Goodyear utiliza los residuos de la cosecha del arroz para hacer neumáticos

Goodyear ha desarrollado una nueva tecnología que utiliza los residuos de la cosecha del arroz para fabricar neumáticos eficientes, al convertir las cenizas de la cascarilla del arroz en sílice, utilizado en los compuestos goma necesarios para esta producción.

La compañía explica en un comunicado que utilizará las cenizas resultantes de la combustión de la cascarilla de arroz para generar electricidad y como fuente ecológica de sílice para sus neumáticos.

Durante los últimos dos años, Goodyear ha probado en su Centro de Innovación el sílice derivado de las cenizas de la cascarilla del arroz y ha descubierto que el resultado en las prestaciones de los neumáticos es igual al obtenido con otras fuentes tradicionales.

Goodyear, añade en la nota, está negociando con diferentes suministradores la compra de sílice proveniente de las cenizas de la cascarilla del arroz con el fin de utilizarlo en la fabricación de sus neumáticos.

“El uso de las cenizas de la cascarilla del arroz proporcionará a Goodyear una fuente alternativa de sílice al tiempo que reducirá la cantidad de residuos de cenizas de arroz en los vertederos” ha declarado Joseph Zekoski, director técnico en funciones de este fabricante.

De acuerdo con la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, cada año se cosechan más de 700 millones de toneladas de arroz en el mundo y la retirada de la cascarilla del arroz se ha convertido en un reto medioambiental.

Como resultado, es frecuente quemar la cascarilla para generar electricidad y así reducir la cantidad de vertidos.

El sílice obtenido en el proceso se mezcla con la goma de las bandas de rodadura de los neumáticos para aumentar la fuerza de la goma y conseguir una resistencia a la rodadura menor y por consiguiente una eficiencia de combustible mejorada.

Su uso puede tener también un impacto positivo en la tracción de los neumáticos en superficies mojadas, concluye el fabricante.

Dejar un comentario