Científico mexicano identifica especies de crustáceos cavernícolas

Un investigador de la Universidad de Quintana Roo identificó especies de crustáceos adaptados a cavernas que fueron colectados en República Dominicana, en las islas de Turcos y Caicos, y depositados en la Universidad de Harvard.

En una entrevista con la Agencia Informativa Conacyt, el líder del Laboratorio de Bioespeleología y Carcinología de la Universidad de Quintana Roo, Luis Manuel Mejía Ortiz, comentó que estos camarones son organismos que viven en diversos ambientes: ríos, mares, costas.

Además, dijo el científico, se pueden encontrar en los ecosistemas acuáticos o terrestres, así como en los ambientes de cavernas.

“Existen algunos grupos que desde el mismo trabajo de campo pueden ser identificados, pero en general es necesario revisar bajo el microscopio las distintas estructuras morfológicas y con ayuda de claves taxonómicas para lograr la identificación de cada una de las especies”, comentó.

El especialista mencionó que México cuenta con una superficie muy amplia que puede formar cavernas de manera potencial, por lo que los crustáceos que se adaptan a ellas suman alrededor a 220 especies de diferentes órdenes, familias y géneros.

Dijo que el conocimiento de la biodiversidad subterránea permite plantear estrategias de manejo y conservación, tanto de los hábitats como de los organismos mismos.

Además, agregó, permite la comprensión de las diferentes adaptaciones y estrategias de estos organismos para sobrevivir y también enseña los principios básicos de biología que junto a los estudios que se realizan, se coadyuva a la comprensión de temas de medicina, fisiología, bioquímica.

Durante un taller impartido en la Universidad de Harvard, Mejía Ortiz expuso que identificó muestras de camarones de las especies Agostocaris williamsi, Agostocaris acklinsensis y una posible nueva especie del género Typhlatya.

“Asimismo se revisaron muestras de langostinos del género Macrobrachium colectadas en cuevas de Panamá que pertenecen a especies conocidas en América”, señaló.

Para el investigador mexicano este proyecto de investigación no tiene definidas fronteras, pues el conocimiento es universal y la realización de trabajo científico entre instituciones de diversas nacionalidades se enfoca a producir el conocimiento entre los expertos de diversas partes del mundo.

“En mi laboratorio tenemos organismos similares colectados de sistemas anquihalinos de la península de Yucatán, y trabajar organismos de otras partes del mundo nos permitirá establecer de forma más clara las diferencias en morfología de estos organismos”, dijo.

“Así como comprender las posibles relaciones sistemáticas entre animales de diferentes sitios”, agregó.

Este proyecto es una continuación de un estudio previo similar que realizó Mejía Ortiz con otros investigadores del extranjero, colaboración que permitió aprovechar las capacidades de cada investigador para luego aplicar los resultados en otros estudios similares.

NTX