Vinculan a dos miembros del CJNG por asesinato de estudiantes en Jalisco

39

Los dos integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), que se encuentran detenidos por su presunta participación en el plagio y homicidio de los estudiantes del Centro de Artes Audio Visuales (CAAV), enfrentarán cargos por secuestro agravado.

Los encargados de cuidar la finca en la calle Amapola, en el Rancho LA Cruz de Tonalá, que responden a los nombres de Gerardo “N” y Omar “N”, fueron vinculados a proceso y permanecerán en prisión preventiva por dos años y seis días, antes que un juez de control determine su responsabilidad en el caso; la Fiscalía General adjuntará más medios probatorios, entre los que se cuentan sus declaraciones y su culpabilidad manifiesta, uno por participar en la privación de la libertad de los jóvenes y otro que intervino en la tortura y disolución de los cadáveres.

La dependencia obtuvo ocho órdenes de aprehensión de personas relacionadas con el secuestro y asesinato de Javier Salomón Aceves Gastélum, Marco Ávalos García, y Jesús Daniel García Díaz, quienes de acuerdo con las indagatorias fueron confundidos con integrantes del llamado Cártel del 2 o La Nueva Plaza, grupo delictivo que se separó del CJNG, y le ha provocado pérdidas en lo económico, ya que domina los municipios del oriente del Área Metropolitana de Guadalajara, y se concentra en las colonias Santa Cecilia y San Onofre, donde cuenta con un verdadero ejército de narcomenudistas.

Los estudiantes de cine rodaron, el día de su desaparición, un cortometraje de terror en el caserón conocido como “la Cabaña”, que fue facilitado por la tía de Javier Salomón, Judith Aceves; la finca fue objeto de un operativo en 2015, y se detuvo a una persona llamada Diego o Gabriel Mejía, a quien se le aseguraron armas largas y de alto poder, éste último se encuentra recluido por ese cargo en el Centro de Reinserción Metropolitano de Puente Grande.

Los detenidos reconocen que el día de los hechos, siguieron a los estudiantes hasta el punto en que detuvieron sus carros porque uno de ellos se sobrecalentó, y narraron como los subieron a las camionetas en que circulaban ocho sujetos armados, quienes los llevaron a la casa del Rancho La Cruz, ahí fueron torturados para que dijeran que Diego estaba trabajando de nueva cuenta, y es que sospechaban que había salido de presidio por haber permanecido todo el día en “la Cabaña”.

Los muchachos fueron golpeados hasta que les provocaron la muerte, según las declaraciones de los detenidos, y sus cadáveres fueron disueltos en ácido sulfúrico, que posteriormente se vertió al drenaje.

En el sitio se aseguraron tres tinacos, 56 bidones y ácido sulfúrico, además de algunos vehículos, en uno de ellos encontraron rastros de sangre; en total el personal forense aseguró indicios que refieren al menos 20 perfiles genéticos, y al cruce de información se determina que en dos casos coinciden con el ADN de Daniel y Marco, sin embargo no se ha encontrado alguno que coincida con Javier Salomón.

Al momento, profesores del CAAV piden la participación de peritos externos para dar mayor certeza a las pruebas genéticas, sin embargo, personal de la Fiscalía ha informado que los familiares de los jóvenes pidieron la intervención de un asesor jurídico y un criminalista, a quienes se ha corrido parte de las indagatorias.

El Financiero

Comments

comments

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.