Científicos demandan proteger meteorito de Sinaloa

88

Científicos de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS) impulsan una dinámica de concientización sobre la importancia de conservar en buenas condiciones el meteorito de Bacubirito, que yace en el Centro de Ciencias de Sinaloa.

El investigador Christopher Añorve Solano destacó la importancia al respecto, pues buscan sea reconocido como un Patrimonio Cultural de la Humanidad, propuesta presentada ante la UNESCO en 2013.

El meteorito de Bacubirito es el quinto más grande y el más largo hasta hoy descubierto en el mundo: Mide 4.25 metros y pesa alrededor de 21 toneladas.

Tiene un color plateado y plomizo y se compone de hierro (88.94 por ciento), níquel (6.98 por ciento), cobalto (0.21 por ciento), azufre (0.005 por ciento), fósforo (0.154%) y trazas de galio, iridio y germanio.

La Facultad de Ciencias de la Tierra y el Espacio (FACITE), de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS), realizó un panel de análisis sobre la importancia del meteorito de Bacubirito, que fue hallado en Sinaloa municipio en 1863.

Este cuadro fue integrado por cinco investigadores de esta Facultad, especialistas en este tema, como Antonio Nieto García, Emiliano Terán Bobadilla, Giannina Delle Mese, Alejandro León Espinoza y Christopher Añorve Solano.

Añorve Solano recalcó que su reconocimiento en la UNESCO es un camino largo y, el primer paso, es reubicarlo en un lugar donde esté mejor preservado.

Puntualizó que actualmente se encuentra situado en la explanada del Centro de Ciencias de Sinaloa, expuesto a un sinnúmero de amenazas tanto de la naturaleza como del hombre.

El científico explicó que el meteorito, al estar expuesto al aire libre, puede ser víctima de vandalismo y sufrir la pérdida de algún fragmento.

Dijo que otro problema es que ha estado exhibido a la intemperie por muchos años.

Si bien, agregó, esto beneficia al público, que puede tener contacto directo con él, al estar compuesto mayoritariamente por hierro, sufre un proceso de oxidación que lo ha llevado a perder masa y peso en forma gradual y permanente.

Por este motivo, se han realizado propuestas de rescate y preservación, anotó.

La FACITE se comprometió a realizar las gestiones pertinentes para que el meteorito de Bacubirito sea reubicado en otro lugar donde se le brinden mejores condiciones de preservación.

Una posibilidad es que esté dentro de un edificio donde los factores ambientales, como el sol y la lluvia, no lo dañen y además pueda ser apreciado y estudiado, puntualizó.

Juan Antonio Nieto García destacó que urge a la brevedad posible generar las condiciones para que este meteorito no se deteriore más, “ya que en el panel se llegó a la conclusión de que en esta ciudad tenemos una joya reconocida a nivel internacional”.

Enfatizó que meteoritos en otras partes del mundo, como en Estados Unidos y en Europa, tienen a estas rocas espaciales en áreas muy cuidadas, con vitrinas y controles de temperatura.

Se han construido naves y telescopios para explorar el espacio y entender el origen, “desde esa perspectiva, el valor que adquieren los meteoritos que vienen del espacio, se entiende como un intercambio de información sobre el origen del sistema solar”.

Reiteró que se unirán esfuerzos por parte de la Facultad de Ciencias de la Tierra y el Espacio y de la Facultad de Ciencias Físico-Matemáticas para conservar este tesoro, que tiene un gran valor para las futuras generaciones.

Insistió que este meteorito posee información guardada que puede ayudar a entender el origen del sistema solar.

NTX

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.