Demandan a Volkswagen en EUA por orquestar fraude antiemisiones

18

Procuradores de tres entidades de Estados Unidos demandaron a la automotriz Volkswagen (VW) por lo que calificaron de fraude orquestado desde los más altos niveles en los dispositivos para reducir las emisiones contaminantes de sus autos.

Presentadas el martes por los procuradores de Nueva York, Maryland y Massachusetts, las demandas sostienen que la automotriz alemana vendió 53 mil vehículos en estas entidades a sabiendas de que emitían emisiones contaminantes que violaban las regulaciones locales.

Destacaron que los ejecutivos de la empresa decidieron dotar a los vehículos contaminantes con “dispositivos defectuosos”, para ocultar el nivel real de las emisiones contaminantes de sus vehículos, así como para intentar encubrir más tarde estas violaciones.

En los documentos indicaron que el esquema de fraude duró más de una década, y que involucró a docenas de ingenieros y ejecutivos, incluido al actual director general de la automotriz, Matthias Müller, que decidió en 2006 dotar a autos de la marca Audi con dispositivos defectuosos.

En un comunicado emitido por su oficina, el procurador general de Nueva York, Eric Schneiderman, afirmó que los ejecutivos de la empresa alemana solo confesaron sobre el esquema fraudulento hasta que investigadores independientes habían reunidos todos los datos para incriminarlos.

“Las demandas argumentan que el intento por encubrir fue orquestado y aprobado desde los más altos niveles de la empresa, incluyendo al antiguo director ejecutivo, Martin Winterkorn”, declaró la oficina de Schneiderman.

Los procuradores señalaron además que las violaciones de VW y sus subsidiarias, Audi y Porsche, en la producción y venta de automóviles que sabían violaban regulaciones ambientales, “tiene pocos paralelos en la historia corporativa”.

Los argumentos presentados por los procuradores desmienten la posición de la automotriz alemana, que había mantenido que los altos ejecutivos de la empresa no tenían conocimiento del dispositivo defectuoso, que es un programa de cómputo que mide las emisiones contaminantes.

Los documentos ante la corte sostienen, sin embargo que los ejecutivos de Volkswagen, Audi y Porsche “tomaron, a sabiendas, la decisión de violar” las leyes de los estados demandantes, “no solo una vez, sino una y otra vez”.

Aseveraron que el dispositivos o programas defectuosos no fueron en un solo modelo, sino seis diferentes versiones, que comenzaron a ser implementadas en autos Audi desde mediados de la década de 2000.

“Estos señalamiento contra VW, Audi y Porsche revelan una cultura de una profundamente arraigada arrogancia corporativa, combinada con un consciente desdén por el estado de derecho y por la protección de la salud pública y el medio ambiente”, fustigó Schneiderman.

Las demandas se acumulan a los problemas que ya enfrenta Volkswagen, que en junio pasado acordó pagar cerca de 15 mil millones de dólares, lo que constituye una cifra récord, para alcanzar arreglos con reguladores y consumidores en Estados Unidos por los dispositivos defectuosos.

Tal suma no incluye las posibles penalizaciones que la empresa pueda pagar por haber violado la ley. En el caso de Nueva York, la empresa podría pagar 500 millones de dólares adicionales.

Asimismo, el Departamento de Justicia de Estados Unidos ha expresado que sigue explorando la posibilidad de abrir una investigación sobre los dispositivos defectuosos de la automotriz alemana.

NTX

Comments

comments

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.