Alistan prototipo del primer transporte elevado en el DF

La Secretaría de Ciencia, Tecnología e Innovación (Seciti) prevé presentar en noviembre o diciembre el prototipo del primer transporte elevado de la ciudad de México, el cual tuvo un financiamiento de 30 millones de pesos.

El prototipo del Transporte Urbano Elevado Personalizado (TUEP) consiste en un sistema de cabinas o góndolas con capacidad para dos a tres pasajeros por viaje. En conjunto podrían trasladar a 23 millones de personas al año en una línea de cinco kilómetros.

En una entrevista con la Agencia Informativa del Conacyt, el titular de la dependencia local, René Raúl Drucker Colín, indicó que una de las ventajas de este transporte será su costo, que es más barato que el tren ligero, el tren o el Metro.

Se estima que una línea del TUEP de 15 kilómetros, que podría ser de Polanco a Santa Fe, tendría un costo aproximado de mil 600 millones de pesos, 10 veces menos que la inversión que se requeriría si se cubriera la misma distancia en el Metro, afirmó el funcionario.

“El TUEP también ahorra energía, pues el insumo aproximado por cabina es de 300 watts, si lo comparamos con el de un auto de 180 caballos de fuerza, que es de 150 kilowatts, estamos hablando de 500 veces menos energía necesaria”, mencionó por su parte el líder del proyecto Luis Rodolfo Zamorano Morfín.

Explicó que cada cabina tiene su propio sistema integral y autónomo, con motores inteligentes llamados servomotores, que mandan señales a la computadora de la estación, las cuales, a su vez, mandan su señal a un control maestro.

El ingeniero detalló que el pasajero ingresará a la cabina y decidirá su destino, además el viaje, sin paradas ni tiempos de espera en las estaciones, representa una alternativa novedosa de transporte.

El TUEP también permite monitorear cada cabina en tiempo real, por lo que personal del sistema sabrá su posición y para dónde va, así como el “comportamiento de todos los elementos electrónicos de la cabina para prevenir fallas de funcionamiento”, agregó.

De acuerdo con la encuesta Commuter Pain, de la International Business Machines Corp. (IBM), la Ciudad de México es la urbe más congestionada del mundo, con un tiempo que supera las dos horas de traslado para un ciudadano que se desplaza del hogar al trabajo y viceversa.

Santa Fe es ejemplo de ello, pues sólo 35 mil personas viven en la localidad, pero debido a la cantidad de oficinas y corporativos, el corredor Reforma-Santa Fe concentra más de 260 mil viajeros diario, en un lento desfile de trabajadores atrapados en sus autos.

NTX