mineras para sus trabajadores la obliga a buscar alternativas, entre ellas los drones.

En tanto, en el sector portuario y de la construcción, las empresas del ramo comienzan a utilizar drones para conseguir una nueva referencia de la geografía de las bahías, de la profundidad de éstas y de las posibilidades para potenciar un puerto de cabotaje o de altura.

En la agricultura, en la construcción, y también en la migración es necesario el uso de drones y pronto en ésta última, los gobierno estarán utilizando drones para vigilar sus fronteras y la oferta sigue siendo escasa, comentó Guillermo Romero.

Falta además desarrollar y conjuntar los nuevos adelantos en software con los drones. El cloud computing, aplicaciones de virtualización y sistemas operativos más eficaces en su interfaz es lo que necesita esta nueva industria.

“Las oportunidades están apareciendo y la geografía y economía de México ayuda mucho. Hay posibilidades en el campo; en los puertos: al medir la profundidad de las bahías con nuevas técnicas y drones, se puede saber qué tipo de barco puede entrar al puerto. Y México es un país de extensas costas. Y luego están la minería y la construcción, sectores que aportan mucho a la economía y donde pronto puede haber posibilidades para los drones”, comentó el cofundador de 3D Robotics.

“En agricultura, los drones permitirán mejores decisiones para distribuir mejor el agua o los fertilizantes; conocer el estado de los cultivos por medio de imágenes aéreas y sin tanto problema, porque los campos son zonas abiertas y sin espacios urbanos cerca”.

Esas posibilidades no sólo están en el cielo, también la tierra. Guillermo Romero entonces esclareció que los drones no sólo vuelan, sino que andan sobre tierra y el factor que lo diferencia de un simple objeto volador es su capacidad de procesar información.

“Hay oportunidad de cambiar un poco los paradigmas en esos sectores con la tecnología. Drones con acceso a la nube, esa es una oportunidad que hay que desarrollar. Los drones pueden ser la base para un nuevo modelo de emprendimiento”, dijo Guillermo Romero a los asistentes y emprendedores a Campus Night de Campus Party.

En los obstáculos a resolver, es el hecho de que se defina una legislación para el sobrevuelo de los drones que se mueven por aire.

“Hace unos años hubo iniciativa por parte del gobierno para regular el uso de drones, pero era acerca de los dispositivos que había en esa época. Pero ahora éstos han evolucionado y esas reglas pueden no estar vigentes, porque los dispositivos ya no son los mismos y ahora los drones”.

A esta industria falta una regulación a su favor, principalmente en el Distrito Federal, la plaza con mayor tráfico aéreo del país.

“Por ahora, -mientras no haya regulación específica-, es recomendable no volar por las noches; no más allá de nuestra visión y sobre personas y siempre mantener el control del drone”, recomendó Guillermo Romero.

Dejar un comentario