Detectan misteriosas variaciones térmicas en la Gran Pirámide de Giza

Científicos que buscan cámaras ocultas y otros secretos en las pirámides de Egipto, por primera vez con tecnología de escaneo, detectaron “anomalías térmicas” que podrían indicar “algo escondido” dentro de la Gran Pirámide de Giza.

Las variaciones térmicas fueron detectadas en piedras de la base del enorme poliedro durante una exploración del proyecto internacional “Scan Pyramids”, lanzado a finales de octubre pasado para inspeccionar y entender su arquitectura y diseño interior.

El Ministerio egipcio de Antigüedades dio a conocer en un comunicado el hallazgo de las anomalías y señaló que los científicos tienen varias hipótesis, pero que llevarían a cabo más investigaciones antes de revelarlas.

El equipo de investigadores de Egipto, Canadá, Francia y Japón comenzaron a escanear la estructura interna de cuatro pirámides en Egipto, utilizando tecnología avanzada de infrarrojos y rayos cósmicos.

Observaron una serie de anomalías en las firmas de calor de las pirámides, una “particularmente impresionante” situada en el lado oriental de la pirámide de Khufu (Keops) a nivel del suelo, indicó el ministro de Antigüedades, Mamdouh el-Damat.

“Hay algo como un pequeño pasaje a nivel del suelo que llega a una zona con temperatura diferente, ¿qué habrá detrás de ello?”, se preguntó el-Damat, citado en reportes del periódico local The Cairo Post.

El mapeo térmico de las pirámides utilizando termografía infrarroja está diseñado para identificar cualquier vacío detrás de las paredes de la pirámide como cavidades, cámaras, pasajes o diferentes tipos de materiales de construcción.

La radiografía con rayos cósmicos por su parte detectan estructuras desconocidas en los monumentos antiguos.

La base de la Gran Pirámide de Giza mostró diferencias de temperatura de seis grados entre dos bloques de piedras calizas adyacentes, cuando por lo general la variación oscila entre 0.1 y 0.5 grados.

“Esta anomalía es realmente impresionante y es justo en frente de nosotros, en la planta baja”, dijo Mehdi Tayoubi, fundador del Instituto de Preservación Innovadora de Patrimonios, con sede en París, que conduce el escaneo de las pirámides.

En esta etapa, el equipo de investigación no ha revelado sus hipótesis sobre la anomalía hasta que se realicen más investigaciones, aunque la egiptóloga Beth Ann Judas dijo que el lado oriental de la Gran Pirámide donde se detectó “fue el punto focal de la pirámide”.

En ese lado se encuentran ubicados varios templos y tumbas importantes, así como el Río Nilo, además de que las pirámides tienen una conexión con el aspecto solar y el culto al dios Ra, en la antigua religión egipcia, explicó.

La siguiente etapa de la investigación consistirá en la construcción de modelos y simulaciones térmicas para probar diferentes teorías.

El proyecto de digitalización Pirámides está programada para durar más de un año y contará con la tecnología de infrarrojos de largo plazo en las cuatro pirámides -Keops y Kefrén en Giza, y las pirámides de Bent y Roja en Dahshur-.

NTX