Cesan a funcionario por disparos en CU

Cesan a funcionario por disparos en CU

Una balacera suscitada el sábado dentro de Ciudad Universitaria (CU) por parte de agentes de la Procuraduría General del Distrito Federa (PGJDF) no ha podido ser clarificada, mientras que estudiantes marcharon en el circuito universitario para pedir la renuncia del rector de la UNAM, José Narro, y demandar a las autoridades capitalinas una explicación por lo que consideraron una violación a la autonomía universitaria.

Este domingo, fueron colocadas vallas de metal en las inmediaciones de la Facultad de Filosofía de la UNAM para impedir el paso de vehículos. También sellaron los accesos al auditorio Che Guevara. Por su parte, elementos de la Secretaría de Seguridad Pública reforzaron la seguridad en los accesos a Ciudad Universitaria, y en las estaciones cercanas del Metrobús. Las corridas de ese transporte fueron resguardadas por elementos policiacos a bordo de camionetas y motocicletas.

Unos 150 jóvenes iniciaron una marcha del Metro Copilco rumbo a la rectoría de la UNAM. Se sumaron más de 1,000, los que consignaban un “¡Fuera Narro!” y repudiaron la presencia de elementos de la Procuraduría General del DF en el campus universitario.

El propósito era definir alguna estrategia para seguir con la protesta por la agresión; sin embargo, hubo divergencias entre los manifestantes, pues algunos optaron por abrir una mesa de discusión, pero un grupo de jóvenes encapuchados exigían pasar sólo a las acciones.

Conocidos como “anarquistas”, muchachos que tapaban su rostro pintaron la entrada principal de la Torre de Rectoría, actitud criticada por otros manifestantes quienes gritaban que la movilización era pacífica. “Esto no es violencia. La violencia es del Estado. Si no les gusta, lárguense”, respondió el grupo de encapuchados.

De acuerdo con la PGJDF, la tarde del sábado, un Oficial Secretario del Ministerio Público, un elemento de la Policía de Investigación y dos peritos debidamente acreditados e identificados, acudieron a realizar una diligencia, en las inmediaciones de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, derivado de una denuncia por robo de teléfono celular perpetrado contra una estudiante al interior de dicha casa de estudios el pasado 12 de noviembre.

“Estos servidores públicos fueron agredidos de forma verbal y física, por un grupo de aproximadamente 20 personas, quienes pretendían retenerlos. El elemento de la Policía de Investigación dijo haber realizado disparos al aire para evitar el ataque, resultando lesionada en el muslo izquierdo, una persona de sexo masculino que se encontraba en el sitio”, según la PGJDF.

Sin embargo, los estudiantes difundieron videos y fotografías donde denuncian una supuesta agresión por parte de los agentes. A través de las redes sociales, estudiantes de la Facultad relataron que aproximadamente a las 12:30 de la tarde del sábado, cuatro personas vestidas de civil se presentaron en un carro gris con placas 982WGE que estacionaron frente a la parada del Pumabús de Filosofía y Letras.

“Se acercaron a sacar fotos y hostigar a compañeros que se encontraban frente al auditorio Che Guevara, de la FFL. Una vez que los compañeros se vieron hostigados les dijeron a estas personas que por qué sacaban fotografías. Al pedirles una explicación y exigirles (que) se fueran y entregaran las fotografías, uno de ellos disparó en contra de los compañeros huyendo armado hacia Insurgentes. Cabe destacar que los otros tres se fueron en un taxi huyendo del lugar. Los compañeros que persiguieron al sujeto armado llegaron a la altura de Insurgentes”, describieron.

Por estos hechos resultó lesionado por arma de fuego en una pierna un estudiante de Historia identificado como Miguel Ángel Ordaz, de 31 años.

Por su parte, Héctor Serrano Cortés, secretario de gobierno del Distrito Federal informó que al policía de Investigación, Luis Javier Aguiñaga Saavedra, quien presuntamente disparó al aire para evitar el ataque, le fueron consignados los delitos de abuso de autoridad y lesiones. Precisó que será enviado al Reclusorio norte. Asimismo, cesó de su cargo al director general de la SSPDF, zona sur, Luis Martín Rodríguez Jiménez, quien será investigado por fallas en aplicar un operativo.

El secretario de Gobierno ofreció una disculpa por los incidentes ocurridos en la UNAM. Informó que se realizará una investigación para deslindar la responsabilidad correspondiente al incendio del vehículo de la PGJDF registrado la noche del sábado cerca de uno de los accesos a Ciudad Universitaria.

El Economista

Dejar un comentario