Atrasan inicio de cumbre europea por negociaciones sobre Ucrania

El inicio de una cumbre informal de jefes de Estado y Gobierno de la Unión Europea (UE) quedó aplazado hoy por negociaciones en Belarús, dirigidas a buscar una solución al conflicto en el sureste de Ucrania.

La postergación del encuentro, al cual debe asistir el presidente ucraniano, Piotr Poroshenko, fue confirmado por el vocero del Consejo Europeo, Preban Aamann.

El primer ministro italiano, Matteo Renzi, calificó de excelentes los resultados de las conversaciones que se extendieron por más de 15 horas en Minsk con la participación de los máximos dirigentes de Rusia, Francia, Alemania y Ucrania.

De su lado, el jefe de Gobierno finlandés, Alexander Stubb, calificó de gran noticia la tregua pactada en la capital belarusa, pero afirmó que era importante su puesta en práctica.

El presidente ruso, Vladimir Putin, explicó desde Minsk que la extensión de las negociaciones se debió a la negativa del gobierno de Kiev de reunirse con representantes de las autoproclamadas repúblicas de Donetsk y Lugansk.

La avenencia estipula un cese de hostilidades a partir del próximo domingo en algunas zonas de los citados territorios, donde desde abril pasado perecieron cerca de siete mil personas, en su gran mayoría civiles, tras las operaciones de castigo del ejército.

Además, el arreglo prevé la separación por ambas partes de fuerzas, tanto de artillería, como de aviación y otros equipos bélicos, y el intercambio de prisioneros, todo bajo control de la Organización de Seguridad y Cooperación en Europa.

El acuerdo alcanzado en Minsk también estipula el regreso del control por parte del gobierno de Poroshenko de toda la frontera estatal, incluida la de los limites de Donetsk y Lugansk con Rusia, así como el desarme y salida de mercenarios.

La reunión informal de alto nivel de la UE debía escuchar a Poroshenko, al presidente francés, François Hollande; y la canciller federal alemana, Angela Merkel, para conocer detalles de la situación en Ucrania.

Medios de prensa locales recuerdan que tras los sendos referendos de soberanía organizados en marzo de 2014 en Donetsk y Lugansk, Kiev inició una operación militar en el sureste.

Rusia, a favor de una salida pacífica al diferendo, acusó a Occidente de ser responsable de la crisis ucraniana, tras apoyar protestas violentas en Kiev que llevaron al derrocamiento del presidente Viktor Yanukovich, con el apoyo de neofascistas.

Prensa Latina

Dejar un comentario