Cambio climático es el nuevo demonio que amenaza el mundo

África y las pequeñas islas del pacífico tienen su propia voz en la Cumbre Mundial sobre el Cambio Climático, para decirle al mundo que el cambio climático es el nuevo demonio que amenaza la existencia de la humanidad.

El continente negro está expuesto a las sequías, y a las inundaciones, que afectan 70 por ciento de sus tierras agrícolas, una de las bases sustanciales de su desarrollo económico y social.

La delegación africana en la sede La Conferencia de las Partes (COP20) del Acuerdo Marco de las Naciones Unidas para el Cambio Climático, hace presencia con sus autoridades y los delegados de las organizaciones sociales, para mostrarle al mundo que es un continente que también está amenazado por la emisión de gases de efecto invernadero.

Los africanos, en los 10 días que cumple este miércoles la conferencia mundial, están comprometidos -como región afectada con el clima climático- con la mitigación y adaptación al cambio climático, pero sin perder su autonomía y su propia agenda regional.

Las delegaciones del continente negro, encabezadas por Tanzania, demandaron un mayor compromiso de los países desarrollados con el Fondo Verde, que hasta la fecha ha recaudado 10 mil millones de dólares, de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

África desde este foro pidió al mundo desarrollas políticas “ambiciosas y valientes”, para reducir los gases de efecto invernadero y llegar en 2015 a París con unos pre-acuerdos para enfrentar la gran amenaza ambiental que representa el cambio climático.

A las voces de África, se sumó el SOS que las pequeñas islas del pacífico lanzaron en esta conferencia, porque tienen la angustia de sobrevivir como naciones o “morir bajo el mar”.

“No puedo dormir tranquilo todas las noches porque siempre estoy pensando sobre nuestro futuro y pensando que de un momento a otro podemos morir bajo el mar”, fue la voz del primer ministro de la isla del pacífico, Tuvalu, Enele Sopoaga.

Reiteró que para las islas del pacífico el gran reto es cómo sobrevivir a los efectos del cambio climático. “Las islas están en la primera línea de esta tragedia mundial, está en la primera línea de la batalla contra el cambio climático”, dijo.

Sopoaga recordó en el marco de esta conferencia, que la temperatura sube al 2.6 grados y en el futuro puede ser de 4.8 grados, lo que convertiría a las islas y al planeta en “un verdadero infierno”.

“Hay que salvar la tierra (…) hay que salvar a Tuvalu (…) si el mundo salva a Tuvalu (…) Tuvalu salva al mundo”, fue el mensaje que dejó en la sede a la COP 20, donde líderes de todo el mundo buscan fórmulas para enfrentar el nuevo demonio que amenaza la existencia del mundo: El cambio climático.

NTX

Dejar un comentario