UNAM produce casi 65 mil plantas al año para cubrir demanda interna

La UNAM produce casi 65 mil plantas al año para cubrir la demanda interna, renovación y sustitución de especímenes vegetales en Ciudad Universitaria, los viveros Alto y Bajo, destacó el especialista adscrito al Jardín Botánico, Bonifacio Don Juan Macías.

El académico detalló en un comunicado de la UNAM que el vivero Bajo genera 26 mil 518 árboles, el Alto tres mil 960, además de 10 mil estacas que se producen en los túneles de propagación, de acuerdo a las necesidades y solicitudes.

“Esta producción es suficiente para satisfacer la demanda interna, que contempla la restitución de árboles por sucesión paulatina de ejemplares vetustos.

“Porque mueren debido a plagas o porque caen a consecuencia de fuertes vientos, crecimiento de raíces superficiales o reblandecimiento de suelos (en época de lluvias)”, indicó el especialista de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

En las instalaciones universitarias se producen árboles como sena, ailes, liquidámbar, tejocote, Bursera, salvia, palo loco, hortensia, Echeverria, piracanto, casia azul, agaves, ficus, fresnos y encinos, entre otros, para distribuirlos en diferentes áreas del campus.

En el campus hay gran cantidad de fresnos, especie muy susceptible al ataque de muérdago del género Cladocolea, por lo que Don Juan Macías pide la sustitución paulatina por otras más tolerantes a esta planta parásita.

En la actualidad, México cuenta con 309 viveros que en 12 meses producen 203 millones de plantas de todo tipo, entre las que hay de crecimiento rápido, medio y lento.

Ante esta situación, Don Juan Macías recomendó que al sembrar un árbol se tome en cuenta que sea nativo de la región, para asegurar que sean resistentes a las condiciones ambientales e incidencias de plagas o enfermedades.

Los ejemplares propios sufren menos, incluso sin mantenimiento adecuado, porque están adaptados a las condiciones climatológicas; mientras que los ejemplares exóticos les cuesta trabajo adecuarse y son más susceptibles, detalló.

“Toda planta que se introduce requiere mayores cuidados y, además, desplaza la vegetación nativa”, subrayó.

Dijo que para que un árbol tenga alto porcentaje de sobrevivencia necesita dos elementos primordiales: agua y un buen suelo. “Si se toman en cuenta estas condiciones, va a responder”.

Don Juan Macías remarcó que la gente debe entender que las condiciones de la vegetación en México cambiarán cuando se deje de ver a las plantas como un simple objeto y se consideren como seres vivos.

De ahí que la actuación de instituciones educativas resulte fundamental para entender la importancia de cuidarlas, pues proporcionan alimento, medicina y oxígeno, regulan la temperatura, además de evitar la erosión e inundaciones, entre otros beneficios.

NTX

Dejar un comentario