Entra por el oído 75% de la información que recibe el cerebro

El oído es un sentido que nunca descansa pues incluso cuando dormimos está activo, además de que 75 por ciento de la información que el cerebro recibe entra por el oído.

En un comunicado la compañía austriaca fabricante de implantes cocleares (auxiliares auditivos), MED-El indicó que la audición es la vía común para adquirir el lenguaje hablado y algún tipo de pérdida en esta área, tiene como consecuencia trastornos de la voz y dificultades en el uso del lenguaje, lo que conlleva a un retraso en el aprendizaje.

Puede haber también una secuela psicológica que afecte el carácter y las relaciones interpersonales del niño.

Expresó que a un mes de haber iniciado el presente ciclo escolar, los padres deben estar atentos a las condiciones auditivas de sus hijos porque podría ser una de las causas de dificultades en el aprendizaje.

Manifestó que la hipocausia o pérdida auditiva suele pasar desapercibida y por lo regular se confunde con falta de atención o concentración del pequeño.

Expresó que la detección temprana es clave para un desarrollo óptimo porque se puede encontrar una solución adecuada cuanto antes, para asegurar que el niño desarrolle el lenguaje correctamente y se adapte al ritmo de enseñanza con mayor facilidad.

Adriana Martínez, audióloga, otoneuróloga de Electro Audición Avanzada, de MED-EL en México, dijo que un niño tiene dificultad para escuchar cuando no responde si se le llama o se le pide algo, cuando no distingue de donde viene el sonido, al seguir órdenes imita a sus compañeros.

También cuando pregunta frecuentemente qué, al hablar o escribir cambia letras de la palabra y requiere que se le repitan instrucciones, puede ser que el menor tenga problemas de audición.

“Los padres y los maestros deben estar atentos al desempeño del niño dentro del aula y es esencial que sepan reconocer los indicios que un niño muestra cuando tiene dificultad para escuchar correctamente”, subrayó.

Agregó que para detectar la posible pérdida auditiva existen diversos estudios como revisiones audiológicas, emisiones otoacústicas, potenciales evocados auditivos y audiometrías.

La realización de estos exámenes dependerá de la edad del niño, sin embargo durante la etapa escolar es muy importante la visita al especialista, y de confirmarse una deficiencia auditiva existen diversos auxiliares como audífonos, implantes cocleares, implantes de conducción ósea, implantes de oído medio e implantes de estimulación electroacústica que pueden colocarse según sea el grado de daño.

NTX