Conacyt expulsa a dos investigadores acusados de plagio

El Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) informó ayer que dos académicos fueron dados de baja del Sistema Nacional de Investigadores (SNI), después de haber sido denunciados por plagio y de haberse realizado un proceso administrativo en el que se confirmó la falta ética de la que fueron acusados. Antes de llegar a la decisión final, el Conacyt solicitó pruebas a las personas que presentaron las acusaciones y otorgó derecho de audiencia y defensa a los señalados.

En un comunicado, Conacyt afirma que “no tolera faltas éticas que ponen en duda la integridad del Sistema Nacional de Investigadores”. Posteriormente detalla que las personas sancionadas son Rodrigo Núñez Arancibia, ex profesor e investigador de la Facultad de Historia en la Universidad Michoacana de San Nicolás Hidalgo (UMSNH); así como Juan Pascual Gay, profesor del Programa de Estudios Literarios de El Colegio de San Luis (Colsan).

El proceso para definir el retiro de la membresía del SNI a Núñez Arancibia y a Pascual Gay tuvo dos fases en las cuales toda la información estuvo reservada: en la primera fase se recibieron las denuncias en Conacyt y se convocó a la Junta de Honor del Sistema Nacional de Investigadores, integrada por cinco miembros distinguidos del SNI, que analizaron los expedientes de las partes acusadoras. En esta etapa se otorgó a los señalados un periodo de diez días hábiles para presentar su defensa.

Una vez escuchadas y analizadas las pruebas de quienes acusaban el plagio y de los inculpados se emitió una recomendación de la Junta de Honor a otro cuerpo colegiado llamado Consejo de Aprobación, que se reunió de manera extraordinaria este lunes 3 de agosto, y ratificó la recomendación de la primera Junta. En ambos casos se aplicó la máxima sanción, que consiste en la Pérdida de Distinción como miembro del SNI y la imposibilidad de reingresar en el SNI hasta por 20 años.

“En ambos casos se aplicó la máxima sanción contemplada en el reglamento. Los dos demandados tuvieron los tiempos necesarios para aprovechar su derecho de audiencia y ambos reconocieron a la Junta su responsabilidad en los hechos denunciados, no dejando ninguna duda al respecto”, indica el comunicado oficial de Conacyt.

COPIAS DESCUBIERTAS. Los plagios que fueron sancionados este lunes fueron denunciados por separado pero transcurrieron rutas parecidas.

En el caso de Rodrigo Núñez Arancibia el problema comenzó a crecer en los meses de mayo y junio. Esta escalada incluyó una carta enviada a la Universidad Michoacana por investigadores de varias universidades de Estados Unidos que participaron en la elaboración del libro Religion in New Spain, el cual fue plagiado por el historiador. Posteriormente se descubrió que su tesis de doctorado en El Colegio de México también había sido plagiada por lo que el 10 de julio se le revocó el título —primer caso en 75 años de la institución—. El 18 de junio la UMSNH dio por terminada su relación laboral con el denunciado.

En el caso de Juan Pascual Gay la denuncia por plagio fue presentada por el escritor y crítico literario Guillermo Sheridan, quien acusó que se había copiado un artículo se su autoría. Este investigador fue cesado de El Colegio de San Luis el 22 de julio.

Fundado en 1984 el SNI es un instrumento que reconoce la labor de las personas dedicadas a producir conocimiento de ciencia y tecnología. Actualmente son miembros del SNI alrededor de 23 mil 300 investigadores. El reconocimiento incluye estímulos económicos cuyo monto varía con el nivel asignado. Para obtener el reconocimiento se realiza una evaluación de parte de otros investigadores, quienes parten del principio de que el evaluado entrega documentos, artículos y tesis originales que ya han sido evaluados por sus propias universidades o por las revistas científicas donde fueron publicados.

NTX

Dejar un comentario