Especialista advierte que desarrollo ha causado extinción de especies

Las consecuencias del desarrollo basado en la economía han provocado un aumento sin precedente en tasas de extinción de especies y ‘en los últimos 100 años se registraron en mayores magnitudes de los que habían ocurrido en toda la historia’, alertó César Augusto Domínguez, director del Instituto de Ecología de la UNAM.

Al participar en el X Congreso Internacional de Arquitectura con Alta Tecnología Bioclimática y Diseño Sustentable. Sustentabilidad de escala, organizado por la Facultad de Arquitectura dijo que se propuso que esta era se conozca como el ‘Antropoceno’, por el impacto global que las actividades humanas tienen sobre ecosistemas.

En su exposición ‘El capital de México, la sostenibilidad y la vinculación de la ciencia con la toma de decisiones’, recordó que existen 17 países megadiversos, 11 de ellos albergan 60 por ciento de las especies que se conocen en el planeta, nuestra nación entre ellos, cuyo territorio aloja entre 10 y 12 por ciento.

Asimismo, a escala global ocupa el segundo lugar en reptiles, tercero en mamíferos, quinto en plantas vasculares y anfibios, y octavo en aves. Sin embargo, forma parte de la lista de naciones con mayor número de especies amenazadas.

Ese problema está relacionado, entre otros aspectos, con la densidad y tasa de crecimiento demográfico, así como con la calidad de la gobernanza, el Producto Interno Bruto (PIB), las pérdidas de bosque, la conversión de áreas naturales, la captura de especies marinas, el uso de fertilizantes y la contaminación.

En un comunicado, destacó que se pronostica que para 2050 la población mundial será de nueve mil millones. ‘Tenemos un incremento desmedido que a nadie beneficia, lo que genera una enorme desigualdad social y una explotación irracional de los recursos naturales’.

El director del Instituto de Ecología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) apuntó que de acuerdo con algunas estimaciones se calcula que para 2030, 60 por ciento de la población mundial vivirá en metrópolis.

Asimismo habrá dos mil millones de personas más que requerirán espacios en ciudades, es decir, el establecimiento de 13 urbes de unos cinco millones cada año, particularmente en las zonas menos desarrolladas del mundo.

‘Requerimos una política basada en el desarrollo sustentable y aquí es importante la contribución de arquitectos, ecólogos, biólogos, sociólogos y economistas, entre otros’, aseveró.

Por ello, planteó la necesidad de fortalecer la investigación científica y la capacitación de recursos humanos, desarrollar alternativas para la producción de alimentos y energía.

Además identificar sitios prioritarios para el mantenimiento de bienes y servicios ambientales, la conservación de ecosistemas y la biodiversidad, así como la planeación territorial para la ubicación de actividades productivas y asentamientos humanos.

NTX

Dejar un comentario