Cada año mueren siete millones de personas por males respiratorios

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la contaminación ambiental es responsable de que cada año más de siete millones de personas en el mundo mueran por enfermedades respiratorias.
En México el asma, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica y el cáncer de pulmón están entre las primeras causas de fallecimientos en la población general y se presentan con más frecuencia en fumadores o personas expuestas al humo de leña, tabaco o sustancias tóxicas.

Además, la tala ilegal de árboles, incendios forestales y extensión de la mancha urbana no sólo dañan el medio ambiente, sino que también aumentan la huella de carbono.

En 2008, México emitió 59 millones de toneladas de contaminantes a la atmósfera siendo Monterrey, Nuevo León; Guadalajara, Jalisco; Toluca, Estado de México, y el Distrito Federal, las urbes que con frecuencia exceden los límites permitidos por las normas de protección ambiental.

Esas ciudades generan un gasto superior a los mil 400 millones de pesos anuales por pérdida de productividad y consultas médicas asociadas a la mala calidad del aire.

Para contribuir a mejorar las condiciones ambientales, la farmacéutica Boehringer Ingelheim, en alianza con la asociación Reforestemos México, puso en marcha la iniciativa de largo plazo “Reforestar para respirar”.

Se pretende la reforestación, limpieza y rehabilitación de espacios públicos, así como la generación de empleos y apoyo a comunidades rurales con donaciones en especie.

Uno de los objetivos es plantar 27 mil árboles de distintas especies en todo el país, con los cuales a futuro se calcula capturar casi seis toneladas de emisiones de dióxido de carbono, reduciendo así el efecto invernadero y el calentamiento global.

Una primera acción fue plantar 13 mil 500 pinos endémicos de la especie Montezumae en 13 hectáreas del Nevado de Toluca, ubicadas en el paraje Agua Blanca del Ejido Santa María del Monte, municipio de Zinacantepec.

NTX

Dejar un comentario