Education

Invertir en educación de los hijos, prioridad de padres mexicanos

El porcentaje de padres de familia en el país que está dispuesto a pagar la educación de sus hijos es mayor a lo que se observa a escala global, toda vez que se ve como la mejor inversión, reveló un estudio dado a conocer por HSBC.

Para asegurar la educación en una escuela privada de un hijo, desde la primaria hasta la universidad, una familia tendría que ahorrar en promedio 18 por ciento de su salario mensual, al menos durante 22 años.

En su informe denominado “El valor de la educación: un trampolín para el éxito”, la institución financiera refiere que 72 por ciento de los padres en México considera que pagar por la educación de sus hijos es una prioridad y la mejor inversión.

Este porcentaje es mayor al observado a escala global, donde 58 por ciento de los padres piensa que la educación de los hijos es el mejor destino de sus recursos.

Los encuestados señalaron que pagar una escuela permitirá a sus hijos tener acceso a instituciones mejor equipadas, así como a grupos de menor tamaño con atención personalizada por parte de los maestros.

En el caso de México, se observó que sólo 23 por ciento de los padres quisiera pagar la educación primaria en escuelas privadas; 35 por ciento pagar la secundaria y 50 por ciento la preparatoria.

En tanto que a escala mundial, los porcentajes son menores, con 18 por ciento de padres que pagaría a sus hijos la educación primaria, 33 por ciento la secundaria y 62 por ciento la preparatoria.

El 89 por ciento de los más de cuatro mil 500 padres de familia encuestados en 15 países quiere que sus hijos acudan a la universidad y en México la cifra se ubica en 99 por ciento.

“Está claro que los padres dan prioridad a la educación de los hijos sobre otras inversiones, por lo que existe una gran presión para comenzar a planear sus finanzas desde etapas tempranas”, expuso la Dirección Global de Banca Patrimonial de HSBC.

Según el estudio, en México sólo 26 por ciento de los entrevistados tiene un plan específico de educación para pagar la escuela de sus hijos, y 5.0 por ciento espera que sus vástagos trabaje medio tiempo para contribuir con esta meta.

De acuerdo con un ejemplo de HSBC México, si una persona comienza a ahorrar desde el nacimiento de su hijo para financiar sus estudios básicos, medios y superiores en instituciones privadas, tendría que destinar 18 por ciento de su ingreso mensual a partir del parto, hasta el momento en que su hijo concluya con su carrera universitaria.

En contraste, si no se tiene una planeación financiera adecuada para pagar por la educación privada de su hijo, el interesado tendría que destinar en promedio 25 por ciento de su salario durante todo el periodo de escolaridad.

“La educación es la llave para adquirir las habilidades necesarias que permiten a las personas competir en el ambiente laboral y mejorar sus oportunidades; por eso, los padres de familia deben planear cómo pagarán esta educación desbalancear sus ingresos”, añade HSBC México.

NTX

Dejar un comentario